Amigos de cuatro patas: grandes aliados para superar una adicción

Las mascotas, además de ser una valiosa compañía, nos pueden ayudar a superar nuestros miedos, inseguridades e incluso adicciones.

Por Publimetro Colombia

Cuando incorporamos a nuestra familia a un perro o un gato, nuestra vida y la de ese nuevo miembro tiene un cambio radical. Se dice que las personas tienden a rejuvenecer, y que incluso aprenden a ser mejores seres humanos. Las mascotas nos enseñan responsabilidad y a afrontar la vida, y así mismo, la muerte. El cambio que puedan ejercer sobre nosotros, indiscutiblemente, siempre serán para bien.

Hoy existen diversos estudios sobre las ventajas de tener una mascota. Entre ellas está su contribución para ayudar a superar el alcoholismo.

Investigadores del Hospital 12 de Octubre de Madrid, España, realizaron un estudio en el que se utilizaron perros para superar adicciones al alcohol y sustancias psicoactivas. El estudio pre inicial se llevó a cabo con 12 personas afectadas y dos perros, Fox y Ras, que fueron rescatados.

El  experimento consistía en que los caninos debían superar una pista de obstáculos que tenía platos llenos de comida y snacks, y adicionalmente cada obstáculo tenia escrita una situación a la cual debe enfrentarse una persona que sufre de alcoholismo, esto con el fin de demostrar que si los perros llegaban al final de la pista sin caer en la tentación y mostrando autocontrol, así mismo una persona alcohólica puede superar las adversidades y salir de esa situación de adicción.

“Yo aquí lo que aprendo es lo que hace el perro; es decir, fijarme en otros estímulos para superar aquellos que nos incitan a beber, como la ansiedad o la depresión”, comenta Eugenio Sánchez, una de las 12 personas que participó en la investigación.

El estudio aún se encuentra en fase preliminar, pero hasta el momento ha dado buenos resultados respecto a la abstinencia y el mejoramiento de la autoestima y estado de ánimo de las personas.

“El programa con los perros lo que busca es mejorar la motivación de los pacientes y establecer vínculos para que estos se identifiquen con los animales y mejoren el conocimiento de su enfermedad”, explica Gabriel Rubio, jefe de Psicología del hospital. Sin embargo, esto funciona acompañado de los tratamientos y terapias psicológicas convencionales para las personas que padecen alguna adicción.

Fox y Ras, visitan una vez por semana el hospital y se integran a las terapias grupales que tienen los pacientes con el propósito de acompañar a las personas durante su proceso, generar un vínculo y en especial una motivación y ejemplo a seguir.

A pesar de los buenos resultados que ha tenido esta nueva terapia, el hospital quiere ir mas allá y registrar resultados más concretos e irrefutables, ampliando la investigación a un grupo de 90 personas, quienes serán divididas en dos grupos. La mitad trabajará en compañía de Fox y Ras, y los demás solo seguirán las terapias convencionales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo