Yuri Vargas: “los sueños nunca duermen”

Yuri actualmente hace parte del elenco de ‘La Nocturna’ del Canal Caracol. Su personaje es Ingrid, una mujer que pondrá a soñar a todo el país.

Por Ariadne Agamez Lombana

Es una de las actrices paisas que ha logrado conquistar la pantalla chica con papeles como el de la hermana de Marbelle en Amor Sincero, como protagonista en Las Hermanitas Calle y ahora regresa con el personaje de Ingrid Acevedo en la telenovela “La Nocturna”.

En diálogo con PUBLIMETRO la actriz habló de su vida, los recuerdos que marcaron su infancia, su experiencia como deportista de nado sincronizado, la forma como llegó a Bogotá en búsqueda de sus sueños y sus proyectos como empresaria.

¿Cómo recuerda su infancia en Medellín?

Mi infancia fue maravillosa, estaba llena de muchos sueños, pero sobretodo de valores que me inculcaban mis papás. Siempre mi rutina, en ese entonces, fue entre mi casa y la Liga de Natación porque practiqué nado sincronizado.

¿Por qué nació el interés por un deporte como el nado sincronizado?

Fue por una tía, es la menor por parte de mi mamá y es entrenadora de nado sincronizado en la Liga de Natación. Ella siempre nos inculcó a todas las sobrinas el deporte, el hacer clavados, la natación y el nado sincronizado. Además que también fue la oportunidad de tener una beca para poder entrar al mundo de los deportes.

Y, ¿a qué edad empezó a practicarlo?

A los 7 años empecé en el Centro de Iniciación y Formación Acuática, con una entrenadora cubana que creó este programa para Medellín. Allí enseñaban a nadar y luego cada uno escogía la rama que le gustaba más y hasta los 17 años practiqué el nado sincronizado.

¿Recuerda alguna anécdota que haya sucedido durante esos 10 años como deportista?

Llegamos a vivir cosas maravillosas, tuve un grupo de nado sincronizado muy unido, donde todas éramos por igual, todas nos apoyábamos, siempre teníamos viajes para interligas o interclubes y me acuerdo que estábamos muy chiquitas y jugábamos mucho en los hoteles. Recordar para mí todas esas experiencias es muy valioso, como que no tomábamos Coca Cola porque nos daba celulitis. Fue un proceso de mi vida de disciplina, de pasión, de cuidarnos entre todas.

¿En esa época cómo se vivía la ciudad?

La ciudad vivía en mucha violencia, pero obviamente si uno no está metido en eso no le afecta. Gracias a Dios siempre estuve muy rodeada de mi familia. El barrio en el que crecí (Aranjuez) tenía todas esas cualidades de ser agresivo, de tener momentos en los que uno tenía que irse para la habitación de atrás para no escuchar la balacera. Vivir todo eso también le da a uno ganas de salir adelante, de mostrarle a la vida otros panoramas y finalmente eso fue lo que busqué cuando viajé a Bogotá para apostarle a mis sueños.

¿Cuál fue el motivante para decidir viajar a Bogotá?

Mi mamá un día llegó a la casa con un volante y me dijo: “encontré una academia en donde puedes hacer modelaje, reina, mejor dicho de todo”. Yo le dije que bueno y fuimos. Mi mamá siempre corrió conmigo para todo lado, ha sido siempre mi compañera. Ahí daban clases de actuación y baile, y me entusiasmé con todo ese gremio. Un día dijeron que iban a hacer una convocatoria para las personas que se querían ir a Bogotá a cumplir sus sueños, pero aclararon que era sin ningún compromiso.

¿Cuántos años tenía cuando llegó esa oportunidad?

Tenía 16 años, pero desde el colegio ya había empezado a hacer obras de teatro. En todos los actos cívicos del colegio Yuri Vargas tenía que estar. Si el acto cívico era de 8 puntos 4 eran míos, yo cantaba, bailaba, actuaba en las obras de teatro. Siempre me gustó todo lo que tenía que ver con el arte.

¿Dejó todo por irse para Bogotá?

Yo renuncié al nado sincronizado justo cuando iba para la Selección Colombia, renuncié a ese sueño después de haber entrenado tanto tiempo, para dedicarme a mi otra pasión que era el poder soñar con actuar.

¿Cómo llegaron a Bogotá? ¿Tenían familiares?

No, fuimos 25 paisas que aceptamos la convocatoria en Medellín, donde todos viajamos con el sueño de poder actuar. Todos llegamos a hacer protocolos, eventos, a estudiar cuanto curso había, a entregarnos a la carrera. Llegamos a vivir en un motel que se llama Las Palmas, que todavía existe, queda en la 63 con Caracas. Estuvimos ahí como 2 meses, entrabamos hombre con mujer y adentro nos cambiábamos y los hombres para un lado, las mujeres para el otro (risas). Era un poco gracioso, pero así fue.

Muy duro eso, ¿no?

Es algo que vivimos muy valioso, porque le hace a uno valorar todo lo que uno tiene en la vida. Cuando tú sueñas también tienes que valorar todo lo que se te pasa por enfrente.

¿Ya cree que ha cumplido con sus sueños?

Sí, más de lo que yo creía. La clave es creer en uno mismo, en insistir en que las cosas pueden funcionar, en no tirar la toalla sino luchar, porque este es un camino en el que no todas las puertas se te abren de una. Es una carrera de tiempo, compromiso y respeto. Es tener la ilusión de ese sueño y decir: “lo voy a lograr”, y que ese sueño no se vaya de la cabeza de uno. Como en la nueva novela, los sueños nunca duermen y eso es muy cierto.

Y, ¿ahora con qué sueña?

Con hacer cine (risas) sueño con la pantalla gigante, también con hacer personajes con los que se puedan tocar corazones y jugar mucho más en las pantallas. También con crear muchos productos para mi empresa y que llegue a un punto de un posicionamiento maravilloso en Colombia.

¿Cómo nació y de qué se trata el proyecto de la empresa?

Nace de la misma necesidad que hay en este medio de invertir, porque esta carrera es muy inestable, a veces tienes trabajo y a veces no. Además soy paisa y entonces a mí no me gusta estar quieta, si no hay algo para hacer me lo invento. Cuando uno tiene ese tipo de pensamientos siempre busca crear. YK by Yuri Vargas, es mi marca y tenemos 28 productos (antibacteriales, splash, cremas corporales y cremas exfoliantes).

¿Cuáles son las características de los productos?

El aroma, son cuatro fragancias: amor, dulzura, camino y pureza, y cada palabra tiene un significado.

¿En qué está enfocada actualmente?

Vamos a participar con la empresa en la primera Feria Expobelleza Medellín, se realizará del 4 al 6 de junio y ahí presentaremos la nueva imagen de nuestros productos. Estoy muy emocionada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo