Comienza la recta final del juicio al exlíder serbobosnio Karadzic en el TPIY

Por Publimetro Colombia

La Haya, 29 sep (EFE).- La última fase del juicio al exlíder serbobosnio Radovan Karadzic en el Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia (TPIY) comenzó hoy con los alegatos finales de la Fiscalía, que ya ha adelantado que pide que el acusado sea condenado a cadena perpetua por crímenes de guerra y lesa humanidad.

“Hoy podemos decir que el ataque fue directo y deliberado contra la comunidad musulmana”, señaló el fiscal Alan Tieger en sus comentarios iniciales.

El fiscal señaló que las pruebas existentes “demuestran la intención genocida” del acusado, al tiempo que señaló “la devastación de las comunidades bosnia y croata” que se produjo como resultado y subrayó que hubo “un intento de acabar con esas comunidades”.

“Los testimonios de testigos y documentos con los que contamos demuestran claramente los propósitos militares de destrucción sistemática de la comunidad musulmana y sus planes de limpieza étnica”, añadió.

Durante su juicio, Karadzic ha intentado probar que la matanza de Srebrenica fue responsabilidad del exlíder militar serbobosnio Ratko Mladic (que también juzga el mismo tribunal) y no suya.

En este sentido Karadzic ha declarado en numerosas ocasiones que sus tareas no eran militares y que las decisiones de este tipo correspondían a Mladic.

Sin embargo las conclusiones presentadas este lunes por la Fiscalía demuestran la existencia de “un plan con objetivos estratégicos militares” que negarían esta parte de la defensa.

“Existen pruebas evidentes de órdenes criminales realizadas por Karadzic en relación a la matanza de Srebrenica. A pesar de la presión de las organizaciones internacionales y la opinión pública internacional”, señaló el fiscal, que precisó que Karadzic era conocedor de la situación.

“Los alegatos de la defensa son insostenibles e incluso ridículos”, dijo el fiscal Tieger, que recordó que “numerosos documentos, declaraciones y conversaciones que Karadzic mantuvo con los municipios demuestran las intenciones claras de dominación serbia”, así como de “la existencia de un plan criminal contra musulmanes, croatas y serbios”.

La Fiscalía también dijo que “existen pruebas que demuestran el conocimiento de Karadzic de la intervención de unidades paramilitares, como es el caso de Los tigres de Arkan”, que formaron parte de la destrucción de áreas musulmanas así como la matanza de civiles.

El grupo paramilitar “Los Tigres de Arkan”, que con posterioridad se convirtió en la mafia serbia “Clan Zemun”, se dio a conocer durante las guerras de los Balcanes por su crueldad.

Su líder Zeljko Raznatovic, alias “Arkan”, era un mafioso acusado de crímenes de guerra que fue asesinado en un hotel de Belgrado en 2000.

“A pesar de que la defensa justifique estos documentos y declaraciones como respuesta a la anarquía y caos imperante, hoy todo el mundo sabe que no es cierto y que responden a un plan criminal”, subrayó Tieger en una de sus intervenciones.

Karadzic, presente en el juicio, escuchó la descripción de los hechos violentos ocurridos durante la guerra de Bosnia con gesto serio.

Una vez que la Fiscalía concluya la presentación de sus argumentos, está previsto que Karadzic, que decidió defenderse a sí mismo, responda el miércoles.

Los jueces del TPIY se retirarán después para decidir el veredicto y una sentencia, que podría tardar meses en darse a conocer.

Karadzic fue capturado el 21 de julio de 2008 cerca de Belgrado, doce años después de que el TPIY ordenara su detención, y pocos días después fue transferido a La Haya.

Está acusado de cometer crímenes de guerra y lesa humanidad en la guerra de Bosnia (1992-1995), como la matanza de Srebrenica, en la que fueron asesinados unos 8.000 varones musulmanes de diferentes edades, o el asedio a Sarajevo, en el que murieron 12.000 civiles.

La Fiscalía hizo público el pasado viernes un documento en el que incidía en que la cadena perpetua “sería la única sentencia apropiada” para el exlíder serbobosnio.

La guerra de Bosnia, que comenzó en 1992 tras la desintegración de la antigua Yugoslavia y se prolongó durante tres años, causó unos 100.000 muertos y más de dos millones de desplazados, según datos de la ONU.

María López Fontanals

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo