mundo

Le quitan la vida a tiros a un joven de 21 años que comía con su familia en un restaurante

El asesino aseguró que había ingerido hongos y que eligió a su víctima al azar.

Un desconocido el propinó cuatro impactos de bala. Le quitan la vida a tiros a un joven de 21 años que comía con su familia en un restaurante.

Las autoridades de EE. UU. dieron información sobre el cruel asesinato de un joven, a manos de un desconocido.

Según los primeros informes que han entregado, un afroamericano fue detenido y acusado de asesinato en segundo grado por la muerte a tiros de un joven de 21 años.

Este fue asediando que cenaba este martes 24 de agosto con su familia al aire libre en la terraza de un restaurante de la popular calle Ocean Drive, en Miami Beach (Florida).

Los hechos se produjeron alrededor de las 18.23 hora local, cuando el presunto asesino, Tamarius Blair David, de 22 años y natural de Georgia, se acercó a una familia que cenaba en la terraza de La Cervecería, en Ocean Drive, y disparó contra Dustin Wakefield, de 21 años y residente en Colorado, recogió el canal Local 10 News.

«Había un tipo sentado en una mesa con toda su familia, niños y todo», dijo un testigo al citado medio.

Detalles del caso.

«Él (David) estaba justo ahí. Y le disparó al tipo como tres veces», agregó, para indicar a continuación que, después de abrir fuego, el asesino se alejó andando de forma errática «mientras parecía celebrar» el crimen perpetrado.

Agentes de la Policía localizaron al sospechoso tratando de abrir una puerta cerrada con una pistola en la mano.

Tras gritarle que soltara el arma, los agentes procedieron a su arresto y a esposarle, momento en que el sospechoso admitió que había sido el autor del crimen y repitió: «Lo hice, lo hice, lo hice», según el medio.

El presunto asesino señaló que había ingerido hongos alucinógenos y elegido la víctima al azar.

La Policía de Miami Beach indicó en las redes sociales que la víctima fue trasladada de urgencia al Jackson Memorial Hospital pero no se pudo hacer nada por salvar su vida.

El sur de Florida, especialmente el condado Miami-Dade, ha enfrentado múltiples tiroteos indiscriminados contra civiles. Esto dejando numerosas detenciones en Miami Beach, ocurridas sobre todo durante el receso primaveral universitario en marzo y abril pasados.

Le quitan la vida a tiros a un joven de 21 años que comía con su familia en un restaurante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos