Ban apuesta por más observadores en Siria pese a la persistencia de la violencia

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 19 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy el envío de una misión de 300 observadores militares desarmados a Siria y libertad total de movimiento para ellos, pese a que la violencia persiste y no se ha logrado respetar el alto el fuego prometido.

“Pese al acuerdo del Gobierno (sirio) para cesar toda la violencia, todavía vemos pruebas profundamente perturbadoras de que ésta continúa”, dijo Ban tras reunirse con el Consejo de Seguridad, a cuyos miembros presentó un plan que permita el despliegue de la Misión de Supervisión de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS).

El máximo responsable de la ONU aseguró que, pese a los compromisos con el plan del enviado especial Kofi Annan, en los últimos días se ha detectado “una renovada escalada de la violencia, con bombardeos de zonas civiles, graves abusos por parte de las fuerzas gubernamentales y ataques de grupos armados”.

Con el objetivo de “ayudar a mejorar la situación sobre el terreno”, Ban propuso a los quince que autoricen “con rapidez” el despliegue de una misión de 300 observadores desarmados, apoyados por un componente civil, durante un período inicial de tres meses, que dé continuidad a la avanzadilla que trabaja ya en el país.

“No es una misión que no entrañe riesgos, pero creo que puede contribuir a lograr la paz y un acuerdo político que refleje la voluntad del pueblo sirio”, explicó Ban.

Subrayó que una misión efectiva ayudaría a “mejorar la situación sobre el terreno, a lograr el cese de la violencia y prepararía el terreno para la aplicación del plan de paz” de Annan.

El secretario general pidió sin embargo el apoyo de las autoridades sirias a la misión que la ONU quiere desplegar, previa autorización del Consejo de Seguridad, y exhortó a Damasco a que garantice “sobre todo la libertad de movimiento” a sus componentes.

“Para que la misión tenga éxito, requerimos la colaboración completa del Gobierno sirio, particularmente a la hora de garantizar su libertad de movimiento y acceso, la seguridad y protección de sus miembros, así como el uso de helicópteros y otras formas de transporte”, explicó el diplomático surcoreano.

Ban subrayó “la responsabilidad del Gobierno de Siria” para que la misión funcione y, después de que el equipo de Annan y Damasco anunciaran un acuerdo para sentar las bases para el despliegue de los observadores, se reunió personalmente con el embajador sirio en la ONU, Bashar Jafari, para arrancar compromisos en ese sentido.

“Me ha asegurado que el Gobierno dará su apoyo total, incluido en materia de movilidad área”, dijo Ban sobre esa conversación, ya que para garantizar la rapidez de la misión se ha estipulado la necesidad de contar con helicópteros y otros medios aéreos.

Pese a los acuerdos con Damasco, el Gobierno de Bachar al Asad mantiene ciertas “preocupaciones” acerca de la nacionalidad de los observadores, indicó Ban, que también aseguró que las autoridades sirias no deben marcar “condiciones previas ni sobre nacionalidad ni sobre la libertad de movimiento” de la misión.

En su propuesta al Consejo de Seguridad, Ban señaló que la avanzadilla de observadores que trabaja ya en Siria ha tenido en los tres primeros días de trabajo problemas para moverse en libertad, ya que se les negó la posibilidad de visitar Homs, una de las ciudades más castigadas, entre otros episodios.

Para que la UNSMIS se haga realidad, el máximo órgano internacional de seguridad debe aprobar una resolución al respecto, algo que se tratará de hacer la próxima semana, explicaron fuentes diplomáticas, aunque existe cierta “preocupación” entre algunos miembros sobre si se puede enviar más observadores.

“El Consejo ha expresado su deseo de autorizar rápidamente una misión de observadores, pero también marcamos las condiciones necesarias. El Gobierno sirio debe decidir ahora si quiere detener su ciclo de violencia mortal y permitir observadores que operen libremente”, dijo la presidenta de turno del Consejo de Seguridad, la embajadora estadounidense Susan Rice.

La diplomática explicó a la prensa que “el Consejo podría autorizar mañana mismo” la misión, pero alertó de que “si ésta no puede moverse libremente ni entrar en los puntos clave, no será efectiva”, algo que “todos los miembros” quieren evitar, después de que a principios de año fracasara la misión de observadores de la Liga Árabe.

Mientras tanto, la violencia siguió adelante hoy en Siria, donde las fuerzas gubernamentales abrieron fuego en la localidad de Harak (sur), después de que los observadores de la ONU visitasen la zona, según informaron grupos de activistas, que también denunciaron disparos en Deraa y bombardeos en la provincia de Homs.

Washington, 19 abr (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta, afirmó hoy que “de una u otra forma el régimen de Siria llegará a su fin” y reconoció que su departamento desarrolla planes para un posible mayor papel en el conflicto sirio.

Según indicó en una comparecencia ante el Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, el Pentágono “planea y revisa medidas adiciones que pueden ser necesarias para proteger al pueblo sirio”.

No obstante, insistió en que no intervendrá militarmente si no existe un fuerte consenso internacional al respecto, dijo Panetta.

“Estados Unidos ha dejado bien claro que el régimen de (el presidente Bachar) al Asad ha perdido su legitimidad y que esta crisis no tiene solución sin la salida de Asad”, agregó el secretario de Defensa.

Actualmente, EE.UU. busca enviar asistencia “no letal”, como medicinas o equipos de comunicaciones, a la oposición siria, algo que según Panetta incrementa la presión sobre el régimen sirio.

El presidente del Comité, el republicano Howard McKeon, dijo que “el conflicto sirio ya está en su segundo año y la situación sigue siendo incierta y sombría”.

“En estos momentos existe una tenue cesación del fuego tras violencias horribles cometidas por el régimen de Asad”, según McKeaon.

“Y, aunque Asad se ha comprometido con el alto el fuego, los informes indican que sigue infligiendo violencia sobre el pueblo sirio”.

El congresista Adam Smith, demócrata de Washington, sostuvo que “el régimen de Asad ha elegido, claramente, matar a tanta gente como pueda para mantener el poder”.

Panetta explicó la política actual del Gobierno del presidente Barack Obama ante la crisis de Siria e insistió en que Washington buscará un consenso internacional en cualquier curso de acción para resolverla.

EE.UU., dijo Panetta, apoya los esfuerzos para mantener la presión internacional “y promover la transición en Siria” y “está fortaleciendo y unificando a la oposición política no violenta en Siria”, añadió.

“Que nadie se confunda, de una u otra manera este régimen, en última instancia, llegará a su fin”, afirmó el jefe del Pentágono, quien reconoció que hay “quienes abogan por un enfoque similar al que tomamos en el caso de Libia” y que llevó al derrocamiento de Muamar Gadafi.

Entonces, la comunicad internacional respaldó la formación de una coalición para el establecimiento de una zona de exclusión aérea, liderada inicialmente por EE.UU. y que posteriormente quedó bajo mando de la OTAN.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo