Frontera y Uribe: nueva tensión entre Colombia y Venezuela

Frontera. La tensiones en la región limítrofe entre Colombia y Venezuela se agudizan y entre Gobiernos también se sienten

Por publimetro/efe

La batalla que se libraba en el centro de Caracas ha ido mermando y, en cambio, se ha trasladado a la frontera con Colombia. Táchira, inicialmente el punto de concentración de protestas de estudiantes y lugar donde perecieron las primera víctimas de las marchas antigubernamentales –que iniciaron el pasado 12 de febrero–, ahora es escenario de bloqueos, enfrentamientos y manifestaciones violentas que varios ciudadanos del distrito fronterizo Pedro María Ureña han denunciado.

El alcalde Alejandro García contó que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha arremetido de manera indiscriminada contra manifestantes que bloquearon el central azucarero del distrito, dando inicio a una preocupante ola de violencia. El funcionario venezolano señaló que un capitán de la GNB disparó contra los manifestantes y su casa. Estos sucesos obligaron a la cancelación del carnaval celebrado en esta región.

Por su parte, aumentó la tensión entre los Gobiernos vecinos de Colombia y Venezuela ya que sufrieron otro revés ante las declaraciones hechas por el canciller venezolano, Elías Jaua, que calificó al expresidente Álvaro Uribe de ‘paraco’ y de asesino. La canciller colombiana, María Ángela Holguín, le pidió al Gobierno vecino que suspenda la agresión contra el exmandatario.

“Estamos monitoreando la situación de Venezuela. Cuando uno oye las expresiones desafortunadas del canciller Jaua llega el momento en que uno le tiene que pedir a Venezuela que se abstenga de expresarse de esa forma frente a un expresidente colombiano sea cual sea. En este caso es Álvaro Uribe”, dijo la jefe de la cartera de Relaciones Exteriores.

La canciller sostuvo que en caso en que los venezolanos tengan pruebas contra el expresidente que las presenten y pidió al mandatario Juan Manuel Santos que “fije con firmeza una posición de Estado en defensa de la dignidad presidencial y la soberanía nacional”.

De igual manera, la ministra de Exteriores apoyó la reunión de cancilleres de la OEA, que fue suspendida, para analizar la situación del país bolivariano.

No cesa tensión

Cuando el número de muertos por las protestas en toda Venezuela ascendió a 16, se tuvo conocimiento de que el ciudadano hispano-venezolano Wílder Carballo Amaya, de 43 años, falleció el lunes tras recibir un disparo en la cabeza durante las protestas. Era conocido en la comunidad canaria de la zona, donde su mujer preside la asociación regional Virgen de Candelaria, en Cagua.
Otra denuncia que tiene al país consternado fue la del joven Juan Manuel Carrasco, venezolano hijo de padre español, que aseguró haber sido violado con un fusil por funcionarios de la GNB tras ser detenido en una protesta, y rechazó las palabras de la fiscal general, Luisa Ortega, que negó esa presunta violación.

Carrasco insistió en que la semana pasada, tras ser detenido, fue golpeado por funcionarios de la GNB, que le introdujeron un fusil por el ano, lo cual, según señaló, se corroboró en una prueba forense a la que fue sometido posteriormente.

En una nueva jornada de marchas, mujeres de la oposición caminaron en silencio (foto) desde la sede de la Conferencia Episcopal de Venezuela, en Caracas, para solidarizarse con las madres y esposas de quienes han resultado víctimas de la violencia en las manifestaciones y para exigir la liberación del líder de oposición Leopoldo López, acusado de incitar a la violencia.
Mientras tanto, la alianza que representa a la mayoría de la oposición venezolana anunció su negativa a asistir a la Conferencia Nacional de Paz, convocada por el Gobierno venezolano, para dialogar sobre la situación del país, al considerar que la invitación suponía un “simulacro de diálogo”.

Diversos mandatarios hicieron llamados a la paz y al diálogo en Venezuela,  entre ellos el expresidente estadounidense Jimmy Carter, que envió cartas a Nicolás Maduro y al líder opositor Henrique Capriles para expresar su preocupación por la escalada de violencia que vive el país. También habló el papa Francisco, haciendo una exhortación para que cese la violencia y se favorezca la reconciliación por medio del diálogo.

Exhortación

“Sigo con particular aprehensión lo que está ocurriendo estos días en Venezuela, auspicio que cesen cuanto antes la violencia, las hostilidades y, sobre todo, que el pueblo venezolano, a partir de los políticos y las instituciones, lleguen a la reconciliación”
Papa Francisco, máximo pontífice de la Iglesia católica.

Opinión
¿Y la libertad de expresión?

¿Hace cuánto tiempo escuchábamos en la prensa, la radio, la TV y las redes sociales que los medios de Venezuela comenzaban a ser callados o disminuidos por el Gobierno de turno? Al parecer aguantamos mucho, y hoy en el contexto del conflicto venezolano muy pocos medios pueden hablar sin ser directa o indirectamente molestados. Esperamos mucho y llegó la crisis del papel a la prensa venezolana, esperamos mucho para condenar la difícil situación de quienes ejercen la actividad de informar. Hoy, cuando todo se complica aún más, se hace necesario denunciar los atropellos a la libertad de expresión en ese país. Muchos han defendido la situación venezolana realzando “los avances en materia de desarrollo social”, pero no hay desarrollo que justifique el atropello de ningún derecho. Menos si es el derecho a decir lo que se piensa.
CLAUDIO GARRIDO ULSEN / Director Editorial Publimetro

Veata también:

El presidente de Venezuela saluda la respuesta de Kerry sobre la mejora de sus relaciones

Maduro arremete contra las celebridades que se pronunciaron sobre Venezuela

Maduro arremete contra las celebridades que se pronunciaron sobre Venezuela

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo