Los derechos humanos seguirán fuera del mandato de la misión ONU en el Sahara

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 29 abr (EFE).- La supervisión de los derechos humanos continuará un año más fuera del mandato de la misión de las Naciones Unidas en el Sahara Occidental (Minurso), prorrogada hoy hasta el 30 abril de 2015 por el Consejo de Seguridad de la ONU.

La resolución aprobada por unanimidad por el máximo órgano de decisión de la ONU subraya “la importancia de mejorar la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental y en los campamentos de Tinduf”, pero no incluye medidas para su control por parte de la Minurso, tal como habían reclamado organizaciones internacionales.

En su lugar, alienta “a las partes a que colaboren con la comunidad internacional para formular y aplicar medidas independientes y creíbles que aseguren el pleno respeto de los derechos humanos”.

La cuestión de la supervisión de los derechos humanos por parte de la Minurso lleva años sobrevolando cada prórroga de la misión, pero Marruecos, que tradicionalmente cuenta con el respaldo de Francia como miembro permanente del Consejo, siempre se ha opuesto a la medida.

Hace un año Washington propuso dotar a la misión de esa capacidad, pero la idea no prosperó y este año ni siquiera se planteó en el borrador que llegó al Consejo, presentado conjuntamente por Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y España, países que integran el llamado Grupo de Amigos del Sahara Occidental, antigua colonia española.

En su último informe, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, había señalado la necesidad de tener una “vigilancia de los derechos humanos sostenida, independiente e imparcial” en el Sahara Occidental.

El informe llevó a Marruecos a poner en marcha una gran campaña diplomática para neutralizar la iniciativa e incluso, según confirmó hoy el embajador ante la ONU, Omar Hilale, a considerar pedir la salida de la Minurso del Sahara Occidental.

Hilale aseguró que el Gobierno marroquí se quejó ante Ban y subrayó que el Secretariado General debe mostrar “neutralidad, profesionalismo y ser equidistante”, al tiempo que recordó que la Minurso no es la única misión de Naciones Unidas que no supervisa los derechos humanos.

El informe de Ban sí había gustado al movimiento independentista Frente Polisario, pues además de plantear la cuestión de los derechos humanos incluía advertencias sobre la explotación de los recursos naturales de la zona, otra reclamación habitual de esa organización.

Hoy, sin embargo, el Polisario lamentó en un comunicado que la Minurso continúe “como la única misión de mantenimiento de la paz de la ONU establecida desde 1978 que no tiene mandato para vigilar e informar sobre la situación de los derechos humanos sobre el terreno”.

“Esto a pesar de que hay claras pruebas de violaciones serias y sistemáticas de los derechos humanos por parte de Marrueco”, añadió en su reacción el representante de la organización ante Naciones Unidas, Ahmed Bujari.

Según Bujari, esta “anomalía” de la Minurso “permite a Marruecos continuar oprimiendo a la población en el territorio ocupado” y “mina la credibilidad de Naciones Unidas”.

Fuera de este apartado, tanto el Polisario como Marruecos se declararon satisfechos con la postura del Consejo sobre las vías para resolver el conflicto.

El texto apoya el proceso de negociaciones que se ha llevado a cabo durante los últimos años y pide a las partes que avancen para llevarlas a buen puerto.

El Consejo de Seguridad “exhorta a las partes a que sigan dando muestras de voluntad política y trabajen en una atmósfera propicia para el diálogo a fin de iniciar una fase más intensiva y sustantiva de las negociaciones”.

Desde 2007 y bajo los auspicios de Naciones Unidas, el Frente Polisario y Marruecos han mantenido varias reuniones para intentar encontrar una salida al conflicto que se remonta a 1975, tras la descolonización española del Sahara Occidental.

Rabat propone una amplia autonomía para este territorio, a cambio de que se mantenga bajo el paraguas del Estado marroquí, mientras que el Frente Polisario exige la celebración de un referéndum de autodeterminación en el que se pueda elegir libremente la opción de la independencia del pueblo saharaui.

Rabat, 29 abr (EFE).- El Gobierno de Marruecos mostró hoy su satisfacción por la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU para extender un año más la misión de Naciones Unidas en el Sahara Occidental (Minurso) sin ampliar sus competencias en derechos humanos.

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores, la resolución “valida la pertinencia del proceso emprendido por Marruecos en el marco del proceso nacional de reformas sobre el conjunto de su territorio, incluidas las provincias del sur”, denominación que recibe el Sahara en Marruecos.

El departamento explica que el enfoque marroquí de la cuestión consiste en reforzar las instituciones oficiales de derechos humanos y la “interacción positiva con los procedimientos especiales de la ONU”, en referencia a las visitas de relatores específicos de Naciones Unidas en materia de derechos.

“Es en este contexto preciso y sobre esta base exclusivamente -advierte- que Marruecos continuará cooperando y comprometiéndose en un proceso dirigido por la ONU para llegar a una solución política definitiva (…) en el marco de la soberanía marroquí”.

Con esta frase, Rabat alerta de que su cooperación puede cesar si cambian de algún modo los parámetros de la ONU en el territorio, en clara referencia a un eventual nuevo intento de dotar a la Minurso de competencias en la vigilancia de los derechos humanos.

En esta misma lógica, el ministerio se felicita de que los miembros del Consejo, que votaron la resolución por unanimidad, “se hayan desmarcado claramente de las recomendaciones peligrosas, las insinuaciones provocadoras y los enfoques parciales contenidos en el último informe del secretario general” de la ONU, Ban Ki-moon.

En aquel informe preliminar de principios de abril, Ban apoyaba “un mecanismo duradero, independiente e imparcial” de vigilancia de los derechos humanos en el Sahara, uno de los pocos territorios donde la misión de Naciones Unidas no tiene competencias en ese ámbito, pese a la petición de una de las partes, el Frente Polisario.

Como sucedió el año pasado con una propuesta parecida de Estados Unidos, Marruecos movilizó a toda su diplomacia, especialmente a la de los países “amigos” (Francia y España, ante todo), para conseguir neutralizar la propuesta de Ban, lo que finalmente logró.

También como el año pasado, Marruecos se sale con la suya, al menos a medio plazo, pero no puede evitar un detalle, y es situar la cuestión de los derechos humanos en el centro del debate casi a diario en lo que respecta al Sahara Occidental.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo