Bebé que tenía una "segunda cabeza" fue operado tras ser enterrado vivo

El menor fue operado de un tumor que pesaba unos 20 kilos.

Por Publimetro Chile

Su padre lo había enterrado vivo asustado por las desgracias que podría traer a su familia. Pero lo rescataron y gracias a una cirugía le devolvieron la posibilidad de vivir.

Así de complejo fue el inicio de la vida de un bebé en India debido a una extraña malformación en su craneo que simulaba una cabeza extra.

Los cirujanos a cargo del cuidado del bebé, que aún no ha recibido un nombre. Detallaron que el pequeño nació en la localidad de Cachemira, con una segunda cabeza saliendo de su primera.

Sobre su estado de salud, los especialistas detallaron -según reproduce el diario inglés Daily Mail– que la anomalía en el cráneo del bebé estaba llena de materia cerebral disfuncional. 

Producto de la extraña situación el padre se asustó, rechazó a su hijo y decidió enterrarlo vivo.

El rescate se produjo luego que un excavador de tumbas sintiera un movimiento extraño en el terreno y al acercarse, escuchara los ahogados llantos de un bebé. El hombre dio la alerta, lo que permitió desenterrar al pequeño y llevarlo de urgencia a un recinto asistencial.

Estado actual

Tras las primeras horas de atención, el caso fue asumido por un grupo de neurocirujanos del Instituto de Ciencias Médicas Sher-i-Kashmi; liderado por el doctor Abdul Rashid Bat, quienes finalmente removieron el tumor de 4,6 libras (unos 20 kilos).

"El niño de 40 días nació con una anomalía en la cabeza la que fue inaceptable para su familia. Por lo que intentaron enterrarlo vivo", detalló el especialista.

"El servicio de policía de Cachemira lo salvó y lo ingresó al hospital. Su estado era sumamente crítico, por lo que inicialmente fue admitido en el intensivo neonatal", agregó el doctor Bat.

Sobre el tumor, el médico sostuvo que se trataba de un encefalocele occipital gigante, malformación que ocurre en uno de cada 5 mil nacimientos, cuando parte del cráneo no se ha formado correctamente y una porción de tejido cerebral se forma en una protuberancia en forma de saco fuera de él.

En el caso del  bebé enterrado vivo, acotó, el crecimiento fue tres veces el tamaño de la cabeza normal.

"La operación tenía como objetivo separar el cerebro anormal disfuncional del cerebro normal junto con la piel", dijo.

El procedimiento quirúrgico tardó  tres horas; y de acuerdo a los médicos fue exitosa, por lo que ahora se monitorea la salud del pequeño, para su futura recuperación.

Bebé que tenía una "segunda cabeza" fue operado tras ser enterrado vivo.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo