Diez mitos acerca del comportamiento de los gatos

Por Mónica Garzón Ramírez

Los gatos se han convertido en una de las mascotas más populares en la actualidad. Ellos son inteligentes, cariñosos y muy misteriosos. Pero a pesar de su gran popularidad, y quizá por ese mismo aire de misterio, hay muchos conceptos erróneos acerca de los gatos que generan problemas sociales y físicos para los felinos.

Por esta razón queremos contarles acerca de diez creencias falsas sobre gatos y la realidad detrás de los mismas.

1. Los gatos son animales solitarios y les agrada estar solos

La realidad es completamente diferente, los felinos también sufren por la separación, este es un factor que llegar a ser muy estresante para ellos. En concreto, la ansiedad por separación puede manifestarse en comportamientos tales como orinar y defecar fuera de su caja de arena, vocalizaciones extrañas, vómito, acicalamiento excesivo, falta de apetito, ansiedad al momento en el que usted sale de casa.

Para mantener a su gato feliz, es fundamental que limite la cantidad de tiempo que pasa solo, y debe proporcionarle la estimulación y la interacción que él necesita con la ayuda de juegos para mascotas, juguetes, alimentos y golosinas. Si tiene un minino muy estresado, ya es hora que haga una cita con el veterinario para que aborden juntos el problema.

2. Los problemas con su arenera siempre son causados por asuntos de conducta y no pueden ser corregidos

El uso deficiente de una caja de arena por parte de un gato, puede estar relacionado con un problema médico, estrés o ansiedad, por esto mismo es importante que empiece por consultar al veterinario. Una vez se identifique la causa de este problema, habrá varios métodos que podrá utilizar para readaptar a su gato a ir al baño dentro de su arenera, incluso las feromonas felinas ayudarán. Además puede cambiar el tipo de arena y su arenera también.

3. Ellos rasguñan porque son ¡malos!

Los gatos pueden rasguñar por un sinnúmero de razones. A veces puede hacerlo porque se siente irritado, por ejemplo, en el momento de ser cargados o acariciados de forma errónea. También pueden presentarse algunos rasguños durante el juego, pero si esto sucede, solo debe redirigir la atención del gato hacia un juguete para que entienda lo que puede y lo que no puede rasguñar.

Un problema médico subyacente, como el de la artritis, también puede ser el causante de estas situaciones, haciendo que su mascota se sienta incómodo. Si este es un tema recurrente, una visita al veterinario es imprescindible.

4. Los gatos absorben la vida de los bebés recién nacidos

La creencia de que un gato aspirará el aire de los pulmones de un bebé es un mito urbano; nunca ha habido un incidente médicamente comprobado de que esto ocurra. La realidad ha demostrado que gatos y bebés pueden crecer lazos profundos, además de tener interacciones muy interesantes, desde que permanezcan supervisados por adultos y cualquier problema de conducta se haya corregido desde el principio.

5. No necesitan un tiempo de juego, ellos se entretienen solos

Compartir tiempo de juego con él durante unos minutos varias veces al día, ayudará a reducir cualquier comportamiento molesto. Muchos gatos incluso disfrutan de salir a pasear y se pueden educar para que aprendan a caminar con una correa.

6. Nunca se llevan bien con otros gatos

Los gatos a menudo disfrutan de la compañía de otros felinos. Si adopta un minino, lo mejor que puede hacer es adoptar a varios de la misma camada, pues esto aumenta sus posibilidades de establecer vínculos y disfrutando la compañía del otro.

7. Cuando rasguñan muebles tienen problemas de comportamiento

Ellos aman rasguñar porque esto afila sus garras, los ayuda a aliviar la ansiedad, es un liberador de energía y es una manera de marcar su territorio. Es injusto esperar que su gato no lo haga, porque rascar es un comportamiento perfectamente natural y es esencial para su salud mental.

8. Siempre se aterran en el consultorio del veterinario

Los felinos necesitan atención veterinaria con cierta regularidad, pero por desgracia, un gran porcentaje de los gatos no ven al veterinario tan a menudo como deberían, principalmente porque los dueños creen que esas visitas son estresantes para ellos. Pero visitar regularmente al veterinario es fundamental, porque pueden diagnosticar condiciones médicas, de las que su mascota podría no presentar ningún tipo de evidencia.

Actualmente muchas clínicas veterinarias usan protocolos, incluyendo el manejo suave, salas de espera específicas para gatos y juguetes, con el fin de disminuir la ansiedad felina.

9. Gatitos y gatos crecen solos y no necesitan entrenamiento

Todos los gatos tienen un período de socialización durante las primeras semanas de vida, comprendidas entre las 2 y las 7 semanas de edad, donde aprenden sobre su entorno y lo que es seguro o peligroso. Este es el momento clave para ayudar a su gato a adaptarse a su entorno y a construir lazos con los demás.

Hay clases de socialización del gatito incluso que pueden ayudar a tu gato joven a tener confianza y aumentar su sociabilidad.

10. Los maullidos no significan nada y pueden ser ignorados

Es cierto que un maullido excesivo puede ser un poco molesto a veces, pero si su mascota está aullando es porque esta es su forma de comunicarse. Si su gato maúlla con suficiente persistencia, puede provocar una respuesta en usted, a menudo esta es una forma de obtener caricias o comida. Sin embargo, esto también puede asociarse a ciertos problemas médicos, tales como demencia, hipertiroidismo y alta presión.

Por: Ciudad de Mascotas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo