La horrible noche continúa en el proyecto de Hidroituango

Este martes 5 de febrero, antes de lo previsto, se debió cerrar la compuerta 1 luego de iniciarse una nueva contingencia.

Por Ariadne Agamez Lombana

El gerente general de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, explicó que durante los primeros días del año identificaron la presencia de una oquedad o hueco que está ubicado entre los túneles de captación uno y dos. Situación que obligó a que se decidiera acelerar el proceso del cierre de la compuerta, que inicialmente estaba programado para el mes de marzo.

“En ese sentido planeamos la operación para que se hiciera el cierre de la compuerta número dos, el cual se realizó el pasado 16 de enero. Por la disminución de los caudales, al cerrar una de las compuertas y permitir que el río fuera trayendo más caudal y embalsando, se cerraría la segunda compuerta, en tanto el embalse alcanzara la cota 401 y cuando fluyera el río por el  vertedero”, dijo el gerente.

Sin embargo, mientras esperaban que eso sucediera se presentó la nueva contingencia. Descubrieron que la oquedad o hueco conectaba al túnel de captación uno con el dos. Por lo que cuando estaba entrando el agua por las dos captaciones antes del primer cierre, el agua entraba a presión y llenaba el 100% los túneles.

Al quitar la mitad del caudal y al cerrar la compuerta, cambió el ingreso del agua a presión y se convirtió en flujo libre o en cascada. Eso significa que por la captación uno quedó entrando aire y agua, cuando antes solo entraba agua.

“Ese nuevo fenómeno aumentó significativamente la presión en la bocatoma o reja coladera, porque la diferencia de presiones aumentó el estrés sobre la infraestructura de captación. La firma Integral nos entregó unos análisis que indican que entre más suba el embalse mayor es la diferencia de presiones y la resistencia de la infraestructura es incierta”, indicó.

A puertas de una catástrofe

El cierre de la compuerta uno de la Casa de Máquinas tendrá un fuerte impacto en el medio ambiente, ya que el nivel del agua, aguas abajo del proyecto, no será el mismo y el río se secará por cerca de tres días.

Al respecto Modesto Portilla Gamboa, docente de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá, fue enfático al decir que con el cierre de esta compuerta el agua abajo del muro disminuirá en un 50%.

“Al bajar este cauce, el agua y la humedad que normalmente un río le aporta a las vegas, a lado y lado donde normalmente la gente vive y cultiva, se seca. Mientras el agua del embalse empieza a subir hasta el vertedero, en ese rango de tiempo de dos o tres días, el cause del río Cauca del muro hacia abajo se va a secar y quedará un lodazal”, indicó el experto.

Portilla considera que hasta que el vertedero empiece a funcionar lo que habrá es una sequía que afectará a todas las personas que viven ahí, a los peces, las plantas y toda la flora y la fauna que habita en el lugar.

“Si un río se seca, por más que se saquen algunos peces y se trasladen, el impacto ambiental es tremendo. Se puede calificar de catastrófico, porque es como si a una persona le quitaran el aire y no lo dejaran respirar por un largo tiempo”, puntualizó el profesor.

_______________________________________________________________

La cifra

3 días se estima que durará el llenado del embalse y el tiempo en el que río podría secarse.

_______________________________________________________________

La frase

“Si un río se seca, por más que se saquen algunos peces y se trasladen, el impacto ambiental es tremendo y se puede calificar de catastrófico”, Modesto Portilla Gamboa, docente de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá.

_______________________________________________________________

MÁS NOTICIAS DE MEDELLÍN, AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo