Terminan las sesiones de alto nivel de la Asamblea General de la ONU

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 30 sep (EFE).- Con una última intervención del representante de Cabo Verde, la Asamblea General de la ONU cerró hoy las sesiones de alto nivel que comenzaron el pasado miércoles y en las que participaron 123 jefes de Estado y de Gobierno.

El 69 período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU había empezado el 16 de septiembre, pero no fue hasta ocho días después cuando comenzaron a desfilar los gobernantes y decenas de ministros que tomaron la tribuna estos días.

Como es norma para este tipo de debates, en las primeras jornadas participaron jefes de Estado y de Gobierno, y posteriormente el nivel fue decreciendo, hasta llegar al final con una representación limitada a los jefes de las misiones ante la ONU.

El llamado debate general de la ONU fue abierto por la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, seguida por el de EE.UU., Barack Obama, precedidos ambos por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y por el presidente de la Asamblea General, el ugandés Sam Kutesa.

Hoy, en la última jornada, el último país que llevó sus posiciones a la tribuna de la ONU fue Cabo Verde, que estuvo representado por el jefe de misión en Naciones Unidas, Fernando Wahnon.

Aunque el protocolo pedía a los participantes que limitaran su discurso a 15 minutos, han sido pocos los que han cumplido ese deseo, al margen del nivel de su representación.

Hoy, por ejemplo, el viceministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Leonardo Arízaga, habló durante 36 minutos, por encima de los 23 minutos que dedicó Roussef al dar comienzo a las exposiciones de los gobernantes de todo el mundo.

Al igual que ha ocurrido en las jornadas precedentes, en las intervenciones de hoy se han pedido reformas en la ONU, especialmente en el Consejo de Seguridad, para terminar con los privilegios que tienen las principales potencias mundiales.

“Ante los retos que enfrentamos se hace cada día más imperativo una reforma profunda de Naciones Unidas y en particular del Consejo de Seguridad”, afirmó hoy el ministro de Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos López.

Pidió que el consejo, el principal órgano en la toma de decisiones de la ONU, “de acuerdo con las realidades actuales, pueda contar con la voz y los votos de los países en desarrollo en las categorías de miembros permanentes y no permanentes”.

El Consejo de Seguridad está integrado por quince países, de los cuales diez son rotatorios y los otros cinco son permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido) y además cuentan con derecho de veto.

También llevó el tema a la tribuna de la ONU el viceministro ecuatoriano, quien dijo que su país “apunta a democratizar” el Consejo de Seguridad.

Según Arízaga, el Consejo de Seguridad “debería estar integrado por bloques, a fin de encontrar un equilibrio y asegurar la representatividad y el principio de igualdad de los Estados”.

Como todos los años, las sesiones de alto nivel de la Asamblea General sirvieron para numerosas reuniones bilaterales o multilaterales, en las que se analizaron los temas de la agenda internacional que más preocupaciones general.

El miércoles pasado, la concurrencia de gobernantes sirvió para celebrar una reunión del Consejo de Seguridad, en su máximo nivel de autoridad, para analizar específicamente medidas contra el reclutamiento de extranjeros en las filas de los grupos yihadistas.

Pero la presencia de personalidades de alto nivel sirvió para analizar monográficamente temas como el ébola, la situación en Libia y las operaciones internacionales de paz, entre otros, aparte de ideas para reformar el Consejo de Seguridad.

Y el 23 de septiembre, en la víspera de que comenzaran la comparecencia de gobernantes ante la Asamblea General de la ONU, más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno se reunieron para analizar la alarma mundial por el calentamiento global.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo