¿La inseguridad está disparada en Medellín? ¿Usted qué opina?

Analizamos la situación, los reportes de homicidios y los casos relevantes que afectaron a la ciudad en términos de seguridad durante el último mes.

Por Ariadne Agamez Lombana

Para los ciudadanos es preocupante lo que está sucediendo en los últimos días, los hurtos, los homicidios y la situación de orden público en Altavista, que son solo algunos de los aspectos que generan incertidumbre y que golpean fuertemente a la administración municipal.

Jaime Mejía, concejal de Medellín por el Centro Democrático, ha sido muy insistente con el tema de la seguridad en la capital antioqueña y en varias oportunidades le ha solicitado a Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, que le explique a los ciudadanos sobre los últimos acontecimientos que se han vivido en la ciudad y que han sido posteriores a la captura de Gustavo Villegas, ex secretario de seguridad de Medellín.

La captura de Villegas se registró el pasado 4 de julio de 2017 y desde entonces el Sistema de Información para la Seguridad y la convivencia, SISC, ha registrado 38 homicidios, es decir que en los últimos 23 días se han presentado un promedio de 1,65 asesinatos por día.

“Es preocupante la oleada de violencia de los últimos 20 días. En un solo día se registraron cuatro homicidios y tres hurtos. Capturaron un cabecilla en Altavista y le dieron casa por cárcel, en su residencia que queda en Altavista. Luego se toman ese sector y provocan la desescolarización de más de 191 estudiantes de los cuatro colegios que hay en este corregimiento”, indicó Mejía.

Para el concejal es evidente la urgencia que tiene reforzar las estrategias de seguridad, particularmente utilizando las herramientas tecnológicas con las que cuenta la ciudad como es el caso del Ibis, un sistema Integrado de Identificación Balística.

“Este sistema lo que hace es identificar e individualizar las personas que cometan crímenes en la ciudad. Se registran todos los elementos involucrados en el homicidio y lo que se logra es confirmar si con la misma arma se han cometido otros asesinatos”, explicó Mejía.

Sin embargo lo que está sucediendo es que entre el 2015 y el 2017 solo el 10% de los homicidios se han registrado en el sistema, una herramienta que costó más de 2 millones de dólares y que no se está utilizando como se debería. “Para la investigación criminal es muy difícil resolver casos de homicidios si no se utiliza la tecnología y no se incrementa la inteligencia en todos los sectores de la ciudad”, agregó el concejal.

El hurto en vía pública por conductores de motocicleta, que se ha denominado como fleteo, ha sido una de las modalidades que más ha estado afectando a los ciudadanos, razón por lo que Mejía propone aumentar el sistema de patrullaje de la Policía de civil, de la Sijin, en las principales vías de la ciudad como en El Poblado, la avenida Las Vegas, la avenida Oriental y la 80; con el objetivo de utilizar el factor sorpresa para evitar y disminuir este tipo de hurto.

Este justamente es uno de los temas que está en tela de juicio luego que la Fiscalía en la imputación de cargos al ex secretario de seguridad de Medellín, Gustavo Villegas, indicara que la captura de los delincuentes involucrados en el primer caso de fleteo  de este año, que quedó grabado en video el pasado 13 de enero de 2017, no fue por la persecución policial, como lo indicó el propio Alcalde, sino que había sido una entrega voluntaria.

“Todos estos hechos la verdad preocupan mucho porque no sabemos realmente cómo está la seguridad en la ciudad de Medellín. Si la ciudad estaba en manos de un presunto pacto como lo ha denunciado la Fiscalía, o realmente sí se tiene una política clara de atacar la delincuencia y mejorar la seguridad de los ciudadanos”, comentó Mejía.

El concejal  recientemente realizó un video en el centro de Medellín y lo publicó en redes sociales, a través de éste le solicita al Alcalde “que tome medidas de fondo sin ser aguas tibias”, porque dice que se debe actuar conforme al comportamiento de las bandas delincuenciales, ya que las mismas operan en todo el Área Metropolitana.

“Esto tiene que integrar una política seria y contundente con las diferentes administraciones del Área Metropolitana, para que sea mucho más contundente y acabar con este problema. Hay que atacar las finanzas de la ‘Oficina de Envigado’ y de las estructuras criminales, que se sabe existen más de 283, las cuales dependen de 7 Odines y que están muy bien organizadas jerárquicamente y tienen dominio territorial”, reveló Mejía.

En Altavista la situación ha llegado al punto que las familias se tienen que desplazar por el miedo a que sus hijos sean reclutados por estas bandas criminales, ya que "el 40% de los más de 13 mil miembros de estas estructuras son menores de edad", dijo el concejal.

“Todo esto prende las alarmas porque se requiere de una intervención integral en materia de seguridad, educación, inclusión social y de salud, porque la mayoría de los menores reclutados tienen características similares, están desescolarizados y pertenecen a familias monoparentales”, indicó Mejía.

Altavista es un territorio vulnerable porque se considera que es un corredor estratégico para el tráfico de drogas y de armas, gracias a su ubicación geográfica, porque el corregimiento conecta con el occidente y se sale al golfo de Urabá.

Por su parte Luis Yepes, habitante de Medellín, comenta que la situación de Altavista es muy preocupante porque los habitantes tienen grandes dificultades con el transporte, las bandas los tienen viviendo con horario, no pueden salir de sus viviendas antes de las 6:00 a.m. y no pueden estar hasta después de las 8:00 p.m.

“Esto deteriora la vida de muchas personas, sobre todo de quienes viven en las zonas más pobres de la ciudad y es por esto que se le debe exigir a la administración para que solucione. Se ve más casos de fleteros, más muertes. Vi que estaban sacando un cuerpo del río en la zona sur de la ciudad. Total que uno tiene una percepción que tiene más casos”, indicó Yepes.

La seguridad ha sido la bandera del Alcalde y ha repetido en múltiples oportunidades que su lucha contra las estructuras criminales no se detendrá. Sin embargo, su imagen se ha visto muy afectada frente a la mayoría de seguidores en las redes sociales, el principal escenario que utilizó para comunicar y presentar sus logros en esta materia.

“Este gobierno empezó siendo muy mediático, gobernando más en las redes sociales que en la realidad. Me parece que está rodeado de gente muy inexperta, hay secretarios que no conocen muy bien el ejercicio de la administración pública, entonces cuando un alcalde se preocupa más por figurar en las redes sociales que por generar impacto y resultados concretos, pasa lo que hoy se palpa en la ciudad, porque se sobre actuó en la manera como ha manejado las comunicaciones”, explicó Mejía.

Para Yepes no es cuestionable que el Alcalde esté en redes, pero considera que la falla ha sido posterior a la captura del ex secretario de seguridad, Gustavo Villegas, cuando dejó de interactuar en sus redes y desde entonces no acepta lo que la comunidad le dice.

“Lo básico e importante es que la comunidad le está aportando a la administración elementos para que judicialicen a esa gente. Estoy de acuerdo en que exista la posibilidad de negociación con estos personajes para una vinculación a la normalidad, pero eso tiene que ser público. Hay que pelear en buenas condiciones contra la criminalidad, porque no es solo el Alcalde y la Policía contra los criminales, es la sociedad que tiene que reaccionar frente al asunto”, puntualizó Yepes.

_______________________________________________________________

La cifra

El 40% de los más de 13 mil miembros de las estructuras criminales que operan en Medellín son menores de edad.

_______________________________________________________________

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo