Lianna, la paisa que se abrió espacio en el reñido mundo del Hip Hop en Colombia

Ser artista de Hip Hop si se es hombre es una cosa, pero ser mujer y lograrlo, es toda una hazaña. La lucha por espacios para la mujer es constante.

Por Ariadne Agamez Lombana

Cada año el 8 de marzo se convierte en una fecha para reflexionar y para analizar los espacios en los que aún la mujer tiene que batallar contra el machismo. Machismo que se niega a desaparecer y que marca la ruta de lucha al que se debe enfrentar una mujer que quiere lograr sus sueños.

Lianna, es artista y representante del género Hip Hop, una mujer que ha logrado abrirse un espacio de reconocimiento y de respeto en la industria, que es gobernada por hombres. Nació en Medellín, es hija de músicos y su amor por el arte lo tiene en su ADN.

Sus inicios

“Mi inclinación por la música ha sido algo natural, desde que tengo memoria he cantado y de niña me inventaba canciones. La música siempre ha estado muy presente en mi vida y en mi familia. Mi papá y mi mamá tocan guitarra y cantan”, comentó.

A los 16 años, en el año 2000, se dejó conquistar por el Hip Hop, el Neo soul y el R&B. Ritmos que definió que serían los que deseaba cantar. A su corta edad empezó haciendo colaboraciones con otros artistas del género y escalando poco a poco, rodeada de hombres, en la industria de la música.

Ha logrado llegar a escenarios como el Lollapalooza Chile y Haus der Kulturen der Welt en Berlín, Hip Hop al Parque 2012, Rock al Parque 2013, Festival Estéreo Picnic 2014, Soma 2015 y ese mismo año realizó la apertura del concierto de Joss Stone en Bogotá.

La lucha

“Todo los géneros musicales son machistas, no es exclusivo del Hip Hop. Estamos en una sociedad machista y por eso es que actualmente estamos en una lucha constante para evidenciar el patriarcado y el machismo con los que nos quieren definir la vida a todos. Es algo que debemos transformar desde lo más pequeño hasta lo más general”, enfatizó.

Su propia experiencia le ha permitido ser una voz de tantas mujeres que están creando música, que hacen parte de la industria y que no encuentran espacios para crecer. “Se cree que no hay muchas mujeres en el Hip Hop, pero sí hay muchas. Se trata de definir los espacios en los que se ponga en evidencia que estamos haciendo música, porque el porcentaje de participación femenino en el país y en Latinoamérica es mínimo”, agregó.

Lianna considera que es hora que todas las mujeres que trabajan en la música puedan demostrar todo el trabajo que por años realizan. “Es hora de montar nuestros festivales, porque somos muchas chicas haciendo proyectos de calidad, en los que llevamos muchos años trabajando. Necesitamos esos espacios y que nos escuchen”, dijo.

No ha sido fácil, Lianna siempre ha tenido que superar obstáculos y dificultades para lograr sus metas. “Siempre he trabajado con muchos hombres, siempre he sido la única metida en el parche de los hombres. Me ha hecho mucha falta estar con más chicas, porque siento que tenemos una visión y una sensibilidad que entre nosotras nos entendemos”.

Actualmente el equipo de trabajo de Lianna está conformado por mujeres, en su mayoría. Lo que no quiere decir que no trabaje con hombres, con quienes ha tenido una experiencia positiva, porque logró ganarse el respeto y el valor en la industria con sus creaciones.

“Hay cosas que pasan, como que antes ellos creían que uno era algo o lograba algo solo por ellos, que se debía al aporte que ellos hacían. Pero esto no es así, esto se trata de que ellos dan pero yo también, porque aporto, no soy un ser inservible al que le están diciendo qué hacer y cómo hacerlo. Uno está aprendiendo y hay gente que aportó e influyó en el proceso, pero no me debo a los hombres con los que trabajé. Es un trabajo recíproco siempre”, comentó.

Sobre el significado del 8 de marzo, Lianna quiere resaltar que “esta es una lucha de todas, que es de todos los días, que se va de la mano de otras chicas y que hay que meter el alma y el corazón para lograr lo que se quiere. Hay que visibilizar lo que está mal y hacer todo lo posible por transformar esas cosas que son tan dañinas y que a muchas mujeres les ha costado la vida”.

Para la artista solo se logrará la equidad de género en la industria si se crean espacios, de recuperarlos y mantenerlos. “Muchas veces solo le dan espacio a una y la denominan la ‘Reina de tal’, ¡No!, todas somos reinas, hay espacio para todas y tenemos que ser más”, puntualizó.

_______________________________________________________________

El panorama en Medellín

Valeria Molina Gómez, secretaria de las Mujeres de Medellín, reveló que la situación para las mujeres en la ciudad ha cambiado con el paso del tiempo, es evidente un gran avance en relación a cómo era hace algunas décadas, pero aún falta mucho.

“En Medellín, en el 49% de los hogares la jefatura son mujeres, es decir que en casi la mitad de la población son las mujeres las que están al frente de los hogares, pero estamos en condiciones de desigualdad. El 41% de las mujeres no tiene afiliación al sistema de pensiones y la tasa de desempleo es superior al de los hombres, 12% contra 8,8%”, explicó la funcionaria.

Por otro lado, cuando se hace referencia a carreras que tienen que ver con ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, solo el 34% de los que asisten a esas carreras son mujeres. “Cuando hablamos que esta es una ciudad que está en el marco de la Cuarta Revolución Industrial, necesitamos más mujeres en este tipo de carreras, porque a largo plazo seremos las que tendremos más problemas”, agregó.

El 63,9% de los conocidos ‘ninis’, que ni estudian ni trabajan, son mujeres. Respecto al embarazo adolescente, evidentemente, afecta más a las mujeres y aquellas que antes de los 18 años tienen un segundo embarazo son más propensas a no salir de los círculos de la pobreza.

“Respecto a la participación social y política de las mujeres, en Medellín solo el 21% de las curules son mujeres; es decir, solo cinco de 21. Tendremos que pensar en un Concejo donde hayan más mujeres candidatas, lo mismo en las Juntas Administradoras locales y en las Juntas de Acción comunal”, dijo Molina.

Cerca del 55% del censo electoral son mujeres en Medellín; es decir, que son las que tienen el poder de elegir. “Somos las que elegimos, pero no elegimos mujeres que nos representen o a hombres que nos representen también”, puntualizó.

_______________________________________________________________

La cifra

12% es la tasa de desempleo de las mujeres, mientras que la tasa de los hombres es de 8,8%. Un claro ejemplo de la inequidad.

_______________________________________________________________

La frase

“Es hora de montar nuestros festivales, porque somos muchas chicas haciendo proyectos de calidad, en los que llevamos muchos años trabajando”, Lianna, artista Hip Hop.

_______________________________________________________________

MÁS NOTICIAS DE MEDELLÍN, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo