Crisis por la obra del Tranvía de Ayacucho

Varios problemas han salido a la luz pública relacionados con la construcción y puesta en marcha del Tranvía, un muro de contención del cable que debe ser rediseñado y 72 casas que al parecer sufrieron daños durante la obra del sistema de transporte.

Por ARIADNE AGAMEZ

“La obra del Tranvía empezó hace un poco más de 6 años, planificada para ser terminada en 30 meses, ya lleva 55 meses y no se ha terminado, es decir, estamos ya doblando el tiempo. Ese proyecto se le vendió a los ciudadanos como una obra de transporte público masivo para, digamos, mejorar las condiciones de transporte de las comunas 8 y 9, fundamentalmente la 9 que es donde se encuentra. Sin embargo, hoy se reconoce que es una obra esencialmente turística, la más importante de la ciudad en este periodo” afirmó Luz María Múnera, Concejal de Medellín.

Según la Concejal, la obra que ha tenido enormes problemas desde que inició con la compra de predios, “se le compró a la gente a precio de ‘huevo’ sus viviendas, se les dijo mentiras, se les engañó frente a las formas de pago, ahí empezó un conflicto muy fuerte, un barrio histórico como el barrio Alejandro Echavarría, perdió un poco más de la mitad de sus habitantes, digamos que fueron desarraigados de una historia de más de 50 años”.

Pero lo que más indignados tiene a los habitantes es que un muro de contención que hace parte del diseño de la estación del cable que presentó daños. “Quedó absolutamente con problemas de ingeniería, decían inicialmente que ese ‘murito’ costaba 200 millones de pesos y ahora vamos a mirar y el ‘murito’ cuesta 5.000 millones de pesos” reveló Múnera.

Por otro lado, el barrio San Luis, es un barrio aledaño, en donde no se compraron predios porque no se necesitaban para la obra, pero en todo el proceso de la construcción “se dañaron cerca de 100 viviendas, están rajadas, deterioradas, no sabemos y quisiéramos que el Metro sea serio y contundente si el problema es del contratista que no hizo los estudios de suelo o si el problema es del Metro” indicó la concejal.

En la actualidad se está realizando un estudio por parte de la Universidad Nacional para que indiquen cuál es la situación actual del terreno y de esta manera determinar qué se debe hacer con las propiedades del sector.

Pero los problemas no son únicamente de infraestructura, cerca de 72 casas y 92 familias del barrio San Luis viven en arriendo porque sus propiedades presentan fallas estructurales, en promedio van 12 meses en los que a cada propietario se le pagan 650 mil pesos de arriendo, lo que equivale a 561 millones de pesos anuales.

Lucero Bustamante, es habitante del Barrio San Luis desde hace 18 años y se considera una ‘desplazada por el tranvía’, dice que “desde noviembre del 2014 nos dijeron que teníamos que desocupar las casas, nos desalojaron, pero dejamos cosas ahí en la casa, porque tengo muebles muy grandes, no me caben donde tuve que arrendar y por eso los dejé ahí. La última visita que me hizo la abogada me dijo que ellos habían dado la orden de que teníamos que desocupar la casa en su totalidad, yo la desocupo siempre y cuando me paguen un arriendo justo para todo lo que yo tengo, pagan 650 mil pesos desde el año pasado, pero no miran las personas que tienen casas grandes y casas pequeñas, entonces yo estoy hacinada en donde estoy, ni siquiera tengo red de gas”.  

Las familias se han unido para manifestar su posición, pues indican que la Gerente del Metro les sugirió que se debería vender para que construyeran viviendas en altura.

“Nosotros no queremos vender, ninguno de nosotros, lo que estamos pidiendo es que nos repotencialicen, que las arreglen estructuralmente porque los daños que hay son por el Tranvía. La gerente del Metro nos hizo la propuesta de hacer viviendas en altura, porque ya no permiten hacer casas sino edificios, entonces ¿cómo pretenden que yo voy a vender mi casa de cerca de 100 metros por irme a un apartamento de 50 metros?” afirma Bustamante.

Por su parte Jorge Mario Tobón, gerente social de servicio al cliente del Metro, informó que la fecha de inicio de la puesta en marcha del Tranvía aún no está definida con exactitud, “requerimos afinar con las autoridades para mirar si se define una fecha de inauguración, entendiendo que lo que hemos hecho hasta ahora son puestas en operación instructiva”.

Respecto a la afirmación de la concejal Múnera, sobre el aumento del tiempo de la obra y el costo del muro de contención de la estación del cable, el gerente afirma que “no sabría decir de dónde sacó esa información, porque ni se duplicó el plazo, ni el costo pasó de ese valor al otro. Aún no sabemos el costo de la estación y es muy posible que se reduzca el valor de la estación con este nuevo diseño, por lo que anteriormente tenía unas cimentaciones muy profundas y con el rediseño ya no requiere de esto y lo que tendrá es una loza maciza que va a soportar el edificio”.

Respecto al muro de la estación de cable, se hace la claridad que la estación no se había construido, estaba en su fase inicial y “algunos de esos muros se desplazaron entre 15 y 30 centímetros, un tema que nos alertó e hicimos una revisión del diseño. Sabemos la magnitud y el impacto de esta situación”.

El gerente informó que respecto a la situación del Barrio San Luis, los estudios que realiza la Universidad Nacional, que fueron contratados por el Metro para tranquilidad de la comunidad, se entregarán en el mes de junio.

También le puede interesar:

Todo lo que puede hacer este fin de semana en Medellín

La atención médica domiciliaria reemplaza la sala de urgencias de los hospitales en Medellín

2016 el año de la construcción en Antioquia

PUB/AA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo