Juncker diseña su equipo de comisarios tras la elección de la jefa de la diplomacia de la CE

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 31 ago (EFE).- El presidente electo de la CE, Jean-Claude Juncker, comienza a partir de hoy a diseñar su colegio de comisarios sobre la base de las ideas que tiene en mente, una tarea que resulta más fácil ahora que se conoce el nombre de la jefa de la diplomacia europea, pero que le llevará aún algo de tiempo.

El ex primer ministro de Luxemburgo tiene “tres o cuatro” modelos en la cabeza sobre cómo podría ser el equipo de comisarios que dirigirá durante los próximos cinco años, dijeron a Efe fuentes próximas a Juncker.

El luxemburgués prevé dar a conocer su colegio en día 9 o el 10 de septiembre, según las mismas fuentes.

A partir del nombramiento de la italiana Federica Mogherini como jefa de la diplomacia europea, cargo que va aparejado al de vicepresidenta de la Comisión Europea (CE), el político democristiano puede repartir las carteras a los candidatos propuestos las capitales con “plena autonomía”.

España, con el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete como candidato, aspira a una cartera con peso, pero la posibilidad de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, asuma en verano de 2015 la presidencia del Eurogrupo, así como sus polémicos comentarios sobre la “superioridad” intelectual masculina, podrían perjudicar sus intereses.

“El candidato es Arias Cañete y nada más que Arias Cañete”, subrayaron esta sábado fuentes del Gobierno español.

La configuración de la Comisión que presidirá Juncker estará marcada por la falta de mujeres candidatas a comisaria europea.

En contra de su deseo de contar con un “número suficiente” de representantes femeninas, solo cuatro gobiernos (Suecia, Bulgaria, Italia y República Checa) han postulado mujeres como única opción y un quinto, Eslovenia ha ofrecido a Juncker dos nombres femeninos y uno masculino.

Bélgica, el único país que falta por postular a un candidato, podría optar por la democristiana Marianne Thyssen.

La CE que presidirá el luxemburgués corre así el peligro de retroceder a la década de los noventa en equilibrio de género.

Juncker, que pretende que su colegio pueda comenzar a funcionar el 1 de noviembre, ha insistido ante varios jefes de Estado y de Gobierno en la necesidad de que envíen una mujer a Bruselas, y si su reclamo no surte efecto, tratará de “compensar esta falta de equilibrio de género en el reparto de carteras”, según ha dicho.

Si no logra nuevas candidatas, “las comisarias tendrán muy buenas posibilidades de conseguir una importante o una vicepresidencia, actuando como mi adjunta”, ha indicado el luxemburgués.

Si esto logra satisfacer al Parlamento Europeo (PE) está por ver. De momento los socialdemócratas como los liberales y los Verdes han advertido a Juncker y a los países de que tumbarán cualquier Comisión que no tenga al menos nueve mujeres, el mismo número que el actual Ejecutivo comunitario.

El reparto de carteras es un delicado juego de poder en el que incluyen otras cuestiones como el peso económico de los países, los equilibrios geográficos y la idoneidad de los candidatos.

Algunos expertos han sugerido organizar el colegio en “clusters”, es decir, agrupar las carteras en áreas temáticas supervisadas por unos comisarios sénior que tengan un mayor poder que el resto.

Pero Juncker “no es muy amigo de esta idea”, según dijo a Efe uno de sus colaboradores, y está estudiando la posibilidad de nombrar vicepresidentes sin una cartera específica que velarán por que los “dossier” importantes se saquen adelante.

Los aspirantes deben contar con el respaldo de la Eurocámara, que les “examinará”, en principio, entre del 22 de septiembre al 5 de octubre en una serie de audiencias públicas en las comisiones parlamentarias competentes y luego tendrá que dar su visto bueno en bloque al nuevo Ejecutivo en sesión plenaria.

La oposición de los eurodiputados tumbó en el pasado las candidaturas de la búlgara Rumiana Jeleva, a la que se acusó de falta de transparencia en su declaración de intereses, y del italiano Rocco Buttiglione, por su rechazo expreso a la homosexualidad.

Los candidatos contarán con uno o dos funcionarios europeos a su entera disposición para preparar las audiencias ante la Eurocámara y podrán utilizar oficinas en el edificio Charlemagne de la Comisión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo