Las Fincas Silleteras, un destino que no se puede perder en Medellín

Actualmente existen 14 fincas silleteras en el corregimiento de Santa Elena de Medellín, donde se aprecia la cultura silletera, las flores y la belleza de las obras de arte que con sus manos crean los silleteros.

Por Ariadne Agamez Lombana

José Ángel Zapata, propietario de la finca silletera El Pensamiento, es el anfitrión, recuerda que nació entre las flores, que desde muy niño ha estado rodeado del aroma, la belleza y el poder de las naturaleza.

Siendo muy pequeño ayudaba a sus padres a sembrarlas, además cuando ya armaban los paquetes era él el encargado de subirlas hasta la casa en brazadas pequeñas y con mucho cuidado para no dañarlas. Así aprendió el arte de amar las flores, de cuidarlas, hablarles y vivir con ellas.

La finca El Pensamiento está abierta todo el año y tiene una particularidad, recibe a sus visitantes con un canelazo, una bebida caliente que tiene un toque secreto, con el que Don José logra romper el hielo y permite que todos puedan disfrutar de las dos horas de recorrido.

“Con el canelacito nos integramos bien sabroso, hacemos el recorrido por el jardín y así les muestro todas las variedades de flores que tengo por el momento”.

Dentro de las 14 fincas que se encuentran disponibles para visitar en Santa Elena, se encuentran unas que presentan todo el proceso de siembra, agricultura y cosecha de alimentos, otras que se dedican totalmente a la floricultura con invernaderos, el cultivo de las flores, la germinación de las semillas y también están las que se dedican a contar la historia y a la gastronomía.

En el inicio del recorrido Don José explica qué significa ser silletero, el orgullo que le produce lucir el traje y sobre todo saber que a través de él se logra mantener una tradición que en su familia va en la cuarta generación.

“Para mí no hay palabras para expresar lo que significa ser silletero, es mi vida. Primero que todo mi mujer, mis hijos y luego las flores, porque yo soy un enamorado de las flores”, José Ángel Zapata, propietario de la finca silletera El Pensamiento.

En El Pensamiento hay cerca de 40 variedades de flores tradicionales como Astromelias, Hortensias, Cartuchos, Margaritas, Girasoles, Dalias, Canédulas, Pensamientos entre otras. Don José no se puede inclinar por una como preferida, para él todas son sus favoritas.

“Las flores cuando uno las observa, ellas le hablan a uno, piden que se les eche agüita. Yo me madrugo y primero que todo me echo la bendición, le doy gracias a Dios porque pongo los pies en la tierra y empiezo a hablar con ellas que son las que me dan el sustento”.

Don José está agradecido porque todo lo que tiene se lo debe a las flores y particularmente, por estos días es cuando más les tiene que hablar porque les pide diariamente que se tienen que comportar muy bien para que estén listas para el Desfile de Silleteros.

“Les digo que se tienen que manejar muy bien para que no se me vayan a marchitar antes de tiempo, ya saben que viene una jornada larga porque este año son los 60 años de la tradición, entonces las contemplo y les repito que son mis reinas”.

Reconoce que a los Pensamientos les dedica mayor atención porque son la representación del nombre de la finca, “ellos son muy bonitos, tienen como carita de gatos y diariamente quieren como expresarse, hablar y de conversarle a uno”.

Los visitantes de la finca El Pensamiento tienen la posibilidad de expresarse en el libro de visitas y justamente esos mensajes son los que animan a Don José a continuar mostrándole al mundo el privilegio de haber nacido en una cuna de silleteros y de poder dejarle ese legado a sus dos hijos.

Juliana Cardona Quirós, Subsecretaria de Turismo de Medellín, explicó que la cultura silletera es fundamental porque es lo que marca la diferencia de Medellín ante el mundo. “Por eso hemos realizado un acompañamiento y una articulación para acompañar las 14 fincas silleteras que abren sus puertas durante todo el año en Santa Elena”.

La subsecretaria explicó que cada finca es diferente y cuenta con una especialidad por lo que actualmente se trabaja en rutas y recorridos por dos o tres fincas para que de esta manera los visitantes puedan conocer la variedad.

“Trabajamos por un turismo transformador, responsable, sostenible y competitivo. Un turismo de la gente para la gente, cercano y accesible al ciudadano de a pie. Fortalecemos talentos que trabajan de cara al visitante nacional y extranjero porque creemos en nuestra ciudad y su gente y nos proyectamos como una ciudad que se reinventa constantemente luego de sufrir un pasado doloroso. Una ciudad que construye un futuro esperanzador y lleno de alegría”, puntualizó la funcionaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo