Los últimos minutos del edificio Mónaco, uno de los símbolos de Pablo Escobar

Con la implosión del inmueble se pretende eliminar uno de los emblemas del capo en la ciudad.

Por Ariadne Agamez Lombana

A pocas horas de la implosión del edificio Mónaco recorrimos el área y PUBLIMETRO habló en exclusiva con Luz María Escobar de Arteaga, hermana menor de Pablo Escobar, quien llegó al lugar a tomarse la última foto.

La última foto

El miércoles 20 de febrero de 2019, decenas de personas se acercaron al edificio Mónaco. Unas pasaban en sus vehículos y observaban la estructura en la que ya sobresalen escombros; otras se atrevían a detener su marcha, bajarse y posar para una foto con esta edificación, que este viernes 22 de febrero quedará en el recuerdo.

Los turistas extranjeros no se hicieron esperar. Llegaron al edificio en uno de los tours que ofrecen en la ciudad y en los que incluyen esta particular visita. En cuatro horas fueron más de 50 los que llegaron al lugar para ver la estructura deteriorada, escuchar la historia contada según el guía de turno y dejar registro de su visita en su celular.

Esa tarde Luz María, la hermana menor de Pablo Escobar, también decidió ir hasta el edificio Mónaco para tomarse la última foto. Una imagen de aquella estructura que le ha dejado recuerdos imborrables en su memoria, recuerdos de familia y también de horror.

Luz María Escobar en el edificio Mónaco Juan Augusto Cardona / Publimetro

Luz María se ha caracterizado por ser una de las familiares del extinto capo que se ha esforzado por reconocer a las víctimas de la época más trágica y terrorífica del país. Ha recorrido las tumbas de las víctimas y en cada una ha dejado notas con mensajes de perdón por lo que sucedió.

En esta oportunidad, las emociones la traicionaron, sus lágrimas le cortaron el relato y el dolor le brotaba a flor de piel. “Este edificio lo edificó Pablo, mi hermano. Ahí fue muy poco lo que pudieron vivir en familia, porque la primera bomba que explotó en Colombia en el año de 1988, fue para él”, dijo con la voz entrecortada y con un nudo en la garganta que la ahogaba.

El recuerdo que atormenta

Con la bomba del 13 de enero de 1988 se dio inicio a la sangrienta guerra de terrorismo entre los carteles de la droga en el país y por la que se posicionó a Medellín como la ciudad más violenta del mundo.

“No quisiera recordar todo eso tan horrible que se vivió después de ese día. La guerra y todo lo que se desató. A mi hermano le achacaron muchos crímenes, muchas cosas y muchas bombas; pero el que hizo eso esa vez ¿qué?, nunca se supo nada”, dijo.

Luz María explicó que esa bomba le mostró a Pablo Escobar lo que dolía. El impacto de esa explosión afectó directamente a su esposa y a sus hijos, sacando lo peor de él.

En contra del final

Su visita al Mónaco tenía el objetivo de inmortalizar en su celular un par de imágenes y hacerle el último video de la estructura, porque aunque intentó en múltiples oportunidades pedirle a la administración municipal que no lo derribara, no lo logró.

Sin poder controlar el llanto y sintiéndose ahogada por una avalancha de sentimientos, lograba decir: “La historia es muy dolorosa y no estoy de acuerdo en que se derribe el edificio, porque con esto no van a borrar la historia de mi hermano”.

Agregó: “Mi cuñada (María Victoria Henao), en el libro que sacó hace poco, dice que la estructura de este edificio estaba buena y que ella lo reformó. Esto es un gasto inoficioso que van a hacer, porque yo le pedí a la Alcaldía que se hiciera un centro pedagógico”, reveló.

Luz María Escobar, hermana de Pablo Escobar Juan Augusto Cardona / Publimetro

En medio de las lágrimas incontrolables, explicaba que en el edificio podría perfectamente funcionar un centro pedagógico, “en el que se le enseñara a la gente a decirle no a la droga, no al narcotráfico, no a la violencia, no a las armas. Un centro en el que todos pudiéramos aprender a ayudarle al hermano o al amigo cuando esté en dificultades”.

Su solicitud fue escuchada, pero no aplicada y adolorida afirmó que “es un crimen que destruyan este edificio. El Mónaco nace por una bomba y muere por una bomba”.

Sin embargo, su visita también tenía otro propósito, quería advertir a los coordinadores de Atila Demoliciones, la empresa encargada de la implosión, que en el jardín al lado de la piscina hay restos de piezas prehistóricas. Además, tener la posibilidad de llevarse una pequeña piedra de la edificación como recuerdo.

La estigmatización

Sin dimensionarlo, Pablo Escobar se convirtió en el victimario de su propia familia. Todos han tenido que padecer el señalamiento de la sociedad colombiana y de millones de personas en el mundo.

“Nos ha tocado luchar por una individualidad porque la estigmatización sigue”, dice. Luz María reconoce que por mucho tiempo no pudo expresarse ni hablar públicamente porque los enemigos de su hermano estaban al acecho.

“Cada víctima tiene su historia y son tan válidas como la historia de nosotros. La historia de Pablo la tienen que contar todos los que vivimos en este país, porque todos la vivimos de una manera diferente. El pobre que recibió la ayuda de él va a tener otra historia, la familia de las víctimas otra, sus hijos y mis padres tuvieron su historia con él; nosotros la estamos viviendo todavía”.

_______________________________________________________________

Los detalles

Este viernes 22 de febrero a las 9:00 a.m. se realizará la implosión del edificio Mónaco. En 3,2 segundos uno de los símbolos de Pablo Escobar quedará reducida a polvo. La implosión se realizará a través de una demolición por voladura controlada, por lo que el edificio caerá sobre sí mismo.

“Las cargas explosivas se colocaron en el sótano en el primer, en el segundo, en el quinto y sexto piso; para que la energía del quinto y sexto piso en el momento de la voladura la absorba el cuarto. La energía liberada por los primeros pisos la absorbe el sótano”, explicó Hernán Velasco, coordinador del proyecto de Atila.

Según el experto este es un edificio que presenta una particularidad y es que tiene muchos refuerzos en hierro y en concretos desde el momento en que lo construyeron. “Se trata de paredes más gruesas, concretos de mayor resistencia y hierros de mayor espesor”, explicó.

Para la implosión se hará un cerramiento de 100 metros a la redonda y el retiro de la totalidad de los vehículos de la zona. Se estima que la circulación vehicular inicie después de la 1:00 p.m.

_______________________________________________________________

La cifra

Más de 30 años estuvo en pie el mítico edificio que perteneció a Pablo Escobar.

_______________________________________________________________

La frase

“Es un crimen que destruyan este edificio. El Mónaco nace por una bomba y muere por una bomba”, Luz María Escobar de Arteaga, hermana menor de Pablo Escobar.

_______________________________________________________________

MÁS NOTICIAS DE MEDELLÍN, AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo