Los yihadistas llegan a las puertas de una base militar en el noreste de Siria

Por Publimetro Colombia

Beirut, 5 dic (EFE).- El grupo radical Estado Islámico (EI) ha llegado a las puertas del aeropuerto militar de Deir al Zur, en manos del régimen, tras tomar hoy el control total del vecino pueblo de Al Yafra, en el noreste de Siria, informaron activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que de esta manera las tropas gubernamentales apostadas en la base castrense han quedado completamente rodeadas por los yihadistas.

La ONG afirmó que al menos 27 miembros del EI y treinta efectivos del régimen han fallecido en los combates desde ayer, cuando comenzó el asalto de los extremistas a la base.

El activista de la opositora Red Sham Mohamed al Jalif dijo a Efe por internet que la localidad de Al Yafra está considerada la puerta de entrada al aeropuerto, ya que limita con él por el suroeste, y en ella se encuentran las viviendas de los soldados que defienden la base.

Al Jalif agregó que en los últimos días las fuerzas gubernamentales han cavado trincheras en el lado este y sur del lugar.

En paralelo, el EI ha lanzado un ataque contra los barrios orientales de la ciudad de Deir al Zur, en cuyo extrarradio se ubica Al Yafra.

El EI proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, donde ha conquistado partes del norte y el centro de ambos países.

En julio se hizo con el control casi total de la provincia de Deir al Zur, excepto de algunos distritos de su capital homónima y el aeropuerto, en manos de las autoridades sirias.

Bruselas, 5 dic (EFE).- El coordinador europeo antiterrorista, Gilles De Kerchove, dijo hoy que los Veintiocho deben combatir de forma más rápida y ambiciosa el fenómeno de los “combatientes extranjeros”, europeos que se suman a las filas yihadistas en países en conflicto como Irak y Siria y regresan a la UE radicalizados.

“Tenemos que actuar más rápido y ser más ambiciosos en la respuesta”, reconoció De Kerchove a su llegada al Consejo de ministros europeos de Interior que se celebra hoy en Bruselas.

Los Veintiocho mantendrán hoy un debate para evaluar en qué punto se encuentran las medidas que acordaron desarrollar para combatir el yihadismo en la UE.

De Kerchove aseguró que los trabajos avanzan en materia de prevención de la radicalización y en la detección de viajes sospechosos, así como en la respuesta legal a este fenómeno y en materia de refuerzo del compromiso con países de origen de los Balcanes Occidentales y del norte de África, además de con Siria e Irak.

Según el coordinador antiterrorista el objetivo de impulsar la colaboración con estos estados es “ayudarles a ser más resistentes y prevenir y hacer frente al fenómeno”.

De Kerchove explicó que el otro mensaje que transmitirá hoy a los ministros es que el flujo de ciudadanos comunitarios que abandonan la UE para combatir en zonas en conflicto no ha dejado de crecer ni tampoco su presencia en las redes sociales.

Por este motivo, va a animar a los países a seguir trabajando en aspectos como la comprobación de documentos de viaje en frontera y el control de personas a las que las evaluaciones de riesgo señalen como sospechosas.

El coordinador pedirá también que se haga mejor uso de las herramientas que ya están disponibles dentro de Eurojust y Europol, y hará especial hincapié en que se aumente el compromiso con el norte de África, en especial con Egipto, Túnez y Marruecos, y con Jordania y Líbano.

La UE acordó en junio de 2013 desarrollar una serie de medidas para combatir este fenómeno que se centran precisamente en los aspectos citados por De Kerchove: la prevención y el intercambio de información, la detección de desplazamientos, la respuesta judicial a este problema y la cooperación con terceros países.

Tras el ataque el pasado mayo en el Museo Judío de Bruselas, en el que murieron cuatro personas por los disparos efectuados por un individuo que respondía al perfil de “combatiente extranjero”, los Estados miembros se han comprometido a agilizar la aplicación de esas medidas y a reflexionar sobre qué más se puede hacer para detener esta amenaza.

Según De Kerchove, más de 3.000 ciudadanos europeos han abandonado el territorio comunitario para sumarse a las filas yihadistas en Siria o están dispuestos a hacerlo.

Bruselas, 5 dic (EFE).- El secretario de Estado español de Seguridad, Francisco Martínez, se mostró hoy a favor de que los estados de la Unión Europea modifiquen su legislación para dar “una respuesta penal adecuada” al fenómeno de los combatientes extranjeros, europeos que se suman a las filas yihadistas en países en conflicto como Irak y Siria y regresan radicalizados.

Martínez animó a que los socios comunitarios adapten la legislación, sobre todo la penal y de investigación criminal, a esta amenaza que ya ha supuesto el desplazamiento de más de 3.000 ciudadanos comunitarios a áreas en conflicto, en el marco de un Consejo de Ministros de Interior de la UE que se celebra hoy en Bruselas.

Según el secretario de estado, el objetivo es “que seamos capaces de tener la respuesta penal adecuada”, y dijo que por este motivo España está en proceso de reforma de su ordenamiento jurídico para adaptarlo a esas amenazas.

Los ministros europeos de los 10 países más afectados, entre los que figuran España, Francia y Bélgica, mantuvieron una reunión esta mañana al margen del Consejo para evaluar la situación y analizar los pasos que ya ha dado cada país y las medidas que pueden poner en marcha de manera conjunta.

Martínez apuntó a varios elementos que podrían ser útiles para combatir el fenómeno, como desarrollar mecanismos para detectar el movimiento de combatientes extranjeros.

“La medida más importante es tener información y cruzar esos datos”, continuó, al tiempo que animó a seguir trabajando también desde el punto de vista preventivo para detener la cadena de radicalización.

“Tenemos que actuar más rápido y ser más ambiciosos en la respuesta”, dijo hoy a los Veintiocho el coordinador europeo antiterrorista, Gilles De Kerchove.

De Kerchove aseguró que los trabajos en los países avanzan, pero al mismo tiempo también aumenta el flujo de ciudadanos comunitarios que abandonan la UE para combatir en zonas en conflicto.

Por este motivo, pide a los países a sigan trabajando en aspectos como la comprobación de documentos de viaje en frontera y el control de personas a las que las evaluaciones de riesgo señalen como sospechosas.

El coordinador propuso también que se haga mejor uso de las herramientas que ya están disponibles dentro de Eurojust y Europol, e hizo especial hincapié en que se aumente el compromiso con el norte de África, en especial con Egipto, Túnez y Marruecos, y con Jordania y Líbano.

La Comisión Europea, por su parte, aseguró ayer jueves que estudiará la posibilidad de introducir una directiva sobre este problema, una idea que defendió el coordinador antiterrorista.

La UE acordó en junio de 2013 desarrollar una serie de medidas para combatir este fenómeno que se centran en la prevención y el intercambio de información, la detección de desplazamientos, la respuesta judicial a este problema y la cooperación con terceros países.

Tras el ataque el pasado mayo en el Museo Judío de Bruselas, en el que murieron cuatro personas por los disparos efectuados por un individuo que respondía al perfil de “combatiente extranjero”, los miembros de la UE se han comprometido a agilizar la aplicación de esas medidas y a reflexionar sobre qué más se puede hacer para detener esta amenaza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo