logo
mundo

Aida Luz Careaga Durán, una profesora de la localidad de Tupiza, Bolivia, invirtió parte de su sueldo en medidas de bioseguridad para que sus alumnos asistan a clase en medio de la pandemia de covid-19, como muestran las imágenes grabadas el jueves.

¿Qué diferencia hay entre IQOS y los vapeadores?

La maestra, que lleva 16 años ejerciendo, cree que las clases virtuales no dan los mismos resultados que las presenciales, y por ello decidió destinar parte de su salario a la instalación de cubículos protectores en los pupitres del aula donde da sus clases.

“Cuando estábamos con las clases virtuales el año pasado no había ese apoyo”, explicó Aida Luz Careaga Durán, y añadió que “no hay apoyo en la casa” ni “medios para que ellos puedan utilizar [internet] y tomar clases virtuales”.

Los cubículos están hechos de madera y nylon, al ser este un material más accesible y menos peligroso que el vidrio, pero que cumple con las medidas sanitarias necesarias para proteger a cada uno de sus estudiantes.

Lo más visto en Publimetro TV: