Caso de niña que sobrevive a una ameba come cerebros impacta a la comunidad médica

El 97% de los afectados por la enfermedad fallece.

Por Publimetro Chile

Una niña de tan solo 10 años ha logrado sobrevivir a la Naegleria fowleri, más conocida como la “ameba come cerebros”. Caso de niña que sobrevive a una ameba come cerebros impacta a la comunidad médica

Según indica El País, “el caso ha provocado estupor entre médicos y responsables sanitarios”, ya que la menor contrajo la enfermedad en una piscina pública climatizada de la provincia de Toledo.

La Naegleria fowleri, que causa la meningoencefalitis amebiana primaria, es un parásito típico de aguas dulces templadas y estancadas, y la alberca en que se “contagió” la menor cumplía con todos “los niveles de cloro y temperatura considerados seguros”.

La pequeña ingresó a un hospital de Toledo en el mes de marzo con “dolor intenso de cabeza, fiebre y rigidez de cuello” y tras muchos exámenes lograron identificar la enfermedad.

Los doctores aplicaron el tratamiento que se ha entregado generalmente en el pequeño número de casos documentados y no se descarta que la menor pueda sufrir efectos secundarios, por lo que sigue bajo estricto control.

El caso de la niña de 10 años es el primero de la “ameba come cerebros” registrado en España y el director general de Salud Pública de la Junta de Castilla-La Mancha reconoció que el diagnóstico fue “una sorpresa mayúscula”, puntualiza el medio español.

Caso de niña que sobrevive a una ameba come cerebros impacta a la comunidad médica

A inicios de mes, otro caso de la “ameba come cerebros” había alertado al mundo científico luego de la muerte de Fabrizio Stabile, un joven de 29 años de Nueva Jersey.

Stabile había visitado un parque acuático en Texas donde habría “adquirido” el parásito, y tras regresar de sus vacaciones sintió un terrible dolor de cabeza y murió unos días después.

Además, en el mes de febrero un niño de 8 años se transformó en la primera víctima fatal de la Naegleria fowleri en Argentina, al contagiarse al interior de la laguna Mar Chiquita en la localidad bonaerense de general Andrés.

Las frías estadísticas indican que sólo una docena de personas ha sobrevivido a la “ameba come cerebros” en todo el mundo y que el 97% de los afectados por la enfermedad pierde la vida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo