La inseguridad y la división política sobrevuelan las elecciones iraquíes

Por Publimetro Colombia

Bagdad, 29 abr (EFE).- La amenaza terrorista y la división política están marcando los comicios legislativos iraquíes de mañana, a los que están llamados más de 20 millones de votantes para elegir el tercer Parlamento de Irak desde la caída del régimen de Sadam Husein, en 2003.

La seguridad es el desafío inmediato que afrontan estas elecciones, pese a los grandes preparativos de la Policía y del Ejército, que lanzaron planes especiales e instalaron puestos de control en diferentes ciudades del país, sobre todo en Bagdad, para abortar cualquier amenaza terrorista.

Según pudo constatar Efe, las calles de la capital, que se encuentran casi vacías de peatones y vehículos civiles, están tomadas por el Ejército y diferentes cuerpos de seguridad.

Asimismo, varias tiendas, restaurantes y cafés optaron por cerrar sus puertas, incluso en el acomodado barrio de Al Yaderiya, conocido por su vitalidad comercial y frecuentado por los bagdadíes.

“Los iraquíes queremos seguridad”, dijo a Efe Iskandar al Hudal, un vecino de este barrio donde vive una población mixta suní y chií, que añadió que pueden “aguantar sin trabajo y sin vivienda, pero no sin seguridad”.

Las autoridades de la Aviación Civil de Irak anunciaron hoy que han cerrado todos los aeropuertos no militares del país desde la medianoche de ayer hasta las 18.00 hora local (15.00 GMT) del miércoles.

Los servicios de seguridad de Bagdad anunciaron asimismo que los accesos y salidas de la capital estarán cerrados a partir de las 22.00 hora local de hoy (19.00 GMT), y señalaron también que se prohibirá desde la misma hora y hasta el fin de la votación, la circulación de vehículos en la ciudad.

Además, los servicios de seguridad bloquearon desde hace días las calles que llevan a los colegios electorales, con un gran dispositivo policial y militar y, en varias ocasiones, incluso con fuerzas especiales.

Pese a las precauciones, al menos 26 uniformados iraquíes murieron y 90 resultaron heridos en ataques perpetrados ayer contra diferentes centros electorales, en la jornada de votación anticipada para miembros de la Policía y el Ejército en estas elecciones legislativas.

Si la seguridad es el centro de las preocupaciones de los ciudadanos iraquíes, los políticos están preocupados a su vez por el futuro del reparto de poder entre las distintas coaliciones, sobre todo entre las chiíes y suníes.

Ayer, durante su última intervención de campaña electoral, el primer ministro saliente, Nuri Al Maliki, cuya coalición chií Estado de Derecho parte como favorita en los comicios, precisó en una entrevista difundida por la televisión estatal Al Iraquiya, que apuesta por “un Gobierno que se apoye en una mayoría parlamentaria”.

Esa postura anuncia el fin de la idea del Gobierno de unidad nacional, que se basó en el denominado acuerdo de Erbil firmado en 2012 en esa ciudad septentrional por las coaliciones iraquíes, y que estipula, entre otras medidas, la división sectaria de las instituciones del Estado, incluido el Ejecutivo.

La coalición Estado de Derecho y su principal rival, la alianza laica Al Iraqiya, dirigida por el exprimer ministro Eyad Alaui, se presentan a estos comicios de manera fragmentada, con el objetivo de aprovechar los privilegios de la nueva ley electoral, que favorece más a los grupos políticos menores.

Los principales bloques que se presentan en nombre de Al Iraqiya, como Al Wataniya, Mutahidun o Al Iraquiya al Arabiya, señalaron que tienen la intención de unirse entre ellos para intentar formar el próximo Gobierno.

Por otra parte, los votantes, por primera vez en la historia de Irak, utilizarán tarjetas electorales electrónicas y su identidad será verificada con un lector de huellas digitales.

Según la comisión electoral, estos dispositivos electrónicos evitarán la falsificación, proporcionarán de forma rápida el porcentaje de la participación e impedirán la prórroga ilegal de la jornada electoral, porque su sistema está programado para bloquearse en la hora establecida por la comisión.

Estas elecciones serán seguidas por 1.057 observadores internacionales, la mayoría de ellos miembros de las delegaciones diplomáticas instaladas en Bagdad, además de 97.939 observadores locales, según datos de la comisión electoral.

Asimismo, un total de 2.361 periodistas locales cubrirán este sufragio, junto a otros 1.155 corresponsales, la gran mayoría de ellos iraquíes, que trabajan para un centenar de medios extranjeros.

Bagdad, 29 abr (EFE).- Irak celebrará mañana, miércoles, sus cuartas elecciones legislativas de la era post-Sadam con un aumento de la violencia y el avance de grupos yihadista.

Esta son las fechas clave del proceso democrático iraquí:

– 30 enero 2005: Primeras elecciones libres tras la caída de Sadam Husein. Los resultados oficiales dieron la mayoría absoluta a la alianza chií conocida como “lista Sistani”, al lograr 140 de 275 escaños.

En segundo lugar se situó la lista kurda, con 75 escaños, mientras que la alianza que encabezaba el primer ministro saliente, el chií Iyad Alaui, logró 40 escaños.

Los suníes, que representan el 30 por ciento de la población, boicotearon esos comicios.

El Parlamento surgido de los comicios encargó la redacción de una nueva Carta Magna.

– 7 abril 2005: El líder kurdo Yalal Talabani fue elegido nuevo presidente de Irak y el chií Ibrahim Al Yafari, primer ministro de un gobierno de coalición de chiíes y kurdos.

– 15 octubre 2005: Referéndum constitucional. Un 78 por ciento de los votantes se decantó por el “sí”, mientras que el 21 por ciento restante optó por el rechazado.

– 15 diciembre 2005: La Alianza Unida Iraquí (AUI), agrupación chií confesional, fue la fuerza más votada en las elecciones parlamentarias al lograr 128 de los 275 escaños. La Alianza Kurda se alzó con 53 escaños

Los suníes, que en esta ocasión sí votaron, se agruparon en torno al Frente del Acuerdo Nacional de Irak, que consiguió 44 escaños y fue la tercera fuerza del Parlamento.

– 22 abril 2006: El kurdo Yalal Talabani y el chií Yauad Al Maliki son elegidos presidente y primer ministro del país, respectivamente.

– 7 marzo 2010: Elecciones parlamentarias. La alianza Al Iraqiya (La Iraquí), del ex primer ministro Iyad Alaui, logró 91 de los 325 diputados del Parlamento unicameral, mientras que la coalición Estado de Derecho, del primer ministro, Nuri Al Maliki, obtuvo 89 escaños. La participación fue del 62 por ciento y con escasa afluencia de los suníes.

– 1 junio 2010: El Tribunal Supremo Federal de Irak ratifica los resultados de las parlamentarias. En los meses precedentes habían sido puestos en duda por varios grupos.

– 21 diciembre 2010: El Parlamento aprueba el nuevo Gobierno liderado por el reelegido primer ministro Nuri al Maliki, lo que pone fin a nueve meses de vacío gubernamental.

– 7-18 diciembre 2011: Retirada del grueso de las tropas de EEUU.

– 27 junio 2012: El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, convoca elecciones legislativas anticipadas para resolver la crisis, sin precisar una fecha de celebración.

– 1 noviembre 2013: Al Maliki y el presidente de EEUU, Barack Obama, acuerdan en Washington un frente común contra Al Qaeda.

– 14 noviembre 2013: El Parlamento aprueba que las nuevas elecciones generales se celebren el 30 de abril del próximo año.

– 15 abril 2014: Cierre de la cárcel de Abu Graib, situada en un suburbio de Bagdad, ante los avances yihadistas.

– 30 abril 2014: Fecha prevista de los comicios legislativos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo