Obama abandona Roma tras 36 horas intensas y viaja a Arabia Saudí

Por Publimetro Colombia

Roma, 28 mar (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, despegó de Roma con destino Riad a las 10.58 hora italiana (09.58 GMT) a bordo del avión presidencial estadounidense, el “Air Force One”, tras 36 horas intensas en la capital italiana.

Obama, que viajó a Riad junto con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, fue despedido en el aeropuerto de Fiumicino por el alcalde de Roma, Ignazio Marino.

El presidente norteamericano se entrevistará hoy con el rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abelaziz, por primera vez tras las críticas de este país a la apertura de EE. UU. hacia Irán y a su supuesta falta de firmeza en Siria.

Obama concluyó en Roma su visita a Europa, donde participó en la reunión de líderes del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7) -Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido- en La Haya en paralelo a la cumbre de Seguridad Nuclear que se celebró en esta ciudad, también acudió a Bruselas a la cumbre entre EE. UU. y la Unión Europea.

En Italia, el mandatario ha pasado 36 horas en las que se reunió con el papa Francisco, con quien mantuvo una larga reunión, de 50 minutos, y también se entrevistó con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

El jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano, también le recibió con un almuerzo en el Quirinale, sede de la presidencia, y después se reunió con el primer ministro, Matteo Renzi, en Villa Madamma, la sede del ministerio de Exteriores para las grandes ocasiones.

Además, el presidente de Estados Unidos tuvo tiempo para hacer una vista privada y en solitario, sólo acompañado de una guía, al Coliseo.

Se esperaba que Obama, que antes de llegar a Italia expresó el deseo de conocer su cocina, saliese anoche a cenar a algún restaurante prestigioso, pero por cuestiones de seguridad cenó en Villa Taverna, la residencia del embajador de EE. UU. en Roma, donde se ha alojado las dos últimas noches.

Riad, 28 mar (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene previsto llegar hoy a Riad, donde mantendrá un encuentro con el rey saudí, Abdalá bin Abelaziz, en el que tratará de rebajar las tensiones surgidas por el acuerdo nuclear con Irán y el modo de abordar el conflicto sirio.

Las relaciones entre ambos países se han enfriado en los últimos meses, sobre todo después del pacto en materia nuclear alcanzado en noviembre pasado por Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania).

Con este acuerdo, Irán se comprometió a no proseguir con su programa nuclear durante seis meses, tiempo en el que continuarán las negociaciones para poder llegar a un acuerdo definitivo.

Arabia Saudí también ha criticado recientemente a Estados Unidos por su falta de firmeza en el conflicto sirio, sobre todo después de que decidiera no intervenir el verano pasado.

El viaje de Obama coincide además con una situación de crisis política abierta en el Golfo, concretamente entre Catar y el bloque formado por Arabia Saudí, Baréin y Emiratos Árabes Unidos, después de que estos retiraran este mes a sus embajadores de la capital catarí.

Los tres países tomaron esta medida al considerar que Catar ha intervenido en sus asuntos internos y que no ha respondido a sus demandas de “no respaldar a grupos que amenacen la estabilidad y seguridad” de los estados del Golfo, en alusión a los Hermanos Musulmanes.

Se trata de la segunda visita que realiza Obama a su aliado energético en el Golfo, después de haberlo hecho en 2009, en un contexto político y social completamente distinto, previo a las repercusiones regionales de los levantamientos populares de la llamada Primavera Árabe, principalmente los de Egipto y Siria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo