El presidente de China inicia una visita oficial a Bélgica y UE de tres días

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 30 mar (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, llegó hoy a Bélgica acompañado de su esposa, Peng Liyuan, para iniciar una visita de Estado de tres días al país y a las sedes de la Unión Europea (UE), donde ha sido recibido con honores en el aeropuerto de Bruselas por el primer ministro belga, Elio Di Rupo.

Bélgica es la última parada de una gira por Europa que también ha llevado a Xi a Holanda, Francia y Alemania, y que culminará con la primera visita de un jefe de Estado chino al seno de la UE.

El presidente chino, que fue escoltado en el espacio aéreo belga por dos aviones F-16, ha sido recibido en una ceremonia oficial frente al Palacio Real de Bruselas por el rey Felipe y la reina Matilde de Bélgica, acompañada de marchas militares y un centenar de miembros de la escolta real a caballo.

Tras este recibimiento, Xi acudió al monumento al Soldado Desconocido para rendir allí un homenaje.

A continuación, Xi se desplazará al parque zoológico Pairi Daiza (sur del país) donde inaugurará, acompañado de los reyes belgas, el pabellón que acoge a los dos pandas gigantes prestados a finales de febrero pasado por un periodo de 15 años por Pekín a Bélgica.

Está previsto que Xi rinda visita mañana a las instituciones de la UE y que se entreviste con los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el Parlamento Europeo, Martin Schulz.

Después, se reunirá con el presidente de la Cámara de diputados belga, André Flahaut, y con Di Rupo en el Palacio de Egmont, con quien firmará una serie de acuerdos bilaterales entre China y Bélgica, antes de asistir a una cena de gala en el Palacio de Laeken, residencia oficial de los monarcas.

Para el martes, último día de su visita a Bélgica, el presidente chino tiene previsto visitar la fábrica de Volvo en Gante -adquirida en 2010 por la firma china Geely a la estadounidense Ford- y, a continuación, pronunciar un discurso en el Colegio de Europa en Brujas sobre las relaciones entre China y la UE antes de almorzar con los reyes.

Berlín, 30 mar (EFE).- El presidente de China, Xi Jinping, terminó hoy su primera visita de Estado a Alemania, en la que además de entrevistarse con la canciller, Angela Merkel, ha mantenido reuniones de marcado carácter económico.

El avión presidencial partió del aeropuerto de Düsseldorf (oeste) con destino a Bruselas, donde Xi proseguirá su gira europea, que inició con la cumbre de naciones con capacidad nuclear en La Haya a principios de semana.

En Düsseldorf, donde Pekín tiene previsto abrir su cuarto consulado en suelo alemán, el presidente chino y una nutrida delegación de empresarios de su país participaron en un encuentro económico al que también asistió el vicecanciller alemán y ministro de Economía y Energía, Sigmar Gabriel.

Xi aseguró en su intervención ante este foro que China no pretende emular el modelo de crecimiento de los países industrializados, “porque este viejo camino llevaría al límite no sólo a China, sino a todo el planeta”.

China debe “encontrar un camino de desarrollo sostenible, aun cuando esto suponga crecer más despacio”, aseguró el presidente de la segunda mayor economía del mundo.

El sábado Xi estuvo también en Duisburgo (oeste), en donde visitó el nuevo convoy de mercancías denominado “Yuxinou”, que une hasta tres veces por semana esta localidad alemana con la ciudad de Chongqing, en el centro de China.

El tren recorre este trayecto en quince días, la mitad del tiempo que precisarían las mismas mercancías si fuesen por mar y por un coste muy inferior al del transporte aéreo.

La visita del presidente chino empezó el viernes, con sendas reuniones en Berlín con el presidente alemán, Joachim Gauck, y Merkel.

Tras su encuentro, Xi y Merkel asistieron a la firma de 18 acuerdos bilaterales, ocho de los cuales afectaban a organismos públicos mientras otros diez se sellaron entre empresas de ambas naciones.

Entre ellos destaca el que permitirá la apertura en Fráncfort de la primera plaza financiera de la eurozona en la que se podrá negociar en renminbis, que fortalecerá la posición del centro financiero alemán y realzará el peso de la divisa china.

Asimismo resalta el acuerdo suscrito por Daimler, el fabricante de Mercedes-Benz, y su socio en China, Beijing Automotive (BAIC), para aportar 500 millones de euros cada uno para ampliar su producción común de vehículos y motores en Pekín.

La decena de acuerdos entre empresas suscritos ante Xi y Merkel contaban con las rúbricas de pesos pesados del DAX 30 alemán, como el gigante electrónico Siemens, el grupo automovilístico Volkswagen, el constructor de vehículos BMW o la química y farmacéutica Bayer.

Merkel y Xi anunciaron ante los medios la formulación en los próximos meses de un plan de “asociación estratégica integral”, que suponga un salto “cualitativo” en sus relaciones.

Bruselas, 30 mar (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, se convertirá mañana en el primer líder de ese país en visitar las instituciones de la Unión Europea (UE), un viaje en el que tendrán especial importancia las relaciones comerciales y las inversiones entre las dos potencias.

Xi se reunirá con los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; y del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en el que será el colofón de su gira europea, que lo ha llevado también a Holanda, Francia o Alemania.

Acompañado de su esposa, Xi Peng Liyuan, el mandatario chino llegó hoy a Bruselas donde inició una visita oficial en la que fue recibido por los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde, y el primer ministro, Elio Di Rupo, e inauguró el pabellón en un zoológico al sur del país que acoge a dos pandas gigantes cedidos por el Gobierno chino por un periodo de quince años.

Mañana, Xi visitará el Parlamento Europeo, donde firmará en el Libro de Oro de la Eurocámara y mantendrá un encuentro con Schulz.

También visitará la Comisión y el Consejo Europeos y celebrará una comida de trabajo con Barroso y Van Rompuy, sin que esté prevista ninguna rueda de prensa al término de la reunión.

En paralelo, la esposa de Xi será recibida por las consortes de Van Rompuy y Barroso, Geertrui y Margarida.

La UE y China suscribieron en 1985 un acuerdo de comercio y cooperación que ha ido abarcando con el paso del tiempo una multitud de actividades como la creación de oportunidades para los negocios, la seguridad internacional, la protección del medioambiente o los intercambios académicos, recordaron fuentes comunitarias.

Además, la UE y China celebrarán el próximo 21 de noviembre, en la cumbre que mantendrán en Pekín, sus diez años como socios estratégicos.

La UE es el principal socio comercial de China mientras que este país es el segundo mayor de la Unión solo por detrás de Estados Unidos, con un comercio total de bienes entre ellos por valor de 434.000 millones de euros y, de servicios, de 43.000 millones en 2012.

En la tarde del lunes, está previsto que Xi continúe su visita oficial en Bélgica con sendas reuniones con el presidente de la Cámara de diputados belga, André Flahaut, y con Di Rupo en el Palacio de Egmont, con quien firmará una serie de acuerdos bilaterales entre los dos países antes de asistir a una cena de gala en el Palacio de Laeken, residencia oficial de los monarcas.

Para el martes, último día de su visita a Bélgica, el presidente chino visitará la fábrica de Volvo en Gante -adquirida en 2010 por la firma china Geely a la estadounidense Ford- y, a continuación, pronunciará un discurso en el Colegio de Europa en Brujas (oeste del país) sobre las relaciones entre China y la UE antes de almorzar con los reyes.

La visita de Xi se ha visto marcada por la polémica en Bélgica sobre las solicitudes de convocatoria de manifestaciones proderechos humanos y en contra de la estancia del presidente chino en Bruselas, que han sido aprobadas por las autoridades belgas a excepción de las que querían realizarse en las proximidades de la residencia del mandatario, informó la agencia Belga.

La ministra belga del Interior, Joëlle Milquet, defendió hoy en la cadena RTL la gestión de las peticiones mientras que el partido ecologista Ecolo destacó que se ha “tiananmenizado” el espacio público, en referencia a la violenta represión de manifestantes opositores por parte del régimen de Pekín en 1989 en la plaza de Tiananmen.

Ecolo consideró que las autoridades de Bruselas y del Gobierno federal “priman los intereses económicos y diplomáticos por encima de los derechos fundamentales en China, algo que ya sabíamos, pero hoy también en nuestro propio territorio”.

Según Milquet, las decisiones tomadas se deben a la necesidad de “alinear la libertad de expresión y una recepción diplomática digna”, y recordó que una de las manifestaciones permitidas se desarrollará el lunes en la plaza de Luxemburgo, próxima al Parlamento Europeo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo