El Ejército se suma al combate contra el dengue en Paraguay

Por Publimetro Colombia

Asunción, 27 nov (EFE).- El Ejército se sumó hoy a las tareas de limpieza de criaderos de mosquitos, dentro del plan Cien Días de Lucha contra el Dengue en Paraguay, donde este año se han registrado ya 69 muertos, el peor dato de mortalidad desde que hay registros.

Soldados y miembros de brigadas civiles acudieron a una ceremonia en la que el ministro de Salud, Antonio Arbo, aseveró que la muerte de paraguayos a causa del dengue es “corresponsabilidad de todos”.

“No podemos permitir que los paraguayos sigamos pasivamente la muerte de compatriotas (…). La proliferación del mosquito existe porque no hemos tomado los suficientes recaudos en nuestros hogares”, abundó el ministro.

En lo que va de año se han confirmado 29.277 casos de dengue, con un índice de mortalidad del 0,21 %, aunque Arbo calculó que los contagios reales pueden rondar entre 150.000 y 200.000.

Estos datos no sólo superan los registrados en 2011, cuando hubo 62 muertes y 42.264 contagios, sino que reflejan un impacto desconocido de la enfermedad en Paraguay, que no registró casos mortales hasta 2007 (con 17 fallecidos y 9.040 contagios) y 2010 (con 15 casos fatales de 13.559 en total).

La mayoría de los muertos (62) de 2012 se concentraron en Asunción y su área metropolitana del departamento Central, donde habita el 41 % de los casi 6,5 millones de habitantes del país.

“No podemos bajar la guardia en esta campaña”, dijo Arbo, que anunció que 300 soldados se incorporaban hoy a las tareas de limpieza de criaderos del mosquito Aedes agypti, transmisor de la enfermedad, y que si es necesario el número de efectivos “podría aumentar”.

Ya el año pasado el Ejército colaboró en estas tareas, pero las autoridades sanitarias no ocultan su frustración por la falta de colaboración ciudadana pese a las amenazas de multas y hasta penas de cárcel a quienes cierren las puertas de sus casas a las brigadas de inspección y limpieza.

“Nos preocupa que el 20 % de las casas están cerradas o no abren (a las brigadas). Hemos pedido el compromiso de la Fiscalía para que se intervengan esos lugares”, dijo el ministro.

Arbo volvió a insistir en lo obvio: por más que las brigadas limpien y fumiguen, son los hogares los responsables de eliminar sus aguas estancadas, porque “al venir una lluvia, al tercer día todo está igual”.

“Ojalá cada uno de nosotros podamos lograr concienciar en nuestros hogares, (en los) de los vecinos y amigos, (de) que cada uno cuide ese espacio donde está habitando”, deseó por su parte la ministra de Defensa, María Liz García.

El titular de Salud demandó a los responsables de la nueva campaña de limpieza y rastrillaje ayudar a “educar y comprometer” a la ciudadanía en las tareas de prevención, para que las asuman de forma regular.

Y conminó a las autoridades municipales a hacer lo propio, ocupándose de la limpieza de baldíos.

Según Arbo, “los índices de infestación ahora están en alrededor del 4 % en Asunción y en área Central. Ese es un índice preocupante”.

La directora de Vigilancia de la Salud, Celia Martínez, explicó a Efe que la razón de la magnitud que adquirido la mortalidad por dengue en los últimos años es la “gran masa afectada de población” que ya padeció la enfermedad una y hasta dos veces.

Esto ha creado una “base de población que no tiene una adecuada memoria inmunológica” para combatirlo, por lo que ahora los casos son “más graves” y aumenta la mortalidad.

Además, “los cuatro serotipos (del dengue) ya circularon” por Paraguay, lo que sumado a la mejora del sistema de notificación, vigilancia y diagnóstico eleva también las cifras registradas actualmente.

“Pensamos que la gente está más sensibilizada y por eso aumentan” los casos que se notifican y se pueden diagnosticar, estimó la doctora Martínez, quien admitió no tener “explicación” para la dejadez ciudadana en la imprescindible tarea de eliminar los criaderos del Aedes agypti.

Julia R. Arévalo

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo