En este pueblo abusan de las bebés para hacer magia negra

La historia es macabra, tenebrosa y eriza los pelos:

Por Natalia Martinez

Una preocupante práctica tiene totalmente asustadas e impactadas a todas los organizaciones sin ánimo de Lucro que están ubicadas en la República Democrática del Congo, ubicado en el continente africano.

Una banda delicuencial de 18 hombres, liderados por un político del sector, violan a bebés de 10 meses, y a niñas hasta los 11 años para bañarse en su sangre y así obtener ciertos "poderes mágicos".

El pueblo es Kavumu, una comunidad muy pobre que está muy alejada de la urbanidad. Las casas son chozas en donde viven familias muy numerosas de madres con hasta 11 hijos.

Según la periodista Lauren Wolf, quien dio a conocer la situación a  nivel mundial, los casos se han intensificado en los últimos cuatro años en donde se han registrado más de 50 casos de violación de niñas muy pequeñas.

Las investigadoras aseguran que los hombres hacen esto como un acto de dominio, primero, para infundir terror y mantener el dominio de la comunidad, que muchas veces es extorsionada por ellos y en segundo lugar, para poder obtener poderes de la sangre de las menores, pues en el país, en donde sienten que la brujería y la magia lo son todo.

Según la creencia popular, la sangre sexual de las menores cura el VIH, los protege para que las balas no los toquen y además, les dan poderes sobrenaturales para poder escabullirse de sus enemigos y haría que le llegaran más trabajos.

La terrible situación la viven las menores que son raptadas de sus hogares en las noches y en donde, al parecer, usan sustancias para dormir a las menores y a sus hermanos para violarlas entre todos en campos desiertos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo