¡Como de película! Jóvenes en Medellín creyeron que su plan sería el crimen perfecto

Un estudiante universitario y un tatuador planearon acabar con la deuda que tenían con su amigo, matándolo.

Por Publimetro Colombia

Un préstamo de 3 millones de pesos se convertiría en la razón por la que presuntamente el universitario Kevin Palacio Rendón, de 21 años de edad y el tatuador Sebastián Ríos Agudelo, planearían el homicidio de Luis Miguel Londoño Vélez, quien les prestó el dinero.

La víctima era amigo de Palacio, juntos trabajaban haciendo eventos de música electrónica y tenían otro tipo de sociedades, por lo que había confianza y una fuerte amistad de por medio.

El joven universitario con otro amigo, le pidieron prestado a Londoño 3 millones de pesos, pero cuando llegó la fecha acordada para hacer el pago correspondiente no cumplieron y según las investigaciones Palacio se había tornado agresivo cuando Londoño le pedía el dinero.

El Plan

Palacio y Ríos le dijeron a Londoño que un familiar les iba a prestar el dinero para pagarle el préstamo y lo citaron en el barrio Robledo de Medellín, supuestamente porque irían hasta la finca de un tío de Ríos que sería el que les entregaría el dinero, ese día en el camino dijeron no encontrar la finca y estar perdidos por lo que se devolvieron, al parecer no encontraron el lugar adecuado para ejecutar todo lo que tenían en mente.

Sin embargo el 1 de marzo de 2017, otra vez le dijeron a Londoño que fueran a la finca del tío de Ríos para recibir el dinero, sin embargo en medio del camino, en el kilómetro 16 de la antigua vía al mar, en el sector de San Cristobal, Palacio y Ríos detuvieron el vehículo para esperar a una supuesta moto que los guiaría hasta la finca.

En ese momento y mientras esperaban, Palacio que estaba de copiloto de Londoño le hizo dos choques eléctricos e inmediatamente Ríos que estaba en la silla trasera le puso una cuerda en el cuello.

Mientras tenían a Londoño inmovilizado, Palacio en varias oportunidades trató de clavarle una jeringa en varias partes del cuerpo, quiso enterrarle un chuzo en el cuello y le golpeó la cabeza con un extintor. Además le pusieron un trapo con gasolina en la cara, lo sacaron del carro y lo bajaron por un barranco.

Hasta ahí todo aparentemente estaba como lo habían planeado, pero no contaban con que la Policía aparecería en la escena. Los uniformados llegaron al ver el carro estacionado en la vía, por lo que lo primero que se les ocurrió decir fue que estaban ayudando a un joven que se había accidentado.

Londoño fue trasladado a un centro asistencial con graves lesiones en la cabeza, la cara y el cuello. Mientras que Ríos y Palacio fueron capturados por el delito de lesiones personales, pero dejados en libertad.

Este miércoles 10 de mayo funcionarios de CTI capturaron con orden judicial a los procesados, por el delito de tentativa de homicidio agravado, ninguno de los dos aceptó los cargos. Sin embargo, el Juzgado 15 Penal Municipal de Medellín les impuso medida de aseguramiento en centro carcelario.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo