Cae la mexicana más poderosa

México. La dirigente Elba Esther Gordillo se enfrenta a cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita

Por Publimetro Colombia

De poder incalculable y vitalicio, capaz de levantar críticas y pasiones, Elba Esther Gordillo, líder del sindicato de maestros más grande de Latinoamérica, tuvo durante años el poder de inclinar la balanza hacia un partido o un candidato y la educación pública de todo el país.

“Los únicos que pueden jubilarme son los trabajadores de la educación y yo misma, por mi tiempo en el servicio”, decía hace varios meses la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que dirige desde 1989.

Hasta su detención, acusada de desvío de fondos para su uso personal procedentes de las recaudaciones sindicales, esta líder de 1,7 millones de maestros despachaba en una oficina de un lujoso edificio en el barrio residencial de Polanco, en Ciudad de México.

El arresto de Gordillo, considerada una de las figuras más poderosas de México, fue anunciado en una conferencia de prensa por el fiscal general, Jesús Murillo.

El titular de la Procuraduría General de la República (PGR) dijo que las “múltiples operaciones” alcanzan una cantidad superior a 2000 millones de pesos (unos 157 millones de dólares).

Los fondos fueron utilizados presuntamente para cubrir gastos personales de Gordillo, incluyendo tratamientos de cirugía estética, compras en tiendas de lujo y el uso del avión que utiliza regularmente la líder sindical, así como para la compra de propiedades inmobiliarias.

Elba Esther Gordillo tiene el cargo formal de presidenta del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Además, la justicia de México informó a la dirigente del poderoso sindicato de maestros de México, que se enfrenta a los cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Los delitos son “considerados graves”, por lo que la detenida no tiene derecho a “gozar de libertad provisional”, dijo un funcionario del juzgado penal que lleva el caso.

La Secretaría de Hacienda detectó en diciembre pasado, mes en que inició la administración del presidente Enrique Peña Nieto, un depósito bancario de una suma muy elevada que le llevó a detectar en el sistema financiero un supuesto desvío de recursos sindicales para hacer pagos personales de Gordillo.

En la audiencia, transmitida por las cadenas de televisión, la dirigente sindical estaba acompañada por otros dos de los arrestados el martes en relación con el mismo caso, Isaías Gallardo y José Manuel Díaz, a quienes les fueron imputados los mismos cargos. 

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo