logo
mundo
/ ARCHIVO - In this booking photo provided by the Ozaukee County Sheriff's Office / ARCHIVO - In this booking photo provided by the Ozaukee County Sheriff's Office
mundo 13/06/2021

Prisión a farmacéutico que dañó cientos de vacunas contra el covid-19

“No tenía derecho a tomar esta decisión”, dijo Steven Brandenburg, que además deberá cumplir una condena de tres años de libertad condicional.

Steven Brandenburg, un farmacéutico de 46 años de Grafton, fue condenado este miércoles por la justicia estadounidense a tres años de cárcel en una prisión federal, otros tres de libertad condicional y el pago de US$83.800 de indemnización a un hospital de Wisconsin, luego de comprobarse que manipuló intencionalmente los viales de la vacuna Moderna contra el covid-19 para arruinar su efectividad.

El caso del profesional causó gran impacto en Estados Unidos a inicios de este año, considerando el alto número de contagios al virus que había en ese tiempo en el país y los argumentos del inculpado, que creía que la vacuna no era segura para las personas.

Prisión a farmacéutico que dañó cientos de vacunas contra el covid-19

En un comunicado emitido por el Departamento de Justicia de los estados Unidos, se informó que en febrero Brandenburg se declaró culpable de dos cargos de “intento de manipular productos de consumo sin considerar el riesgo de que otra persona corra peligro de muerte o sufra lesiones corporales” al ser inoculada con las dosis adulteradas.

El farmacéutico, según reveló la cadena de noticias CNN, retiró intencionalmente las dosis de Moderna de la unidad de refrigeración en dos turnos nocturnos en diciembre del año pasado, una decisión que tomó en la convicción de que dicho laboratorio no presentaba seguridad con su producto para la inmunización de la gente.

Antes de ser descubierto por personal del hospital Aurora Medical Center del grupo Advocate Aurora Helath, 57 pacientes ya habían sido inoculados con las dosis dañadas por Brandenburg. Pese a ello, los empleados de Aurora Medical aseguraron durante el proceso judicial que creían que dichas dosis de la vacuna Moderna eran efectivas pese a que no estaban refrigeradas según los procedimientos habituales.

Antes de recibir el fallo condenatorio, Brandenburg se disculpó ante el juez federal de distrito, Brett Ludwig, por lo que a su juicio fue una decisión equivocada.

“No tenía derecho a tomar esta decisión (…) me siento terrible (…) desesperadamente arrepentido y avergonzado”, señaló, al paso que el centro médico fue lapidario con su delito.

“Siendo la seguridad siempre nuestra principal prioridad, continuamos avanzando después de las acciones despreciables de este individuo. Desde este incidente, nuestro exitoso programa de vacunación ha continuado con más de 700 mil dosis administradas hasta la fecha”.