Medellín se desangra entre el fuego cruzado de los grupos criminales

Hasta la fecha se han registrado 273 homicidios, lo que significa que cada doce horas una persona es asesinada.

Por Ariadne Agamez Lombana

Medellín llora, sus flores se marchitan, el cielo se oscurece y el dolor se apodera de los ciudadanos. Parece que una enorme nube gris se ha adueñado de la ciudad de la eterna primavera y no parece que el viento la pueda mover.

La ciudad se encuentra en medio del fuego cruzado de los delincuentes que se disputan el territorio y el control de las rentas criminales. Bandas que por años han estado en la ciudad y que se han convertido en el objetivo de la actual administración.

PUBLIMETRO consultó a varios analistas y líderes sociales de la ciudad para entender qué es lo que está pasando en Medellín y el área metropolitana donde los homicidios siguen en aumento progresivo.

Según Medicina Legal en el 2015 se registraron 497 homicidios, en el 2016, inició la administración de Federico Gutiérrez, aumentó a 545 casos, en el 2017 se incrementó a 587 y en el 2018 cerró con 626 muertes violentas.

Aumento de los homicidios

Daniel Duque, analista político, calificó de terrible el aumento de los homicidios durante los últimos tres años en Medellín y señaló que son “fruto de una política de seguridad fracasada por las decisiones tomadas por la Alcaldía de Medellín”.

“Es el resultado del discurso que ha utilizado esta administración. Si la política está concentrada en atrapar pillos y meterlos a la cárcel, pero sigue la desinversión social, como se ha denunciado, el problema va a seguir existiendo toda la vida”, dijo Duque a PUBLIMETRO.

Para el analista la gestión que se requiere en Medellín va mucho más allá de “jugar a los policías y ladrones”. Considera que se requiere de un trabajo integral en diferentes estrategias,  donde se tienen que capturar a los cabecillas, pero también se les deben brindar proyectos de vida a los jóvenes de las comunas.

“El fenómeno de la inseguridad y de los combos delincuenciales no solo es de Medellín, es un problema metropolitano. No se puede desconocer la realidad, hay que entender que tenemos a la Oficina de Envigado y a unas disidencias del Clan del Golfo disputándose las plazas de vicio y la ciudad, desde hace un buen tiempo”, dijo el analista.

Los protagonistas

Fernando Quijano Moreno, presidente de la ONG Corporación para la paz y el desarrollo social, Corpades; considera que la tendencia de los homicidios es al crecimiento y que es fundamental separar los conflictos que se viven en Medellín y en el municipio de Bello.

“En Medellín está la guerra fría de la Oficina, que es una tensión muy fuerte entre la línea militar mayoritaria: la Alianza criminal del norte, y la línea minoritaria: la confederación criminal de Medellín. Aquí los jefes no se están disparando directamente, pero sí ha desembocado en un enfrentamiento entre las bandas”, explicó el experto en conflicto urbano a PUBLIMETRO.

Según el experto todo el occidente de Medellín ha concentrado estos enfrentamientos; es decir, las comunas: 5, 6, 7, 11, 12, 13, 15, 16, los corregimientos de San Cristóbal y Altavista. Entre esas comunas en lo corrido del año se han reportado un total de 178 asesinatos, un 65% del total de los homicidios en la ciudad.

En el caso de Bello, hasta el 15 de mayo de 2019 se reportan 55 homicidios. Según Quijano se trata de un enfrentamiento entre un sector de la banda de Los pachelly, la banda Niquía Camacol y Los mesa. Sin embargo, destacó que existen “rumores que indicarían que se habría llegado a un acuerdo recientemente entre las bandas para acabar con los homicidios”. Por ahora eso no está confirmado, pero de ser así queda la pregunta sobre la mesa: ¿Qué papel estaría jugando la institucionalidad?

“Para nosotros se presenta un fracaso en la estrategia de seguridad porque están empeñados en captura, decomiso y control al crimen. No se ha presentado el primer desmantelamiento de las organizaciones criminales, no se ha hecho una depuración de la institucionalidad, de esos sectores en los que conviven con los criminales; y además, falta que se escuche a la ciudadanía para solucionar el conflicto”, dijo Quijano.

El experto considera que se requiere de una ley de sometimiento a la justicia que esté acorde a lo que se está viviendo, “la que hay desde el 9 de julio del 2018 no se ha cumplido, pensamos que el presidente Iván Duque le daría un redireccionamiento y no lo hizo; lo que quiere decir, que no hay herramientas poderosas para ayudar a desmantelar el crimen urbano en Medellín y en el resto del Valle de Aburrá”.

La acción ciudadana

Los jóvenes de la ciudad se han ido agrupando en diferentes colectivos para lograr cambios sociales y evitar que se siga desangrando la ciudad. Hace 4 años, luego de una ola de violencia en la que fueron asesinados siete raperos en la Comuna 13 nació la campaña No Copio.

Daniela Arbeláez Suárez, miembro del colectivo Morada y militante en la campaña No Copio, explicó que los homicidios de los raperos marcaron a los jóvenes del territorio y fue cuando surgió la idea de crear una acción que permitiera lograr un cambio cultural.

“Inicialmente creamos la campaña No Copio, que tenía la idea de utilizar la jerga de los jóvenes para decir que no, que no están dispuestos a seguir con los homicidios. Durante el proceso nos dimos cuenta que el primer atajo para no sentirse cercano y separarse de las víctimas es a través de darle una razón al homicidio, así fue como nació Nada justifica un homicidio”, explicó Daniela a PUBLIMETRO.

A través de esta campaña se definió el Protocolo Nada justifica el homicidio, con el que los jóvenes que están en riesgo de ser asesinados o han sido amenazados pueden recibir protección. En agosto del 2017 empezó a funcionar el protocolo a través de la línea 123, donde se le brinda la ruta de apoyo y protección a quien lo necesita.

“Mientras que durante el 2018 se atendieron a través de este protocolo 108 casos, en lo que va corrido de 2019 solo han sido ocho. Los pocos casos se deben a que la Alcaldía no está comprometida para que se conozca el protocolo en la población de la periferia, donde más se necesita, y no han cumplido con hacerle la publicidad que se requiere”, dijo Daniela.

Acompañamiento a las familias

Los colectivos, que están conformados por ciudadanos y artistas, se unen para ayudar a las familias que han perdido un ser querido sin importar el porqué.

“Como ciudadanos, voluntarios y artistas, hacemos intervenciones artísticas en el espacio público y acompañamos a las familias que son víctimas de homicidio. Lo hacemos desde el arte, vamos al velorio, le hacemos un mural de ese ser amado y les ayudamos a hacer catarsis con otras familias que han pasado por lo mismo”, comentó Daniela.

______________________________________________________________

La frase

“Si la política está concentrada en atrapar pillos y meterlos a la cárcel, pero sigue la desinversión social, como se ha denunciado, el problema va a seguir existiendo toda la vida”, Daniel Duque, analista político.

______________________________________________________________

Las cifras

  • 28,95 es la tasa de homicidios estimada a diciembre, cuando la meta en el Plan de Desarrollo era llegar a tener una tasa de 15 homicidios por 100.000 habitantes.
  • 273 homicidios se han registrado hasta el 15 de mayo de 2019, un 21,9% más que en el mismo periodo del 2018.
  • 31,5% de los homicidios en la ciudad están relacionados con Grupos delincuenciales organizados. Sin embargo, aún hay 143 asesinatos pendientes de categorizar.
  • 65% de los homicidios se han ejecutado en el occidente de Medellín.
  • 380 asesinatos se han reportado en el Valle de Aburrá hasta el 15 de mayo de 2019, el 72% han sido en Medellín y el 14% en Bello.

______________________________________________________________

MÁS NOTICIAS DE MEDELLÍN, AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo