Con éxito nació bebé que duró 4 meses en el vientre de su madre con muerte cerebral

Pasó 117 días dentro de su mamá.

Por EFE- Publimetro Colombia

Los médicos la mantuvieron viva de manera artificial hasta que parió. Con éxito nació bebé que duró 4 meses en el vientre de su madre.

Según los médicos que llevaron el caso, el proceso fue todo un éxito, ya que lograron dar a luz a un bebé, luego de que estuviera 117 días en el vientre de su madre, quien tuvo muerte cerebral.

La bebé nació por cesárea el pasado 15 de agosto, en el Hospital Facultativo de Brno. Los médicos expresaron en una nota que "lo más destacado es la duración de la hospitalización y, consiguientemente, el tamaño y madurez alcanzados por el feto, que llevó a superar los 2 kilogramos, lo que es único".

La madre de la niña fue hospitalizada el 21 de abril del presente año por una hemorragia cerebral causada por un malformación genética, y también tenía 16 semanas de embarazo.

El mismo día que ingresó al hospital, se le diagnosticó muerte cerebral. Los médicos decidieron mantenerla viva artificialmente para poder gestionar el proceso de parto.

Eliska, como se llama la bebé, nació pesando 2,130 kilos y midió unos 42 centímetros de altura.

Eva, la madre nacida en República Checa, falleció a los 27 años por una malformación arteriovenosa, según el informe médico.

Una de las claves antes del parto, fue supervisar con bastante atención la actividad pulmonar de la mujer y el flujo de alimento hacía la bebé.

"Este caso es muy raro y entrará en los anales de la medicina mundial. Y confirma la gran fuerza de la vida humana naciente", declaró Pavel Ventruba, jefe del Departamento de Ginecología y Maternidad del hospital.

El caso generó mucha solidaridad con el padre de la recién nacida. Se logró hacer una campaña donde se recolectaron fondos para ayudar al papá con la manutención. El hombre es policía de profesión en la localidad de Trebic, al sureste de la República Checa.

Por el estado delicado en que se encontraba la madre, los médicos tuvieron que que combatir cuatro brotes infecciosos, los cuales fueron controlados y no tuvieron incidencias en Eliska.

Los médicos y familiares se encargaron de crear situaciones de embarazo normal con la madre. Le cantaban canciones infantiles, le acariciaban la barriga, e incluso le leían cuentos, todo con el fin de hacer el proceso más fácil y real.

MÁS NOTICIAS DEL MUNDO AQUÍ

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo