Se acerca la temporada navideña y ya se registran dos víctimas de la pólvora en Medellín

Procedentes de San Javier y el sector de Belén, llegaron al Hospital San Vicente Fundación un niño de 12 años y un joven de 19 con quemaduras en sus extremidades.

Por PUBLIMETRO

Aparentemente tras manipular pólvora, específicamente artefactos identificados como chorrillos, los jóvenes sufrieron quemaduras en varias partes del cuerpo y uno de ellos deberá someterse a una cirugía de injerto.

“Todo el año se atienden en promedio 800 pacientes por quemaduras, pero en la temporada de fin de año aumentan los pacientes porque se agregan los de quemaduras por pólvora, además de los que llegan a la unidad por las quemaduras endémicas, como líquidos calientes, llamas, electricidad y agentes químicos” afirmó Marco Antonio Hoyos franco el cirujano plástico de la Unidad de Quemados del San Vicente Fundación.

Además hizo un llamado de atención sobre el incremento que tienen en mayor proporción los niños que llegan quemados con líquidos calientes por fritangas, sancochos y comidas típicas de diciembre, en comparación por los que llegan por la manipulación de la pólvora.

“Año tras año se incrementan los pacientes atendidos en las dos unidades de quemados, la infantil y la de adultos del hospital por estos eventos que son prevenibles” añadió el doctor Hoyos.

Según las estadísticas de este año hasta octubre de los pacientes quemados que han sido atendidos en la Unidad de quemados del Hospital, 363 han sido niños menores de 15 años y 363 mayores de edad, siendo la mayoría víctimas de líquidos calientes.

Líquidos calientes tales como agua o aguadepanela hirviendo o líquidos espesos como sopas, natilla, aceite y melaza que producen quemaduras hasta de tercer grado.

El Doctor Hoyos mencionó que el Departamento de Antioquia lidera las estadísticas nacionales por quemaduras con pólvora, pero generalmente son de baja extensión lo que permite un manejo en unidades periféricas, solo les llega el 4 o el 5 por ciento de pacientes en temporada navideña.

Por otro lado cuando son traumas por explosión de pólvora detonante, esas lesiones, no se atienden en Unidad de Quemados, pero sí en los servicios de urgencias, ya que en muchos casos requieren de cirugía plástica, oftalmología, cirugía general y ortopedia.

Carolina Avendaño, una mujer residente de Envigado el pasado 21 de noviembre sufrió quemaduras de primer y segundo grado en una de sus piernas y en su brazo izquierdo, luego de la detonación de un artefacto de pólvora, por lo que serían ya tres casos registrados antes del inicio de la temporada navideña.

Cuando sucede una quemadura con pólvora, “es necesario lavar la parte quemada con abundante agua durante 10 o 15 minutos, porque ayuda a reducir el calor en los tejidos, a delimitar la profundidad y el área quemada. Después se debe cubrir con un paño o una sábana limpia y trasladarse lo más rápido posible a un centro de salud” afirmó Ana María Vergara Jefe de Quemados Infantiles del Hospital San Vicente Fundación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo