Brahimi aboga por resucitar la propuesta de un gobierno transitorio en Siria

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 27 dic (EFE).- El mediador internacional Lajdar Brahimi abogó hoy por impulsar la propuesta de un gobierno de transición en Siria, aprobada en la conferencia de Ginebra de junio pasado, en medio de nuevos actos violentos y deserciones del régimen sirio.

Brahimi, que culminó una visita de cinco días a Damasco, declaró a la prensa que el acuerdo suscrito por las principales potencias mundiales en Ginebra “reúne todos los elementos necesarios para poner fin al conflicto en Siria en los próximos meses”, aunque necesita “algunos cambios”.

Antes de partir hacia Moscú, donde continuará sus contactos, el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria consideró que debería formarse un gobierno transitorio “con todo el poder ejecutivo y que lleve al país a elecciones presidenciales o parlamentarias”.

“El cambio debería ser real y no cosmético”, enfatizó Brahimi, que insistió en que todavía no ha presentado un proyecto “completo” a la espera de que las partes enfrentadas alcancen antes un acuerdo.

Asimismo, negó las informaciones de que hay una propuesta acordada con Washington y Moscú para poner fin al conflicto sirio.

En la mesa de las negociaciones está por el momento el plan consensuado por el Grupo de Acción para Siria, en el que participan China, Rusia, EEUU, Francia, el Reino Unido, Turquía, la Liga Árabe, la ONU y la Unión Europea.

Este grupo propuso un gobierno de transición en el que estuvieran representadas figuras del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y los grupos opositores, con vistas a poner fin a la violencia que azota el país desde marzo de 2011.

Sin embargo, apenas se han registrado avances en el terreno diplomático desde junio y, más concretamente, en la aplicación de ese plan, que levanta reticencias entre los opositores ante la posible continuidad de Al Asad en el poder.

Sin detallar ese y otros aspectos, Brahimi aseguró que el pacto de Ginebra debería contar con “el acuerdo de las partes, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y garantías para todas las partes”.

En su tercera visita a Siria desde que asumiera el cargo en septiembre pasado, el argelino mantuvo encuentros con Al Asad y dirigentes de la oposición interna.

Fuentes diplomáticas consultadas por Efe señalaron que Brahimi podría haber pedido al presidente sirio que designara a los ministros que representarían al régimen en esa eventual etapa.

El Consejo Nacional Sirio (CNS), que agrupa a opositores en el exilio, expresó hoy su apoyo a un gobierno de transición en el país sin la participación de Al Asad.

En declaraciones a Efe, el integrante y expresidente del CNS Burhan Galion destacó que no hay inconveniente en cooperar con miembros del régimen que no estén salpicados por crímenes de guerra.

Mientras que Francia -aliada de los opositores- dejó hoy claro que el mandatario sirio debe quedar fuera de una futura transición política, Rusia -uno de los valedores de Damasco- insistió en la necesidad de aplicar el plan de Ginebra.

Tras reunirse con el viceministro de Asuntos Exteriores sirio, Faisal al Miqdad, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, apuntó que no hay otra alternativa que los acuerdos firmados por el Grupo de Acción para Siria.

En el plano interno, el fiscal general de Alepo (norte), Ahmed al Nuaimi, confirmó su deserción después de que en la víspera el jefe de la Policía Militar, Abdelaziz al Shalal, anunciara que se ha unido a las filas de la revolución.

Precisamente, la principal alianza opositora, la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria, anunció la formación de un “sindicato” para coordinar los esfuerzos de los desertores políticos del régimen de Damasco.

Por otra parte, el aeropuerto internacional de la ciudad de Alepo fue escenario de choques entre rebeldes y fuerzas gubernamentales, que bombardearon los aledaños.

Fuentes insurgentes dijeron haber derribado un avión de tipo Mig-23, de fabricación rusa, y un helicóptero de las fuerzas del régimen en la operación con la que el Ejército Libre Sirio (ELS) pretende tomar la provincia de Hama, en el centro del país.

Un grupo de combatientes rebeldes reivindicó también la toma de varias zonas en la provincia septentrional de Idleb, al tiempo que medios oficiales informaron de que al menos cuatro personas murieron y decenas resultaron heridas, la mayoría estudiantes, por la explosión de un coche bomba en la periferia de la capital.

Moscú, 27 dic (EFE).- El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró hoy que aún hay tiempo para solucionar el conflicto en Siria a través de los acuerdos de Ginebra para la formación de un Gobierno de transición.

“El reciente encuentro tripartito en Ginebra -Rusia, EEUU y mediador internacional, Lajdar Brahimi- demostró que aún existen posibilidades de encontrar puntos de coincidencia para garantizar el cumplimiento de los Acuerdos de Ginebra”, dijo Lavrov a la agencia Interfax.

Eso sí, Lavrov subrayó que para ello “hay que renunciar a los intentos de reescribir” los acuerdos alcanzados en la ciudad suiza el pasado 30 de junio.

Para aplicar los acuerdos de Ginebra, añadió: “Se necesitan acciones consensuadas de todos los actores exteriores que deben hablar con una sola voz para sentar a los representantes legítimos del Gobierno y la oposición en la mesa de negociaciones”.

“Debemos impulsar el inmediato comienzo del diálogo entre los sirios durante el que se determinarán los parámetros del proceso de reforma por el bien de todos los sirios”, apuntó.

Lavrov criticó a Occidente por no poner todo de su parte para impulsar un proceso de transición en el país árabe.

“Nosotros estamos plenamente decididos a tomar ese camino. Ahora depende de nuestros socios que de palabra, están a favor del arreglo político y, de obra, promueven la guerra para el derrocamiento de Bachar al Asad”.

“Ese doble juego dada la actual situación en Siria es extremadamente peligroso”, ya que “contribuye a la continua militarización del conflicto, a su agravamiento, al aumento del radicalismo, a la amenaza terrorista y a la violencia por motivos religiosos”, indicó.

En opinión del ministro ruso, “hay que cesar frenar la grave confrontación militar que lleva a la muerte de gente, el sufrimiento del pueblo y amenaza no sólo la desintegración del Estado sirio, sino también con propagan la crisis a los países vecinos”.

Lavrov advirtió que ala vista de lo que ocurre en Siria las oportunidades de poner en práctica los principios de Ginebra disminuyen con el paso del tiempo.

“Pero aún las hay y debemos luchar por ellas”, apuntó.

Lavrov confirmó hoy precisamente en Moscú al viceministro de Asuntos Exteriores sirio, Faisal al-Miqdad, el apoyo de Rusia a los acuerdos de Ginebra.

La cancillería rusa informó que el representante sirio ha informado detalladamente a Moscú de la situación en su país y en particular del encuentro en Damasco entre Asad y Brahimi, quien el sábado se entrevistará con Lavrov en la capital rusa.

En sus reuniones con Asad y con la oposición siria, Brahami presentó una serie de propuestas para el arreglo del conflicto en Siria, que incluye la formación de un gobierno transitorio compuesto por ministros que no pertenezcan ni a la confesión alauí, la que profesa el presidente, ni a los suníes radicales.

Asimismo, la iniciativa estipula que Asad continúe en el poder hasta la segunda mitad del 2013 pero sin que tenga derecho a presentarse a las próximas elecciones presidenciales, previstas para el año 2014.

Según las agencias internacionales, la oposición siria en el exilio ha aceptado el primer punto, pero no el segundo, ya que no considera viable un proceso de transición con Asad en el poder.

El Cairo, 27 dic (EFE).- La principal alianza opositora siria informó hoy de la formación del “Sindicato Nacional Libre de los Empleados de Estado Sirio” para coordinar los esfuerzos de los desertores políticos del régimen de Damasco.

En un comunicado, la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS) precisó que con el sindicato se pretende “organizar los esfuerzos y el trabajo de los desertores políticos sirios, en un marco institucional efectivo, que manda un mensaje importante en esta etapa vital de la revolución”.

Según la CNFROS, con este nuevo órgano se aprovechará mejor la experiencia de los desertores y se les permitirá contribuir a la “construcción de una nueva Siria”, además de preservar las instituciones civiles y locales.

En ese sentido, la coalición lanzó “un mensaje claro a todos los funcionarios del Gobierno sirio a que deserten y se unan al nuevo sindicato”.

Pese a que la CNFROS reveló hoy la existencia del nuevo organismo, según su comunicado fue anunciado el pasado 15 de diciembre en Ammán.

En las últimas horas, el fiscal general de Alepo, Ahmed al Nuaimi, ha confirmado su deserción en un vídeo en internet, un día después de que el jefe de la Policía Militar, Abdelaziz al Shalal, uno de los militares de más alto rango que se han unido a las filas de la revolución, lo anunciara en otra grabación.

A principios de agosto, el entonces primer ministro, Riad Hiyab, abandonó su puesto y anunció su unión a la revolución. Su deserción ha sido la más importante del régimen desde que comenzó la rebelión en marzo de 2011.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo