"Sin el cheque del presidente Santos Bogotá no podrá tener Metro": María Mercedes Maldonado

La candidata del partido Progresista, el mismo del actual alcalde Gustavo Petro, habló con PUBLIMETRO sobre sus retos en estas elecciones, lo que quiere para la ciudad y la necesidad de salir de la sombra del alcalde actual y consolidar su propia imagen.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO
Dato
1

Día al mando de Bogotá fue lo que alcanzó a durar María Mercedes Maldonado cuando  Petro fue destituido.

“Una sola magistrada, que no tenía competencia, no quiso levantar la suspensión del POT pero bueno, se puede no estar de acuerdo con las decisiones de los jueces pero se respetan”.

Hablemos primero de movilidad…

Hay que trabajar en cuatro frentes prioritarios. Con todo y la escasez de recursos en el sector, no se pueden descuidar esos cuatro que son Metro: TransMilenio por la Boyacá y mejoramiento de la red, mejoramiento de la malla vial y articulación de las bicicletas a todo el sistema de transporte.

En cuanto al Metro hay que sacarlo adelante, no puede ser una ciudad de ocho millones de habitantes que no tiene metro, y es responsabilidad del alcaldesa o el alcalde encargarse de este proyecto.

Además, hay otros temas de gerencia y gestión como el tema operativo de TransMilenio, porque fue creado únicamente para la red de articulados y terminó manejando todo el tema de transporte público.

 ¿Y de dónde se van a obtener esos recursos para todos los cuatro proyectos?

En cuanto al Metro tenemos el compromiso del Gobierno Nacional mediante el documento Conpes para que se autorice. Faltarían alrededor de unos cuatro millones de pesos que aportaría el Distrito, parte está en el cupo de endeudamiento y otro paquete de alternativas como por ejemplo contribución de valorización, derechos de construcción ligados a las estaciones, usar algo de las reservas de empresas de servicios públicos y puede ser también un tema de cobros por congestión.

Claro que tenemos que esperar realmente a que sea el Gobierno el que haga la mayor inversión porque sin el cheque del presidente Santos Bogotá no podría tener Metro, porque no tiene la capacidad financiera para asumir una obra de ese tamaño.

¿Y la nueva tarifa única del SITP también contribuiría a las obras o son otro tipo de ingresos?

No porque eso se tomó en el 2012 como una medida de gestión de la demanda de TransMilenio, no era un subsidio sino que se quería intentar que un numero significativo de personas, por una menor tarifa, se pasara de la hora pico a la hora valle pero lo que se ha analizado es que la medida no es útil porque la gente que trabaja o estudia no le queda tan fácil cambiar su horario.

Obviamente toda medida del Gobierno beneficia a unos y afecta a otros, esta entonces se replantea porque no estaba cumpliendo el objetivo pero hay otros subsidios para poblaciones que lo necesitan.

Cambiemos el tema y hablemos de seguridad

Yo apuesto por reforzar la institucionalidad existente, hacerle claridad al ciudadano de que el alcalde es el responsable de articular el tema de seguridad pero los actores principales son instancias del Gobierno Nacional como la Policía y la Fiscalía. Obviamente se trata de un liderazgo más fuerte de la alcaldesa en coordinar pero las instancias del Gobierno son las que deben cumplirle al ciudadano debe cumplirle a los bogotanos y el pie de fuerza en la ciudad se ha disminuido.

Claro, porque el imaginario de los bogotanos es que solo se refuerza la seguridad cuando ocurren emergencias…

Yo no creo en la Secretaría de Seguridad, no creo que cada problema que hay entonces hay que crear una entidad que se encargue de ello, porque eso es burocracia, pero sí creo que se debe coordinar esas instancias junto con el Gobierno Nacional.

Además creo que debe haber una policía integral de seguridad con metas claras, con resultados medibles para que los recursos del Distrito a la Policía se den de acuerdo a esa política y a los resultados, es decir, esto que los bogotanos aportamos se pueda ver reflejado en resultados y en cifras.

Además de todos los tremas de control necesitamos hablar de programas de integración de los jóvenes, que se sientan parte de la ciudad, que tengan apoyo del Gobierno en temas de educación y de vínculo con la ciudad.

Estos proyectos y  esa red para reforzar los proyectos con los jóvenes se unen a las estrategias para mejorar la educación de la ciudad ¿Qué falta por hacer en este tema?

Hablamos de acceso a la educación con jornada completa, se ha avanzado y se va a llegar este año a 250.000 estudiantes, pero se debe trabajar más porque son cerca de 850.000 los que lo necesitan. Hablamos además de acceso a la educación superior, como el grado 12 como transición a la universidad, también de espacios en las diferentes localidades para que los jóvenes puedan liberar todo el tema artístico y cultural en su localidad y finalmente el acceso como tal a la educación superior.

Sobre esto ya hay unos programas que se están llevando a cabo como el de estudiar cuatro días y trabajar tres que les permite tener acceso a educación y a ingresos que son programas que se deben consolidar y aumentar.

Lo primero y fundamental para mi es que los jóvenes recuperen sus espacios en la ciudad, que no se sientan olvidados y que se les puedan ofrecer opciones para que no terminen en redes de delincuencia y microtráfico.

Y ¿qué pasará con los programas de salud?

En esta instancia se debe mirar cómo se consolida el programa de territorios saludables que es un programa  de salud preventiva y atención directa al ciudadano ya que con el modelo de aseguramiento en salud, que fue el que se adoptó, se pierde esos temas de prevención. Por eso creo que se debe reforzar, que se debe buscar la forma de consolidarlo y mejorarlo.

También esta el tema de la atención a al primera infancia.

Este es uno de los programas bandera dentro de la Bogotá Humana ¿No?

Si, es uno de los que más acogida ha tenido y que se debe reforzar y avanzar. Finalmente hay temas de mejoramiento de la red pública de los hospitales como la reapertura del San Juan de Dios.

Está entonces de acuerdo con la apertura del San Juan de Dios…

Sí y creo que se debe promover hospitales de primer nivel y de estudios científicos pero también hace parte de revitalización del espacio público, es paulatino pero sí se debe continuar trabajando para la apertura del San Juan.

Hay un tema en el que ha estado muy involucrada y es el del POT, ¿Qué va a pasar con esto?

Todo parece indicar que en lo que queda del año no va a ser levantada la suspensión del plan de ordenamiento territorial, muy desafortunada esa decisión del consejo de Estado una sola magistrada, que no tenía competencia, no quiso levantar la suspensión pero bueno, se puede no estar de acuerdo con las decisiones de los jueces pero se respetan.

El año entrante se podrá hacer una modificación estructural y yo seguiré en la línea de lo que fue esta modificación que fue muy atacada sin haber sido estudiada a fondo. ¿Los temas gruesos a modificar? Una regulación del crecimiento en altura y densificando, que haya instrumentos para que al tiempo que la ciudad se verticalice se genere espacio público, que se aumenten las áreas que por razones de riesgo no puedan ser urbanizadas y una articulación más clara del ordenamiento territorial al sistema de transporte masivo.

Pero, ¿hay algo que no le guste de este POT suspendido?

Mi única distancia es que creo que se debe hacer lo posible para que la gente se pueda quedar en su entorno, en zonas que se supone son de alto riesgo de derrumbes, porque uno de mis proyectos bandera es que las personas puedan vivir en los lugares que quieran sin ser expulsadas por temas burocráticos, que la gente pueda permanecer en las zonas donde habitan.

Hablando de este tema de densificación y es el de las localidades que son muy grandes, propusieron que se dividieran estas ¿Cree que eso se debe hacer? Y a la par está el tema de los  Gobiernos locales y que no se cumplen a cabalidad las competencias de la localidad…

Siempre hay resistencia porque hay identidades, aunque es cierto, hay localidades que tienen grandes poblaciones por eso creo que hay que hacer un tema de fortalecimiento de las alcaldías locales con claridad a las competencias que cumplen porque las tienen definidas y se tienen que fortalecer. Por ejemplo, el primer desajuste es que las juntas de acción comunal se eligen por votación y   las alcaldías no, entonces sí creo que es un tema de redistribuir las tareas, más que plantear unas nuevas divisiones.

Al ser Bogotá la capital, si eventualmente se firma la paz en Colombia, ¿cómo puede Bogotá aportar al posconflicto?

Según los expertos, Bogotá ha vivido los efectos del conflicto en el numero importante del desplazamiento y ahí hay que seguir trabajando porque no se han tenido las respuestas adecuadas en términos de reparación, pero igual indican que viene lo más difícil de una sociedad y es ser capaces de construir una paz duradera con políticas que involucran la inclusión y mejorar la equidad y la igualdad.

Entonces creo que Bogotá tiene ese camino de reconstrucción con temas de educación, de salud, de reducción de pobreza y la ciudad si puede mostrarle al resto del país como la apesta por la inclusión social es esencial para construir la paz.

Finalmente, se ha generado una idea de que ya no hay cultura ciudadana, de que es mejor golpear al ladrón que entregarlo a las autoridades, ¿Cómo hacer nuevas campañas de cultura ciudadana para volver a querer la ciudad?  

Eso que se construyó en su debido momento todavía está pero es que al no tener herramientas para la gente, como por ejemplo, al no construir el Metro, el TransMilenio no da abasto y eso genera los roces entre la gente, creo que el tema que las personas se debe reconocer como parte de un colectivo y de una sociedad y que la forma de convivir en la ciudad no es solo responsabilidad del Gobierno sino de todo el mundo.

Me parece que el punto de partida para eso es el del programa integral con los jóvenes, que sean ellos quienes aporten esas ideas para darle una estructura a ese renacer de la cultura ciudadana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo