La extorsión, un delito que tiene azotado el occidente de Medellín

4000 viviendas en Villa Santa fe en Robledo, un proyecto de interés prioritario, está en la mira de los combos delincuenciales del sector para efectuar extorsiones a las familias o residentes.

Por ARIADNE AGAMEZ

Las autoridades están en alerta y han incrementado durante las últimas horas acciones operativas con el fin de desmantelar las bandas dedicadas a la extorsión en el occidente de Medellín.

“Villa Santa fe se ha convertido en un lugar apetecido por los combos por el número de familias y personas que habitan el lugar y han venido a cobrar algún tipo de vacuna o extorsión a las personas en este conjunto” afirmó el Coronel Diego Vásquez de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

Desde el año pasado se iniciaron las operaciones por parte de las autoridades para identificar a los delincuentes que operaban en el sector. Las extorsiones se iniciaron cobrando por apartamento, por bloque, inclusive por las motocicletas que poseían los residentes y luego, a los conductores del transporte público.

“Al cierre del 2015 se realizaron 17 capturas importantes de jóvenes que se encontraban vinculados a los combos delincuenciales. En los primeros 20 días del año, hemos capturado 2 personas por el tema del microtráfico, que intentaban ingresar a la zona trayendo dosis de estupefacientes” indicó el Coronel.

Para los residentes el tema de las extorsiones es difícil de abordar, debido a las posibles represalias que puedan recibir por los combos que deambulan por el lugar. Varios jóvenes permanecen en las afueras de las casas y aunque hay presencia de la Policía, sienten que los observan. A pesar del temor, ha sido la comunidad la que ha permitido que sean identificados los delincuentes.

“Hemos conducido a 5 o 6 personas que en forma oportuna la comunidad nos ha informado sobre la llegada de ellos, aparentemente para cobrar las vacunas en los apartamentos, la patrulla del cuadrante y las unidades de policía judicial los han individualizado” agregó el Coronel.

Los cobros en el sector varían entre $5.000 y $10.000 pesos por residencia, a los conductores del transporte público les estaban cobrando $50.000 pesos mensuales.

“Fui de las primeras en llegar aquí, afortunadamente no me ha pasado nada, pero sé que a los comerciantes si les toca pagar la vacuna para que los dejen trabajar” afirmó Ana* residente de la unidad residencial desde hace un año.

Sin embargo la seguridad no es el único problema que aqueja al sector, “aquí no hay colegio, ni centro de salud, aquí se enferma un niño y se puede morir y más de uno se ha muerto. Hay mucha gaminería, muchos niños no están estudiando” afirma Leticia Arango, residente desde hace 10 meses en el lugar.

La captura del alias “el perro” de 19 años de edad, presuntamente integrante de la banda ilegal “los machacos” y que era el encargado de intimidar a los conductores de la zona para exigir el pago de las extorsiones, es el último golpe que han realizado las autoridades para poder desarticular estos combos. Sin embargo, la base radica en la denuncia oportuna de la comunidad.

En caso de extorsión debe marcar el 165 inmediatamente e informar a la autoridad de la situación.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo