Mali pide al Consejo de Seguridad el despliegue de una fuerza de reacción rápida

Por Publimetro Colombia

Bamako, 8 oct (EFE).- El ministro maliense de Asuntos Exteriores, Abdoulaye Diop, pidió hoy al Consejo de Seguridad de la ONU el despliegue en el norte de Mali de una fuerza de reacción rápida.

Durante una conferencia celebrada en Bamako, el responsable maliense afirmó que esta fuerza se crearía específicamente para prevenir los ataques terroristas como los perpetrados en los últimos días en esa zona.

El anuncio se produce después de que el presidente maliense, Ibrahim Bubakar Keita, y el secretario general adjunto de la ONU encargado de las operaciones de mantenimiento de la paz, el francés Hervé Ladsous, se reuniesen ayer para analizar la situación en materia de seguridad en Mali.

Durante la reunión, tanto Keita como Ladsous hicieron hincapié en los repetidos ataques contra los cascos azules de la ONU en Mali que ya han causado 30 muertos y 65 heridos desde la creación en abril de 2013 de la Misión de paz de la ONU en el norte de Mali (Minusma).

Los dos dirigentes calificaron la situación de “muy preocupante, por lo que es necesario que se encuentren soluciones adecuadas para dar una mayor seguridad a las tropas de paz de la ONU en el terreno”.

Ladsous destacó que para luchar eficazmente contra los ataques terroristas es necesario que la Minusma alcance rápidamente el número de efectivos fijados por el Consejo de Seguridad de la ONU (actualmente hay desplegados 9.298 de los 12.640 soldados autorizados), así como completar los equipos de las tropas con detectores de explosivos.

Precisamente ayer un casco azul senegalés murió en un ataque perpetrado con siete cohetes contra el cuartel de la Minusma en la provincia de Kidal, en el norte del país.

El ataque tuvo lugar horas después de que se celebrara en Bamako un homenaje a los nueve cascos azules nigerinos asesinados la semana pasada en el norte del país en una emboscada, en lo que supuso el golpe más grave contra la Minusma desde su creación en 2013.

Hoy el Gobierno de Mali deploró en un comunicado el ataque en Kidal y aseguró que el objetivo fue “sembrar el miedo y el desorden en el seno de la Minusma”.

Además, añadió que el ataque está relacionado con “los avances” en las negociaciones de paz celebradas a finales del mes pasado en Argel entre el Gobierno maliense y varios grupos rebeldes tuareg para poner fin al conflicto en el norte de Mali, dando a entender implícitamente que el ataque tendría que ver con discrepancias territoriales y no con la reorganización de los yihadistas.

Los atentados contra las fuerzas de la ONU desplegadas en el norte de Mali se han multiplicado en los últimos meses, donde grupos radicales islámicos y terroristas se hicieron a mediados de 2012 con el control de las provincias de Gao, Tumbuctu y Kidal, antes de ser desalojados de la zona en enero de 2013 por una fuerza dirigida por Francia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo