EEUU trabaja con China para detener a Corea del Norte

El gobierno de Trump sigue pidiendo que el país asiático se desnuclearice.

Por EFE

Estados Unidos trabaja con sus aliados internacionales y con el Gobierno chino para acabar con las provocaciones de Corea del Norte, que hoy volvió a hacer un ensayo, aunque fallido, del lanzamiento de un misil.

"Estamos trabajando junto a nuestros aliados y socios, y con los líderes chinos, para elaborar una gama de opciones" que estén listas si el régimen norcoreano persiste en su "patrón desestabilizador y provocador" y se niega a "desnucleanizarse", dijo hoy el asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, H.R. McMaster.

"Creo que hay un consenso internacional ahora, incluidos los líderes chinos, en que esta situación simplemente no puede continuar", afirmó en declaraciones a la cadena estadounidense ABC desde Kabul (Afganistán), adonde llegó hoy para tratar la situación de ese país en materia de seguridad.

McMaster defendió que "hay realmente un consenso entre el presidente (Trump) y aliados claves en la región -Japón y Corea del Sur en particular pero también los líderes chinos- de que este problema está llegando a una etapa crucial".

Por eso, dijo, "es el momento de que emprendamos todas las acciones que podamos, salvo la opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente".

Así, en las "próximas semanas, meses", McMaster cree que habrá "una gran oportunidad para todos" de "emprender acciones excepto el conflicto armado, de manera que pueda evitarse lo peor".

Preguntado por si la opción militar sigue sobre la mesa, el asesor respondió: "todas nuestras opciones están sobre la mesa, en proceso de mejora y de desarrollo más a fondo".

Según el asesor, Trump ha encargado a su gabinete que le proporcione "opciones" que estén listas si el régimen norcoreano "se niega a desnuclearizarse", que es el "objetivo aceptado tanto por Estados Unidos como por los líderes chinos, así como por los aliados en la región".

"Vamos a confiar en nuestros aliados como siempre hacemos, pero también vamos a tener que confiar en los líderes chinos. Quiero decir, Corea del Norte es muy vulnerable a la presión de los chinos, el 80 por ciento de su comercio procede de China", indicó McMaster.

"El presidente (Trump) ha dejado claro que no aceptará que Estados Unidos y sus aliados y socios en la región estén bajo la amenaza de este régimen hostil con armas nucleares", agregó.

En enero, el líder norcoreano, Kim Jong-un, aseguró que su país ultima el desarrollo de un ICBM que pueda alcanzar EE.UU. y Pyongyang exhibió el sábado, durante el desfile militar para celebrar el cumpleaños del fundador del régimen y abuelo de Kim, unos supuestos nuevos misiles de este tipo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo