Las provocaciones no conducirán a nada a los palestinos, dice Lieberman

Por Publimetro Colombia

Jerusalén, 31 dic (EFE).- El ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, se congratuló hoy del rechazo del Consejo de Seguridad de la ONU a una resolución palestina para poner fin a la ocupación de Israel hasta 2017, que cayó esta madrugada por la falta de un solo voto.

“Las provocaciones no conducirán a la ANP (Autoridad Nacional Palestina) a ningún logro”, dijo el ministro horas después de que los palestinos no lograsen los nueve votos necesarios para hacer pasar su resolución.

El Consejo rechazó la propuesta con los votos a favor de Francia, Rusia, China, Argentina, Chile, Chad, Jordania y Luxemburgo, mientras que en contra votaron Estados Unidos -que en cualquier caso la hubiese vetado- y Australia.

Sin embargo, fueron las abstenciones de Gran Bretaña, Corea del Sur, Lituania, Ruanda y Nigeria las que impidieron de los palestinos una victoria simbólica, de haber conseguido superar la barrera de nueve votos a favor.

En las que son las primeras reacciones israelíes a la votación, también el ministro de Defensa, Moshé Yaalón, ha calificado de “provocación” la iniciativa palestina en la ONU, que establecía un proceso por fases para la consecución de un Estado independiente.

“La ANP no está interesada en negociaciones directas sino en provocaciones”, se lamentó hoy el ministro de Defensa a medios locales.

Israel se opuso a la propuesta desde el principio por considerar que se trataba de una medida unilateral palestina, y rechazó cualquier posibilidad de solucionar el conflicto fuera de negociaciones entre las partes.

El texto final de la resolución exigía, entre otras cosas, la búsqueda de una solución negociada en el plazo de un año y la retirada israelí de los territorios palestinos antes de fines de 2017.

Estados Unidos, que estos últimos días describió ese calendario como “arbitrario”, ya había anunciado previamente que no estaba de acuerdo y se esperaba que, en caso de que fuera aprobada, la vetaría.

Jerusalén, 31 dic (EFE).- La Fiscalía Militar de Israel investiga unas grabaciones de radio entre sus fuerzas durante la guerra de Gaza que arrojan luz sobre el llamado “Viernes negro”, en el que 70 palestinos murieron en un masivo bombardeo israelí para impedir la captura de uno de sus militares, informa hoy la prensa.

Los sucesos se refieren a la cadena de hechos que el 1 de agosto de este año tiraron abajo un acuerdo de alto el fuego en medio de la guerra, y que comenzó con un tiroteo en el que murieron dos soldados israelíes y un tercero fue capturado por hombres de Hamás en la zona de Rafah, en el sur de la franja.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que se investiga el ataque masivo por tierra y aire sin que la población civil palestina recibiera ninguna advertencia, como lo exige el derecho internacional y la normativa militar israelí, informa el diario “Yediot Aharonot”.

Los hechos ocurrieron con la captura del militar israelí Hadar Goldin después de entrar en vigor la tregua, y la reacción de las fuerzas en el terreno para impedir su secuestro según el llamado “protocolo Aníbal”.

La grabación, procedente de las comunicaciones por radio del Ejército, fueron dadas a conocer ayer por la edición digital del mismo diario, y de ellas se desprende la sospecha de que la Brigada Guivati, a cargo del frente en el sur de Gaza durante la guerra, recurrió a un uso excesivo de la fuerza.

Tres altos oficiales de la brigada, entre ellos su comandante en jefe, Ofer Winter, podría ser investigados por el incumplimiento de normas militares, aunque el caso está aún en fase preliminar.

Los tres sospechosos alegan que la normativa autoriza el uso casi ilimitado de la fuerza para impedir que el enemigo capture con vida a un soldado israelí, dado el alto precio que su devolución supone después.

“Estoy tranquilo con las órdenes que di. El fuego aplicado era proporcional. Cuando te secuestran a un soldado hay que recurrir a todos los medios al alcance de uno, incluso a costa del precio que se cobre”, dijo uno de los involucrados mes y medio después de los sucesos.

El militar israelí capturado fue introducido en un túnel por sus captures, y mientras la fuerza en el terreno se adentraba en el subterráneo para rescatarle, en la superficie toda la zona era sometida a un severo bombardeo por la artillería y la Fuerza Aérea, que causaron 70 muertos palestinos y cientos de heridos civiles.

En definitiva, los soldados sólo pudieron recuperar pruebas de que el soldado había muerto, y su cadáver, o partes de él, siguen hasta el día de hoy en poder del movimiento islamista Hamás, junto con el de otro militar.

En la guerra de Gaza entre julio y agosto murieron unos 2.200 palestinos y 70 israelíes, y tanto Israel como Hamás han sido acusados por los principales organismos y ongés de derechos humanos de haber violado el derecho de guerra con crímenes de guerra que deben ser investigados.

Jerusalén, 31 dic (EFE).- Una familia palestina del sur de Hebrón denunció hoy que su vivienda fue objeto la pasada madrugada, mientras dormía, de un ataque de colonos judíos que lanzaron al interior un cóctel molotov.

El suceso, del que da cuenta la agencia oficial Wafa y que es investigado por la Policía israelí, ocurrió la pasada madrugada en la aldea al-Dairat, en el sur de Cisjordania.

Según un miembro de la familia Adara, a eso de las 4.00 de la madrugada locales (1.00 GMT) los atacantes rompieron unas de las ventanas y lanzaron al interior un cóctel incendiario que provocó fuego en el salón de la casa, mientras los diez miembros de la familia dormían en un piso superior.

“Afortunadamente nadie estaba en el salón”, dijo a la edición digital del diario israelí “Yediot Aharonot” uno de los vecinos de la aldea, que acusó a dos colonos de haber perpetrado el ataque.

“Antes del amanecer distinguieron a dos colonos que pararon su coche junto a la carretera y corrieron hacia uno de los edificios. Escribieron algo rápidamente en la pared y al mismo tiempo lanzaron el coctel incendiario. No los pudimos capturar porque estábamos ocupados con el incendio”, aseguró.

En la fachada del edificio los atacantes dejaron una pintada en la que se puede leer en hebreo la palabra “Venganza”, una inscripción frecuente en otros ataques contra propiedad palestina perpetrados por radicales judíos residentes en los territorios ocupados.

Por su parte, el jefe del vecino consejo de los asentamientos judíos de Har Hebrón, Yohai Damari, pidió prudencia a la hora de culpar a los colonos de todas los males que ocurren a los palestinos.

“Propongo a todos esperar a que termine la investigación y aprender de los errores del pasado, cuando colonos fueron acusados de todo tipo de destrozos y daños y, al final, la investigación probaba que se trataba de algo que no ocurrió”, declaró.

El alcalde se refería al incendio que recientemente se registró en una mezquita del norte de Cisjordania, del que se acusó a colonos judíos pero que resultó ser producto de un cortocircuito.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo