El Foro de la Alianza de Civilizaciones arranca con un llamamiento al diálogo

Por Publimetro Colombia

Viena, 27 feb (EFE).- El V Foro de la Alianza de Civilizaciones fue inaugurado hoy en Viena con los llamamientos de varios líderes mundiales a favor de más diálogo y entendimiento entre los países, los pueblos y las religiones.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fue el encargado de inaugurar el Foro, al que acudieron representantes y mandatarios de países como España, Turquía, Brasil e Irán.

Ban dijo que los conflictos que azotan al mundo “requieren un entendimiento mutuo que trascienda las fronteras religiosas, nacionales, culturales y étnicas”.

“Este entendimiento viene con un liderazgo responsable”, precisó el secretario general de la ONU, en referencia a uno de los lemas de este Foro, al que han acudido representantes de la sociedad civil y de organizaciones juveniles, especialmente de Oriente Medio.

“Ningún país, ninguna cultura es inmune. En demasiados sitios, los sentimientos anti-musulmanes se han vuelto algo común”, advirtió Ban, mientras que destacó que “inmigrantes de todas las procedencias son difamados en vez de ser abrazados”.

“Si no se da respuesta a estas actitudes, los racistas se sienten con más derechos”, aseveró el secretario general de la ONU.

El quinto Foro de la Alianza de Civilizaciones no tiene ningún tipo de toma de decisión política concreta, y sirve sobre todo como una plataforma para el intercambio de ideas y propuestas entre representantes políticos y cívicos de todo el mundo.

Por su parte, el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, calificó el diálogo intercultural e interreligioso como “un instrumento de diplomacia preventiva”.

Este puede contribuir de forma positiva a que los procesos políticos de la llamada “Primavera Árabe” lleguen a buen término de forma pacífica, dijo el ministro español.

La Alianza de las Civilizaciones fue ideada en 2005 por España y Turquía, como reacción al fuerte impacto de los atentados islamistas sucedidos en EEUU, el Reino Unido y España en los años previos.

“Es clave fomentar valores como la tolerancia, las libertades fundamentales, la consolidación de los valores democráticos y el Estado de Derecho”, dijo Margallo en su intervención, pronunciada en inglés.

Le siguió en el podio el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, uno de los impulsores originarios de la Alianza, junto al entonces presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Erdogan centró su intervención en la necesidad del diálogo entre las religiones y criticó la creciente “islamofobia”, sobre todo en Europa.

En ese contexto, consideró que el rechazo abierto al Islám “debería ser considerado como un crimen contra la humanidad como lo son el fascismo o el antisemitismo”.

En todo caso, envió un mensaje de esperanza al decir que “podemos cambiar el mundo si nos centramos en lo positivo de la diversidad en vez de lo negativo”.

Igual que los demás ponentes, Erdogan destacó la importancia de solucionar los conflictos en Siria y Palestina.

Por su parte, el ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota, subrayó en declaraciones a Efe que el diálogo es “una alternativa a la unipolaridad y al uso de la fuerza militar para resolver conflictos”.

“En un mundo multipolar es importante mejorar los mecanismos del multilateralismo como el diálogo y la cooperación”, concluyó el canciller brasileño.

En el sentido de esa nueva realidad multipolar del mundo, el primer ministro turco usó el Foro para reclamar una “reforma profunda” del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, una postura apoyada también por Patriota.

“Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad no representan a todas las religiones del mundo”, destacó Erdogan, al tiempo que criticó el derecho de veto que tienen esas potencias.

Ese veto, denunció el primer ministro turco, está bloqueando cualquier avance hacia una solución del conflicto de Siria.

Patriota, por su parte, calificó como “falta de responsabilidad” que los líderes del mundo todavía no hayan logrado reformar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Dos sesiones especiales del Foro se dedicarán durante los dos días de trabajo a las perspectivas regionales y abordarán proyectos elaborados en varias regiones, incluido América Latina y la zona entorno al Mediterráneo.

El quinto Foro de la Alianza de Civilizaciones, un organismo avalado por la ONU y con 136 países adheridos, termina mañana, jueves, con la adopción de la llamada “Declaración de Viena”.

Viena, 27 feb (EFE).- El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, exigió hoy en Viena una reforma “profunda” del Consejo de Seguridad de la ONU, una postura compartida por el titular de Exteriores de Brasil, Antonio Patriota, y también por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

En la apertura del V Foro de la Alianza de Civilizaciones, que comenzó hoy en la capital austríaca, el mandatario turco manifestó que “los cinco miembros (permanentes) del Consejo de Seguridad de la ONU no representan todos los credos religiosos del mundo”.

“Si estamos hablando de Alianza de Civilizaciones debemos hacer cambiar esta situación”, agregó Erdogan, un político de orientación islamista moderada.

Asimismo, criticó el funcionamiento interno del Consejo, que otorga derecho de veto a sus cinco miembros permanentes, Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido.

“El problema fundamental que debemos mirar es la estructura del Consejo de Seguridad (de la ONU). Si uno (de esos cinco países) dice “no” entonces cualquier proceso se bloquea”, criticó Erdogan.

“¿Por qué no podemos solucionar la situación en Siria? Porque hay dos potencias que dicen no”, concluyó.

Por su parte, Antonio Patriota manifestó en una entrevista concedida a Efe al margen del Foro que Brasil comparte la visión expuesta por Erdogan.

En el Foro de la Alianza “hablamos de responsabilidad de liderazgo y creo que podemos hablar de una cierta falta de liderazgo que no tengamos hasta ahora reformado el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, dijo el ministro brasileño.

“Estamos en un mondo más multipolar, en el que ni un país o grupo de países pueden conseguir una nueva orden internacional”, agregó.

“Por eso, es un deber que las regiones del mundo y países que tiene capacidad de influir (se unan) para construir un nuevo orden de cooperación entre países”, recalcó Patriota.

También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reaccionó a estas declaraciones, diciendo que “el Consejo de Seguridad debería cambiar para ser más representativo, democrático y transparente”.

“Existe un consenso de que el Consejo debe de cambiar pero, ¿cómo cambiará?, ¿cuántos países estarán incluidos y quiénes estarán representados?, son preguntas clave que no han conseguido el suficiente consenso hasta ahora”, concluyó Ban.

Viena, 27 feb (EFE).- El ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota, apoyó hoy la Alianza de Civilizaciones como alternativa al uso de la fuerza y herramienta de diálogo y cooperación.

“Es importante que hoy evolucionemos en una dirección hacia un mundo multipolar, que perfeccionemos los mecanismos del multilateralismo y que pasemos a creer más en el diálogo, en la negociación, en la cooperación (…) y menos en el militarismo” explicó Patriota a Efe durante la inauguración del V Foro anual de la Alianza de Civilizaciones, que se celebra en Viena.

Patriota recordó que Brasil ya acogió una reunión de esta iniciativa de la ONU, en 2010 en Río de Janeiro, y argumentó que se está llegando “al fin de una era de la unipolaridad, en que se creía mucho en el poder de la fuerza militar para resolver conflictos, y se hablaba de conflictos de civilizaciones”.

El ministro explicó que su país, como ejemplo de convivencia entre diferentes religiones, culturas y grupos étnicos, quiere asociarse “a todos aquellos movimientos, iniciativas y propuestas que dan énfasis a la cooperación, al respeto por el pluralismo y a un deseo de forjar un orden más pacífica en el plan internacional.

“Obviamente no queremos presentarnos como una sociedad perfecta. Tenemos nuestros desafíos sociales y humanos. Pero vivimos en una región de paz y cooperación, sin conflictos, sin terrorismo, y creemos en la democracia en el plano interno y en una democracia también en el plano internacional, entre las naciones”, declaró.

El responsable de la diplomacia brasileña se mostró partidario de reformar la actual composición del Consejo de Seguridad de la ONU, donde cinco países, Estados Unidos, Francia, China, Reino Unido y Rusia, tienen derecho a veto.

“Estamos en un mundo más multipolar, en el que ni un país o grupo de países pueden conseguir un nuevo orden internacional”, agregó.

“Por eso, es un deber que las regiones del mundo y países que tiene capacidad de influir (se unan) para construir un nuevo orden de cooperación entre países”, recalcó Patriota.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo