Presidentes viajan a Mendoza en busca de un consenso sobre Paraguay

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 28 jun (EFE).- Los presidentes de los países del Mercosur y la Unasur empezaron hoy a viajar hacia la ciudad argentina de Mendoza donde este viernes debatirán la respuesta de la región a la destitución de Fernando Lugo como presidente de Paraguay.

“Independientemente de lo que decidan el Mercosur, la Unasur, el Ecuador ya tomó su decisión. No reconoceremos un Gobierno ilegítimo, basta de cohonestar patrañas”, dijo hoy el presidente de Ecuador, Rafael Correa, horas antes de viajar.

Para Correa, la destitución de Lugo tras un juicio político en el Senado y su reemplazo por el vicepresidente Federico Franco es una “clara ruptura de la democracia”, una opinión que no todos los convocados a Mendoza comparten al ciento por ciento, según se hizo patente en una reunión celebrada en la OEA esta semana.

Antes de viajar a Argentina, el presidente uruguayo, José Mujica, definió hoy la situación en Paraguay como una crisis “institucional” y anunció que su Gobierno se va a oponer “a cualquier tipo de intento de sanción económica a Paraguay”.

“Cuando se aplican las sanciones, los que cargan con el costo son las mayorías de gente pobre, que en abundancia existen en esa sociedad”, dijo Mujica, partidario de que la situación se resuelva de manera “sencilla”: “que el pueblo con su voto elija su Gobierno”.

También se mostró en contra de imponer sanciones económicas a Paraguay el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, pues “eso sería castigar al pueblo”, según dijo en Sao Paulo.

El nuevo Gobierno de Paraguay ha sido excluido de las reuniones en Mendoza, pese a que el país es miembro pleno de ambos organismos y en el caso de la Unasur ejerce actualmente la presidencia pro témpore.

La Cancillería paraguaya declaró hoy que la decisión ha “sido adoptada sin observar las disposiciones del Tratado Constitutivo” de la Unasur, en virtud del cual la convocatoria “sólo puede ser realizada a través de la Presidencia pro témpore”.

De modo que la reunión de Mendoza, que se celebra en conjunto con una cumbre del Mercosur de la que también se excluyó a Paraguay, “se convoca por un procedimiento no previsto ni autorizado en el Tratado” de la Unasur, según una nota oficial.

La Cancillería lamentó que los jefes de Estado y Gobierno de la Unasur pretendan tratar la crisis en Paraguay “sin dar oportunidad a que el Gobierno paraguayo informe sobre los últimos acontecimientos”.

Por su parte, el canciller paraguayo, José Fernández Estigarribia, proclamó hoy que su país “es y será miembro del Mercosur” hasta que “soberanamente” decida lo contrario, y opinó que la razón de que Paraguay ocupe la agenda de Mendoza es “postergar” las críticas que Argentina iba a recibir de sus vecinos por sus trabas comerciales.

La anfitriona de ambas cumbres es la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, que retiró su embajador de Asunción y no reconoce al Gobierno de Franco.

A las reuniones han confirmado su presencia los presidentes de Bolivia, Evo Morales, Brasil, Dilma Rousseff, Chile, Sebastián Piñera, Perú, Ollanta Humala, además de Correa y Mujica.

No hay confirmación todavía de la participación de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Hugo Chávez, que están representados por ahora por los cancilleres María Ángela Holguín y Nicolás Maduro, respectivamente.

El ministro venezolano fue acusado hoy por el Gobierno paraguayo de haber instigado a las Fuerzas Armadas de Paraguay a apoyar a Lugo a cambio de “apoyo internacional” durante la visita que hizo a Asunción junto a otros cancilleres de la Unasur la semana pasada, acusación a la que Venezuela aun no ha respondido.

El expresidente de Honduras Manuel Zelaya, depuesto por un golpe de Estado del que hoy se cumplen tres años, dijo hoy que a Fernando Lugo le dieron “un golpe de Estado” con “el mismo patrón” que a él,

Agregó que para los golpes de Estado “se crea una crisis y las fuerzas oligárquicas representantes de los partidos tradicionales proceden a hacer su trabajo sucio para, por la fuerza, destituir y destruir la democracia en nuestros países”.

“Que vean los resultados de un golpe de Estado, se incrementó el crimen, tenemos la sociedad más violenta del mundo, se deteriora nuestra economía”, expresó el exgobernante en alusión a su derrocamiento y expulsión del país, el 28 de junio de 2009.

Este domingo, después de la cumbre de la Unasur y el Mercosur, llegará a Asunción el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno Jose Miguel Insulza, al frente de una misión especial del organismo para estudiar la situación en Paraguay.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo