El maquillaje, la moda y el estilo que están marcando tendencia este 2017 se basan en lo natural, en ser mujeres reales y auténticas; atrás quedaron las modas que nos llevaban a intentar ser quienes no somos, a seguir un prototipo, a que todas tengamos el mismo color de cabello, un alisado perfecto o un maquillaje súper elaborado que en ocasiones parecía una máscara para ocultar cada detalle “imperfecto” de nuestro rostro.

Llegó el momento de mostrarnos como somos, de no saturar nuestra cara con miles de productos que, por cansancio o falta de conocimiento, tal vez ni siquiera retiramos correctamente para dejar respirar la piel.

Nunca debes olvidar que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y por eso debemos cuidarla para poder lucir siempre bellas y saludables.

Por eso, haz este pequeño test:

1. ¿Estás segura que, cuando te desmaquillas, los productos que usas te dejan completamente limpio el rostro?

2. ¿Lavas tu cara con un jabón que no altera el pH de tu piel?

3. ¿Tu limpiador es hipoalergénico y cuidadoso con las partes donde tu piel es más sensible?

4. ¿Le proporcionas a tu cara las vitaminas y ácidos grasos que necesita?

5. Luego de limpiar tu rostro ¿recuerdas hidratarlo?

Si contestaste que no a una o más preguntas, llego el momento de hacer algunos cambios en tu ritual para desmaquillarte. Y ¡tranquila! que existe la forma de darle a tu piel todos esos cuidados, sin gastar más tiempo ni tener que invertir en miles de productos súper costosos, aquí te contamos cómo.

Pero primero, ten en cuenta estos tips que todas debemos conocer:

* Los jabones comunes resecan, maltratan y causan irritaciones en la piel, incluso pueden lastimar las capas dérmicas naturales que la protegen de los daños.

* Debes buscar siempre un jabón con pH neutro, así evitarás que altere o afecte tu pH natural.

* Revisa que tu jabón sea hipoalergénico para impedir que te produzca irritación o pueda maltratar las áreas de la piel que son más sensibles.

* Recuerda que lo más importante para que tu piel se vea radiante parte de una buena hidratación.

Por eso, te recomendamos incluir en tu rutina diaria Dove® en barra, es la mejor forma de darle a tu piel todo lo que necesita. Dove®, más que un jabón es un tratamiento de belleza, es como tener un Spa en tus manos.

Con solo lavar tu rostro con Dove® en barra, eliminarás todas las impurezas, aportarás vitamina E y ácidos grasos como Omega 3 que harán de tu piel más resistente a los daños.

Además, Dove®, tiene pH neutro y ¼ de crema humectante para que tu piel sea más suave, tersa y radiante.

Así de fácil y en un solo paso tendrás una piel limpia, sana y humectada que podrás lucir con mucho orgullo ¡Ya no tienes excusas para mostrar tu belleza natural!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo