Los golpistas de Guinea Bissau designan al presidente con el apoyo de varios partidos

Por Publimetro Colombia

Bissau, 20 abr (EFE).- Las militares golpistas y los partidos firmantes del acuerdo transitorio en Guinea Bissau han nombrado a Manuel Serifo Nhamadjo como presidente del Gobierno encargado de “dirigir la transición”, tras el golpe de Estado del pasado día 12 que suspendió la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

En una rueda de prensa a última hora del jueves, el portavoz del Foro de Partidos de la Oposición, Fernando Vaz, explicó que también fue designado presidente del Consejo Nacional de Transición (Parlamento de transición) Ibrahima Sory Diallo.

Diallo es presidente del Partido de la Renovación Social (PRS) liderado por el exjefe de Estado Kumba Yala, segundo candidato más votado de la primera vuelta de las elecciones celebradas el 18 de marzo, mientras que Nhamadjo era uno de los cinco candidatos presidenciales que impugnaron los resultados de los comicios.

El recién nombrado presidente del Gobierno de transición, expresidente del Parlamento y antiguo miembro del exgobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), quedó tercero en los comicios del 18 de marzo.

El pasado miércoles, la junta militar que detenta el poder en Guinea Bissau y una veintena de partidos políticos llegaron a un acuerdo con el que prevén establecer una transición política de dos años, paso previo a la convocatoria de unas elecciones generales.

Sin embargo, el PAIGC y otros ocho grupos políticos han anunciado la creación de un frente contrario al golpe de Estado y han reiterado el rechazo de los órganos de la transición.

Este frente exige el retorno a la legalidad constitucional, lo que supone el restablecimiento de las instituciones disueltas y la organización de la segunda ronda electoral tal y como estaba previsto.

El golpe de Estado se produjo mientras el país -uno de los más pobres del mundo- se encontraba en pleno proceso para celebrar la segunda ronda de sus comicios presidenciales, fijadas para el próximo 29 de abril.

En la primera vuelta, el primer ministro saliente, Carlos Gomes Junior, se hizo con un 48,97 por ciento de los votos, en tanto que Yala consiguió un 23,26 por ciento, por lo que ambos debían enfrentarse en las urnas el día 29.

El levantamiento militar fue condenado, entre otros, por EEUU, la Unión Africana (UA), la Comunidad de Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), la Unión Europea (UE), Portugal (antigua metrópoli) y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Bissau, 20 abr (EFE).- La junta militar de Guinea Bissau rechazó hoy el despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz en el país, como pidió el jueves la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) al Consejo de Seguridad de la ONU, y advirtió que defenderá su integridad territorial.

“La situación en Guinea Bissau no exige el despliegue de una fuerza de interposición y no lo aceptará”, aseguró en una rueda de prensa el portavoz de la junta militar, el teniente coronel Daba Na Walna.

En su opinión, una misión de paz se hace necesaria sólo cuando dos partes se enfrentan, y ese no es el caso en Guinea Bissau, dijo.

“El Ejército está aquí para defender la integridad territorial y no vacilará en replicar a cualquier tentativa de invasión o entrada ilegal en Guinea Bissau”, subrayó Na Walna.

La petición de la CPLP despertó temor y pánico en Bissau, y miles de ciudadanos han abandonado la ciudad por miedo a enfrentamientos armados tras el golpe de Estado que protagonizaron los militares hace poco más de una semana.

La semana pasada, Portugal ya anunció que enviaría una fuerza naval a Guinea Bissau, con el posible objetivo de evacuar a ciudadanos lusos y de otras nacionalidades de la antigua colonia portuguesa, lo que provocó la huida de más personas hacia el interior del país.

El golpe de Estado militar se produjo mientras el país -uno de los más pobres del mundo- se encontraba en pleno proceso electoral para celebrar la segunda ronda de sus comicios presidenciales el próximo 29 de abril.

Los sublevados mantienen retenidos, entre otros, a las dos máximas autoridades del país, el primer ministro y candidato presidencial, Carlos Gomes Júnior, y el jefe de Estado en funciones, Raimundo Pereira, pese a las peticiones de la comunidad internacional de que sean liberados.

Los responsables de la asonada aseguraron que actúan contra un supuesto “acuerdo secreto” entre Guinea Bissau y Angola -que tiene desplegados unos 200 soldados destinados a ayudar en la reforma del Ejército guineano- que amenaza la soberanía nacional.

Los golpes de Estado militares en la excolonia portuguesa han sido una constante en los últimos años y reflejan la inestabilidad política del país, que se ha convertido en un importante lugar de tránsito del tráfico de droga que llega a Europa procedente de Latinoamérica.

Lagos, 20 abr (EFE).- La Comunidad de Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) rechaza el Gobierno de transición para dos años acordado en Guinea Bissau por los militares golpistas y una veintena de partidos, tras el golpe de Estado del pasado día 12.

En un comunicado que aparece hoy en la web del bloque regional, la CEDEAO, con sede en Abuya (capital de Nigeria), “condena rotundamente esa iniciativa ilegal”.

La organización se opone al acuerdo de transición “sobre todo después de que la junta militar diera garantías por escrito, tras su reunión el pasado 16 de abril de 2012 con una delegación de alto nivelo de la CEDEAO en Bissau, de que se apartaría y dejaría paso al inmediato retorno de la normalidad constitucional”.

“La CEDEAO reitera su compromiso con la restauración inmediata del orden constitucional en Guinea Bissau”, afirma el comunicado, al agregar que la crisis se analizará la próxima semana en una “cumbre de emergencia” del bloque, integrado por 15 países.

El portavoz de la organización, Sunny Ugoh, aclaró a Efe que esa cumbre se celebrará el 26 de abril en Abiyán (Costa de Marfil, país que ejerce la presidencia rotatoria de la CEDEAO), donde también se abordará el golpe de Estado cometido en marzo pasado en Mali.

El pasado miércoles, la junta militar que detenta el poder en Guinea Bissau y una veintena de partidos políticos llegaron a un acuerdo con el que prevén establecer una transición política de dos años, paso previo a la convocatoria de unas elecciones generales.

Los militares golpistas y los partidos firmantes del acuerdo transitorio anunciaron este jueves que han nombrado a Manuel Serifo Nhamadjo como presidente del Gobierno encargado de dirigir la transición.

Nhamadjo es uno de los cinco candidatos presidenciales que impugnaron los resultados de la primera ronda de las elecciones presidenciales del pasado 18 de marzo.

El recién nombrado presidente del Gobierno de transición, expresidente del Parlamento y antiguo miembro del exgobernante Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), quedó tercero en los comicios.

El golpe de Estado se produjo mientras el país -uno de los más pobres del mundo- se halla en pleno proceso para celebrar la segunda ronda de los comicios presidenciales, el próximo 29 de abril.

En la primera vuelta, el primer ministro saliente, Carlos Gomes Junior, se hizo con un 48,97 por ciento de los votos, en tanto que el exjefe de Estado Kumba Yala consiguió un 23,26 por ciento, por lo que ambos debían enfrentarse en las urnas el día 29.

El levantamiento militar fue condenado, entre otros, por EE. UU., la Unión Africana (UA), la Comunidad de Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), la Unión Europea (UE), Portugal (antigua metrópoli) y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo