Turquía e Irán piden un alto el fuego en Siria antes de la conferencia de Ginebra 2

Por Publimetro Colombia

Estambul, 27 nov (EFE).- Turquía e Irán pidieron hoy un alto el fuego en Siria para poder pasar a las negociaciones políticas en la conferencia Ginebra 2, prevista para el 22 de enero, informó la agencia turca Anadolu.

El ministro de Asuntos Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, y su homólogo iraní, Mohamed Javad Zarif, hicieron la petición conjunta durante una rueda de prensa en Teherán.

“Irán y nosotros pensamos lo mismo: hay que garantizar un alto el fuego, una tregua en Siria, para que el proceso de Ginebra 2 pueda tener éxito”, señaló Davutoglu.

“Llega el invierno y las condiciones humanitarias empeorarán en Siria. No se puede esperar dos meses en esta situación”, añadió el ministro turco.

“Hemos hablado de qué pueden hacer Turquía e Irán para ayudar a los cinco millones de sirios necesitados y a los dos millones de refugiados”, precisó.

Zarif, por su parte, destacó que Irán y Turquía coinciden en la necesidad de “hacer esfuerzos para frenar los combates, garantizar un alto el fuego y hacer llegar ayuda humanitaria a la población civil siria, mientras se espera la conferencia Ginebra 2”.

El ministro iraní señaló que ambos países trabajarían juntos a favor de una solución política del conflicto sirio, que dura ya casi tres años y que se ha cobrado decenas de miles de muertos y millones de desplazados.

Zarif se reafirmó en el principio de “no intervenir en los asuntos internos” sirios, pero acotó que “la crisis de Siria no se puede solucionar por la vía militar, sino únicamente en la mesa de negociaciones”.

El llamamiento de ambos ministros se produce a pesar de que Turquía e Irán han sostenido hasta ahora posturas diametralmente opuestas sobre este conflicto.

Teherán ha sido el más firme aliado del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, mientras que Ankara ha respaldado sin ambages a los rebeldes alzados en armas contra el régimen de Damasco.

Ahmet Davutoglu viajó a Teherán ayer para participar en una conferencia de ministros de Exteriores de la Organización de Cooperación Económica, una agrupación de siete Estados centroasiáticos, Pakistán, Irán y Turquía.

Damasco/Beirut, 27 nov (EFE).- El futuro de la conferencia de paz de Ginebra sigue en la incertidumbre ante la falta de acercamiento entre las partes, después de que el régimen de Damasco rechazara hoy una hipotética marcha del presidente Bachar al Asad, que la oposición exige para dialogar.

Las autoridades afirmaron que participarán en la llamada Conferencia de Ginebra 2, prevista para el próximo 22 de enero, pero advirtieron de que en ningún caso entregarán el poder.

“Siria da la bienvenida a la reunión de Ginebra 2 y reitera que asistirá con una delegación oficial, que seguirá la instrucciones del presidente Bachar al Asad y las demandas del pueblo sirio para acabar con el terrorismo”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

El Ministerio, en el mismo comunicado, recordó a “aquellos que dicen que Al Asad no tendrá ningún lugar en el periodo transitorio que la época de la colonización ha pasado y que deben despertar y olvidar sus sueños. Si insisten en sus fantasías, mejor que no vayan a Ginebra”.

En ese sentido, hizo hincapié en que la delegación oficial siria no viajará a la ciudad suiza para entregar el poder a nadie, sino que participará junto a quienes se preocupen por los intereses del pueblo sirio y respaldan una solución política.

La reacción de la principal alianza opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), no se hizo esperar y poco después respondió al Gobierno sirio que “la conferencia de Ginebra es sobre la transición en el poder”.

A su juicio, la postura del régimen “pone de manifiesto su verdadera intención, que es fingir que coopera con la comunidad internacional para encubrir su guerra contra el pueblo”, según un comunicado de la oficina de Monzer Akbik, jefe de gabinete del presidente de la CNFROS, Ahmed Yarba.

La agrupación recordó que el pasado 10 de noviembre decidió tomar parte en la conferencia internacional, que tomará como base “el traspaso del poder a un órgano de gobierno transitorio”, que, subrayó, debería tener poderes ejecutivos completos, incluidos los presidenciales.

Además, “ni Al Asad ni sus colaboradores tendrán un papel ni en el periodo transitorio ni en el futuro de Siria”, sentenció.

Este cruce de declaraciones se produce dos días después de que la ONU anunciara que Ginebra 2 iba a celebrarse el 22 de enero, tras haber sufrido varios retrasos.

Mientras el régimen y la oposición política permanecen enzarzados en sus diferencias sobre la etapa transitoria, una de las mayores agrupaciones de opositores armados, el Frente Islámico, ha presentado su propio plan para crear un Estado musulmán en Siria.

El Frente, que agrupa a seis de las principales facciones islamistas y una kurda, explica en un documento al que tuvo acceso Efe que su objetivo es “hacer caer de forma total el régimen de Bachar al Asad en Siria para construir un Estado islámico, con soberanía solo en la ley de Alá, como referente, gobernante y guía”.

Para ello, llamó la atención sobre la necesidad de reactivar la actividad militar armada y rechazó involucrarse en ningún proceso político que no reconozca que “legislar es un derecho solo de Alá”.

El nuevo Frente, que fue anunciado el viernes, está integrado por el Movimiento de los Libres de Sham (Levante), la Brigada de los Halcones del Sham, la Brigada Al Tauhid (monoteísmo), la Brigada al Haq (derecho), los Seguidores del Sham, el Ejército del Islam y el Frente Kurdo.

En él no están los yihadistas Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) y el Frente al Nusra, vinculados a Al Qaeda.

Ante esta situación, el analista político libanés Rami Jury se mostró escéptico sobre la celebración de un diálogo entre el régimen y la oposición en Ginebra.

“Cada bando está aferrado a su postura y nadie quiere ceder, ¿cómo van a celebrarse conversaciones de esta manera?”, se preguntó el columnista en declaraciones a Efe.

En su opinión, en las próximas semanas, la comunidad internacional intentará dialogar con las partes para aproximar posturas, pero probablemente no será muy fructífero.

Jury auguró que si ambas partes se sientan en la mesa de negociaciones en Ginebra será después de un acuerdo de mínimos con la comunidad internacional, que “cada bando interpretará de la manera que le convenga”.

“Hay que tener en cuenta que hay cuatro tipos de oposición: el Ejército Libre Sirio-CNFROS, las facciones islamistas, los grupos armados árabes vinculados a Al Qaeda y los kurdos. Ninguno de ellos se quiere sentar con Bachar al Asad”, destacó.

Ammán, 27 nov (EFE).- El rey de Jordania Abdalá II se reunió hoy con el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Saud al Faisal, al que destacó la “importancia de encontrar una solución política comprensiva que ponga fin al sufrimiento del pueblo sirio”.

La Casa Real jordana informó en un comunicado de que el ministro saudí de Exteriores realizó una visita sorpresa a Ammán, donde analizó con Abdalá II los temas de actualidad en la región.

También hablaron de los esfuerzos que se están realizando para establecer la paz (entre Palestina e Israel) “de acuerdo a la visión de los dos estados y la iniciativa de paz árabe”, agregó el comunicado.

La nota no dio más detalles, pero, según fuentes políticas, la reunión surgió como parte de las consultas sobre la conferencia de paz, denominada Ginebra 2, sobre la crisis siria, que está previsto que se celebre el próximo 22 de enero en es ciudad suiza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo