¿Aumentaron los casos de fleteo en Medellín? ¿Es una percepción o una realidad?

Durante lo corrido del 2017 los ciudadanos se han convertido en los ojos de las autoridades en las calles y gracias a sus videos se ha logrado la captura de los delincuentes.

Por Ariadne Agamez Lombana

El último hecho que quedó en video se presentó en el sector de San Diego, exactamente en la avenida Oriental con Calle 33. Un conductor se percató de lo que le sucedía al vehículo de adelante y logró encender su cámara de video para captar el momento.

El modus operandi más frecuente es cuando uno o varios sujetos que se movilizan en motocicletas, se acercan a la ventana del piloto o del copiloto, aprovechando la oportunidad mientras hay congestión en el tráfico, lo intimidan con arma de fuego o de fogueo y le exigen la entrega de sus pertenencias.

Ese es el cuadro que se ha observado en las tres oportunidades en las que los ciudadanos han tenido la oportunidad de grabar a los delincuentes justo en el momento en el que cometen el hurto durante los primeros cinco meses del 2017.

El último caso que se vivió no quedó filmado, pero el delincuente murió al pretender robar a los pasajeros de un taxi, quienes resultaron ser agentes del Gaula. El presunto ladrón era un joven de 20 años de edad que murió en el lugar de los hechos.

Yofre Otálora, analista criminal de la Sijin, indicó que es necesario aclarar que la modalidad de fleteo se entiende como el hurto a personas que han retirado sumas de dinero en las entidades bancarias y no al hurto de personas con arma de fuego.

“El hurto con armas de fuego en las vías públicas se ha venido enmarcando como en el fleto, pero actualmente el aumento es solo percepción, porque está a la disminución tanto el hurto mediante atraco con arma de fuego en vías públicas como el hurto a usuarios del sistema financiero, el cual registra una disminución del 40% respecto al año 2016”, indicó Otálora.

El investigador reconoció la importancia que ha tenido el uso de las cámaras de los celulares o de los vehículos por parte de los ciudadanos, ya que logran registrar el momento en el que se presentan los hurtos por motociclistas armados.

“Lo que sucede es que se ha hecho más visible el tema en redes sociales, pero la tendencia está a la disminución”, agregó Otálora. Y es que justamente ha sido a través de la viralización de los videos en las redes lo que ha generado mayor atención en los ciudadanos, ya que se logra alertar más rápidamente a las autoridades para iniciar las investigaciones.

Otálora considera que el aporte de las personas a través de los videos que se publican en las redes sociales es muy importante, sin embargo, cree que los ciudadanos deben tener en cuenta algunos aspectos para que el material realmente sea valioso.

“Primero, que la fuente o la persona publique netamente el evento, sin manipular el video o la imagen que se quiera proyectar, cuando el video es fiel a lo que es, tenemos una pauta para recolectar esa evidencia. Segundo, publicarlo de manera objetiva, si tenemos un indicio de la identidad de las personas que aparecen en el video, no es bueno tratar de sumarle imágenes a ese video, como ha sucedido. Tercero, que la víctima al momento en el que se publica el video se ve inmersa en dudar a formular el denuncio, pero debe entender que sí es muy importante que realice la denuncia correspondiente”, explicó el analista.

Jurídicamente el proceso se puede iniciar a través de una investigación de oficio, porque según indicó Otálora se trata de un delito querellable por ser contra el patrimonio, pero oficioso por la modalidad de atraco con el uso de armas de fuego, por lo que se adelantaría de manera oficiosa sin mediar la denuncia.

“Obviamente que al ver el video en redes sociales vemos el apoyo de la ciudadanía al tratar de aportarnos en la identificación, con llamadas o con allegar información a los grupos de investigación se ha visto el éxito al abordar esas investigaciones porque tenemos casi el 100% de resultados en esos casos”, agregó el analista.

Yulisa Cartagena, habitante de Medellín no coincide con los datos, para ella han aumentado este tipo de casos en Medellín. “Es más común verlo porque ahora hay mucho más taco, la seguridad es malísima, uno nunca ve un policía y si lo ve no hacen nada porque están pegados al celular conversando, digamos como que estamos desprotegidos”.

La ciudadana considera que esta situación también es responsabilidad de la administración y del sector privado porque “la gente al no tener oportunidades de empleo, de alguna cosa tiene que subsistir y esa es la más ácida y más fácil para algunas personas. Además las empresas ahora son muy elitistas a la hora de contratar a la gente, porque si no son de X barrio o de X universidad no la contratan”.

_______________________________________________________________

Las Cifras

Según la Secretaría de Seguridad entre el 1 de enero y el 27 de mayo de 2017 se han registrado 3.041 atracos, siete casos menos que los reportados en el mismo periodo durante el 2016.

Las comunas en las que más se registran los hurtos son La Candelaria con 2.409 casos, Laureles – Estado 831, El Poblado 688 y Belén con 517.

_______________________________________________________________

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo