logo
mundo
mundo 30/04/2021

Glitter trashy en clave Y2K

Es claro que 2000 es 2021 y estas son las piezas más audaces que están en tendencia.

Luz Lancheros, MWN

Los dosmiles fueron la década de la exuberancia pastiche, de los cuerpos sugerentes y de las piezas que desafiaban el gusto más tradicional. Glitter trashy en clave Y2K

Estaban muy de moda las piezas que brillaban, sobre todo en colores pasteles. Estas eran acompañadas con la estética que imperaba con las artistas hip hop y R&B del momento, así como el pop.

Glitter trashy en clave Y2K

Britney, Aaliyah, Missy Elliot, Destiny’s Child mostraban toda esa estética “trashy” en su esplendor.

De esta década, aquella opulenta y casi inentendible –para algunos–, que fue respuesta a ese minimalismo contra la objetificación femenina, ahora los retailers rescatan todo, apelando a la nostalgia para los consumidores ahora más recurrentes, los millennials (aunque también está incluida la generación Z).

Glitter trashy en clave Y2K

Y acá mostramos algunas de las piezas que pudiste criticar… pero que seguramente la generación Y y Z van a comprar. 

Tank top estilo Halston

El rey de los 70 se reinventa con esos metálicos dosmileros entre pasteles que predominaron en los primeros años de la década, con cabellos lisos, bling bling y extremada sensualidad. Lo consigues en DollsKill por 16.66 dólares.

 Bikini escarchado para las más osadas

Las fiestas de Paris Hilton en cualquier escenario o de Carrie Bradshaw en los Hamptons en  2000 nunca se vieron más desenfadadas y exuberantes. Solo que ahora no vienen en talla cero. Puedes conseguir este bikini de ASOS en 10.74 dólares.

Glitter trashy en clave Y2K

Úntate de Glitter con Anastasia

Reviviendo las canciones de Paul Oakenfold y Moby con su hit “Porcelain”, recuerda cómo brillar (así sea en casa o ya en pos pandemia) con un glitter violeta para tu cuerpo, párpados y labios de fácil absorción que puedes conseguir en Sephora por 15 dólares

Sandalias metálicas rosa statement

Pueden parecer para niñas, pero este modelo imitación Birkenstock de Chiara Ferragni muestra esa feminidad casi infantil que predominó en esa década (no olviden los mini Fendi, los mini collares y el maquillaje plateado y cuasi inocentón). Y eso las hace toda una declaración al combinarlas con atuendos mucho más convencionales (o no).  Las consigues en Farfetch por 1758 dólares.

Cinturón Bratz

Las muñecas Bratz inauguraron un nuevo epítome de feminidad que hoy domina las redes sociales: labios gruesos, maquillaje recargado, pelos lisos, pómulos marcados. Su popularidad precisamente se dio en esta década y hay muchos productos para homenajearlas, como este cinturón que se vende en DollsKill en 28 dólares.