Lucha contra los contaminadores del Río Medellín

Según las autoridades durante el 2015 se han identificado 152 puntos para monitoreo y se han realizado 332 hasta octubre.

Por PUBLIMETRO

Encontrar a los contaminadores del Río Medellín se ha convertido en todo un reto para las autoridades, sin embargo, el apoyo de la ciudadanía es clave para identificarlos y poder aplicarles las sanciones que indica la ley.

Las redes sociales han permitido la denuncia ciudadana y los llamados a las autoridades de manera directa para pedir su intervención, así como la rápida acción para el control de las diferentes situaciones en las ciudades y en este caso, con lo que sucede en el Río Medellín.

Así es como Luis Alfonso Yepes Bustamante, periodista y ciudadano, desde hace 5 años denuncia las contaminaciones que se presentan en el Río Medellín a través de internet.

Twitter se ha convertido en la plataforma para realizar las denuncias, “cuando veo los vertimientos, cuando veo las basuras que están en casi todo el tramo canalizado del río, tomo las fotografías y lo denuncio en mi red social ante las autoridades ambientales del área metropolitana” afirmó Luis Alfonso Yepes.

“Hay mucha evidencia de contaminación por colorantes en las noches cuando nadie las ve, desde el 2010 me muevo todo el tiempo en el Metro, que tiene una parte muy coincidente con el río y desde entonces, empecé a publicar fotos de las afectaciones que encuentro” agregó Yepes.

“La última denuncia fue la semana pasada, sobre una quebrada que está entre la frontera de Itagüí y Medellín que amaneció totalmente negra, el área metropolitana dice que cuando llegó no encontró nada” comentó.

El área metropolitana tiene una división llamada Emergencias del área metropolitana, que es el equipo encargado de verificar estas denuncias, sin embargo, para Yepes “ellos tienen unos protocolos que les exige la norma, que son muy garantistas ante quien viola la norma, entonces yo planteo que al momento en el que yo realizo las denuncias en redes sociales lo que estoy tratando es de manejar el control social y la denuncia social frente a los contaminadores” agregó.

“Nosotros como autoridad ambiental estamos pendientes de cualquier afectación que se esté presentando en el río, por contaminantes químicos o por colores, lo que sucedes es que al recibir las denuncias de la ciudadanía procedemos a realizar monitoreos con nuestra unidad de Emergencias Ambientales, que tiene como parte de sus funciones identificar estas descargas, pero cuando nosotros identificamos una descarga de color, no necesariamente estamos identificando la fuente o el origen de esa coloración” afirmó Ana Cecilia Arbeláez, Subdirectora Ambiental encargada.

Generalmente las aguas contaminadas se descargan al alcantarillado que es una red que está debajo de los corredores viales y que está bajo el control de EPM.

“Nosotros no tenemos la posibilidad de saber exactamente ese color de dónde viene sin la ayuda de EPM, porque los propietarios y los conocedores   de la red de alcantarillado son ellos, entonces cuando hemos identificado algunos casos les hemos pedido el apoyo para realizar las indagaciones” indicó Arbeláez.

“Hay meses en los que hemos hecho 45 monitoreos, varias veces al día en diferentes horas, permanentemente estamos verificando, cuando tenemos la certeza de cuál es la fuente de esa contaminación se inicia un proceso legal” afirmó Arbeláez.

La funcionaria también indicó que desde el 2014 han iniciado 7 procesos y de esos se han sancionado 5 empresas “cuando tenemos plena certeza de que ellos han sido los productores de la afectación”.

Sin embargo, para Yepes las sanciones no han sido lo suficientemente fuertes, porque depende directamente de los activos de la empresa, de serlo el problema no continuaría y afirma que “puede ser que a la empresa le sea más rentable pagar una multa que atender las normas ambientales, pareciera que eso sucede, sobre todo con los textileros, cuando tienen picos de producción, tienen que usar mucha agua en las plantas de tratamiento que tienen, porque las tienen, pero no alcanzan a tratar todos los desechos que deben procesar, entonces en lugar de aumentar la capacidad de procesamiento de las aguas residuales botan el agua directamente al río”.

La situación es más compleja de lo que parece, por lo que la participación ciudadana y las denuncias serán la base para poder identificar a los contaminadores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo