Nuevos choques entre milicias en la capital de la República Centroafricana

Por Publimetro Colombia

Bangui, 20 dic (EFE).- La tensión marca hoy la jornada en Bangui, capital de la República Centroafricana (RC), tras los nuevos enfrentamientos de la pasada noche entre las milicias rivales Séleka y “Anti-Balaka”, pese al despliegue de soldados franceses que, dentro de la “Operación Sangaris”, deben desarmar a esos grupos.

Según confirmaron a Efe testigos presenciales, efectivos de Séléka disfrazados de gendarmes y apoyados por soldados chadianos de la Misión Internacional de Apoyo a la RC (MISCA) combatieron ayer contra milicianos “Anti-Balaka” en varios barrios de Bangui.

Habitantes del norte de la capital se congregaron ante la base de los militares chadianos de la MISCA, en el distrito de PK10, donde protagonizaron una protesta.

Los residentes exigieron la salida de la zona de los soldados chadianos, a quienes acusan de respaldar a los antiguos rebeldes de la Séléka en los ataques del jueves, que causaron un número indeterminado de civiles.

Se desconoce aún la cifra de víctimas de los choques de ayer, pero la misión internacional africana reveló que seis soldados chadianos resultaron heridos, entre ellos dos de gravedad, que serán hoy evacuados a Yamena.

La tensión ha provocado el despliegue de los militares franceses en las inmediaciones de la base de los soldados chadianos, sobrevolada hoy por un helicóptero militar galo del tipo “Gazelle”, para prevenir un eventual ataque por parte de los manifestantes.

Los primeros incidentes se produjeron el jueves por la tarde en el barrio de Gobongo, donde se escucharon disparos entre miembros de Séléka y milicianos “Anti-Balaka”, según dijeron testigos a Efe.

Un alto oficial de la fuerza internacional africana, contactado por Efe, afirmó tener constancia de los enfrentamientos sucedido y culpó a “soldados indisciplinados”, en alusión a la presunta implicación de militares chadianos en los ataques.

Francia tiene a 1.600 efectivos en la República Centroafricana en base a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y para apoyar a las tropas africanas que buscan estabilizar el país.

Los ataques de las milicias Anti-Balaka se desataron el pasado día 5, cuando llevaron el caos a Bangui, donde se registraron intensos tiroteos con artillería pesada.

Los enfrentamientos, iniciados por esos milicianos cristianos partidarios del derrocado presidente François Bozize, ocurrieron antes de que la ONU autorizase la intervención militar de Francia, junto a una fuerza africana, para restablecer el orden en ese país.

Las Fuerzas de Seguridad hicieron frente a las milicias cristianas, apoyadas por miembros de Séléka.

Recientemente, se han registrado choques entre partidarios de Séléka y la milicias de autodefensa “Anti-Balaka” (“antimachete” en sango, la lengua nacional), que han atacado a civiles musulmanes, confesión de los miembros de Séléka, pero minoritaria en el país.

La crisis de la RC comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la huida de Bozizé al exilio, y se formó un Gobierno encabezado por el líder insurgente, Michel Djotodia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo