La UE mantiene la puerta abierta a Ucrania y estudia opciones para una misión en R.Centroafricana

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 20 dic (EFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) decidieron hoy mantener la puerta abierta a Ucrania y a un acuerdo de asociación, aunque fueron menos explícitos en que ello pueda lograrse con el Gobierno de Viktor Yanukovich, y dieron luz verde a estudiar opciones para una misión en República Centroafricana.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho centraron su segundo día de debates en la política exterior de la Unión y, además de Ucrania, también abordaron la situación de la República Centroafricana y la intervención militar francesa en ese país.

“Estamos muy preocupados… confirmamos nuestro mensaje de apoyo. Los ucranianos han mostrado que conocen la histórica naturaleza de la oferta de Europa, el camino más fiable hacia una Ucrania moderna, abierta e independiente”, señaló el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la rueda de prensa final de la cumbre.

Agregó que “la oferta de una asociación política y de lazos comerciales más cercanos está aún sobre la mesa. Tenemos la voluntad de firmarlo tan pronto como el país pueda hacerlo. Respetamos y lamentamos la decisión del Gobierno de Ucrania de no firmar”.

Más contundente se mostró la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, quien poco antes había señalado que “Europa está abierta al pueblo ucraniano pero no necesariamente a su Gobierno. Ese es el mensaje”.

En noviembre pasado el régimen de Kiev se negó a firmar en el último minuto un ambicioso acuerdo de asociación con la UE y optó por acercarse más a Moscú a través de un préstamo sin condiciones de 15.000 millones de dólares y una rebaja en los precios del gas importado de Rusia, lo que desencadenó protestas y manifestaciones masivas pidiendo un acercamiento a Bruselas.

La UE pidió a Kiev “contención” ante la violenta represión de las protestas y “respeto de los derechos humanos y fundamentales, así como una solución a la crisis política ucraniana que cumpla con las aspiraciones del pueblo ucranio”.

El Consejo Europeo subrayó también “el derecho de todos los Estados soberanos a tomar sus decisiones en política exterior sin presiones externas”, en una clara alusión a Rusia, un país al que Van Rompuy calificó de “socio estratégico” y al que los europeos no quisieron criticar más de lo necesario.

Van Rompuy insistió en que “esto no es una cuestión de relaciones con Bruselas o con Moscú. Se trata de que los ucranianos encuentren un acuerdo entre ellos mismos y en favor de su propio país. Pero tiene que hacerse en paz y con un diálogo democrático, respetando los derechos fundamentales”.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, insistió en que el acuerdo de asociación y libre comercio ofrecido a Kiev “ha sido siempre una oferta y no una imposición”.

Agregó que siempre se lo manifestó así al presidente ucraniano, pero subrayó que “pese a esos encuentros nunca hubo compromiso claro de Ucrania para firmar el acuerdo, por eso no tiene sentido mantener un diálogo que no aboque a ningún resultado”.

Europa, afirmó el presidente de Francia, François Hollande, no va a tratar de acercarse a Ucrania pagando más, pero sí está dispuesta a dar el apoyo económico previsto en el marco del acuerdo de asociación.

El conflicto de la República Centroafricana, en donde Francia ha desplegado una misión con la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU y el apoyo de la Unión Africana, fue el otro gran asunto de debate de la cumbre de cierre de la presidencia lituana de turno.

Los líderes acordaron que sus ministros de Exteriores estudien en enero próximo posibles opciones para una misión comunitaria en la República Centroafricana, en base a las propuestas que en las próximas semanas presentará la alta representante, Catherine Ashton.

De esta manera se responde a las reclamaciones de solidaridad de París, que ha desplegado en el país 1.600 militares en apoyo de las fuerzas africanas de estabilización, y que también quiere compartir gastos y no solo apoyos logísticos con los demás socios europeos.

La transformación de la misión francesa en un operativo bajo bandera europea le permitiría acceder a financiación común, aunque Hollande dijo no pedir que el resto de países participen en las operaciones de combate, pero sí una “cierta presencia que justifique una operación europea” con posibles tareas concretas en apoyo aéreo, sanitario y humanitario.

Alemania, Reino Unido, Bélgica, Polonia, España y Holanda facilitan la misión francesa con aviones de transporte, pero la mayoría de los Estados miembros han limitado a dar su respaldo político a la operación.

Francia y Hollande sí recogieron los elogios algunos de los otros socios y en concreto del presidente del Consejo Europeo, que destacó la “valentía” del país y que su intervención “ha permitido evitar una guerra civil y puede que un genocidio”.

Elena Moreno

Bruselas, 20 dic (EFE).- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) pidieron hoy solidaridad con los países miembros bajo presión de los flujos migratorios e insistieron en que deben tomarse medidas para evitar que se repitan tragedias como la de la isla italiana de Lampedusa, que costó la vida a cientos de personas.

Los líderes europeos dedicaron parte de su segunda jornada de cumbre en Bruselas a las cuestiones migratorias y pidieron que se garantice la “solidaridad adecuada con todos los Estados miembros sometidos a una alta presión migratoria”, según el texto de conclusiones del encuentro.

“El Consejo Europeo reitera su determinación de reducir el riesgo de nuevas tragedias y de que este tipo de acontecimientos se reproduzca en el futuro”, añade el documento.

Los líderes europeos piden que se apliquen dentro de un calendario preciso las medidas sobre flujos migratorios que ha propuesto la Comisión Europea (CE) y recalcan que la colaboración reforzada con terceros países para evitar que los inmigrantes embarquen en viajes peligrosos con destino a la UE debe ser una prioridad.

Las campañas informativas, los programas de protección regional y las asociaciones de movilidad son componentes importantes de este planteamiento general, así como una política de retorno efectiva, añaden.

Llaman la atención asimismo sobre la importancia que conceden al reasentamiento de las personas que necesitan protección y solicitan el refuerzo de las operaciones de vigilancia de Frontex, la agencia dedicada a garantizar el control de las fronteras exteriores de la Unión.

Los Veintiocho insisten también en que se debe luchar contra las redes de inmigración clandestina y la trata de seres humanos.

En este contexto, invitan a los ministros europeos a que supervisen periódicamente los avances en este terreno y anuncian que volverán a tratar las cuestiones de asilo y flujos migratorios en junio de 2014.

Piden a la CE que antes de esa reunión informen sobre la aplicación de las medidas que figuran en su comunicación.

Bruselas, 20 dic (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, instó hoy a sus socios comunitarios a estudiar los mecanismos que existen en la Unión para controlar los flujos migratorios, con el objetivo de establecer sistemas más estrictos que eviten grandes desplazamientos de ciudadanos dentro del bloque.

“No queremos repetir los grandes movimientos de inmigración del pasado, así que hay que volver a reconsiderar los controles de transición”, afirmó Cameron al término de la cumbre de líderes europeos celebrada ayer y hoy en Bruselas.

Abogó por instaurar unos controles transitorios más fuertes que impongan unos límites más estrictos a la llegada de inmigrantes de países que se integren en la Unión Europea.

“Cuando uno se una a la Unión Europea, es necesario poner controles transitorios”, dijo Cameron.

En su opinión, “es posible que sea necesario examinar nuevos mecanismos, como el porcentaje de Producto Interior Bruto que tienen (los nuevos países miembros) o las tasas de los salarios porque lo que no quiero ver es lo que pasó en el pasado con grandes movimientos de gente”.

También respaldó un principio del libre movimiento sobre bases “más sensatas” orientado a “aquellos trabajadores que quieren trabajar duro” y no a las personas que pretenden, a su juicio, recurrir a beneficios sociales.

Cameron apuntó el ejemplo de Serbia y Albania, países que aspiran a lograr el estatus de candidatos a la adhesión al bloque comunitario, e indicó que será necesario “ralentizar el acceso completo a los mercados de trabajo hasta estar seguros de que no creará inmigración rápida”.

En el caso de Rumanía y Bulgaria, cuyos ciudadanos dejarán de estar sometidos a restricciones en el acceso al Reino Unido para trabajar el 1 de enero, Cameron consideró importante que para entonces “se asegure que introducimos los controles y medidas correctos que podamos”.

“Se trata en parte de mandar una señal clara de que solo es posible venir a trabajar, no a reclamar”, agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo