Autoridades mantienen la alerta roja por desbordamiento del río Bogotá

La medida abarca a los municipios de Chocontá, Sesquilé y Suesca.

Por Publimetro

Varias familias damnificadas, vías anegadas, cultivos perdidos y ganado afectado dejó el desbordamiento del río Bogotá. Las autoridades informan que la vía que comunica Sesquilé con Chocontá y con Nemocón se inundó, varias viviendas cercanas al río quedaron totalmente anegadas por lo que los pobladores tuvieron que pasar la noche en una cancha de tejo para resguardarse del agua.

Video: Hombre intentó suicidarse lanzándose desde un puente peatonal

Néstor Franco, director encargado de la CAR, manifestó que debido a las crecientes del río Bogotá el abastecimiento hídrico en los municipios de Chocontá, Sesquilé y Villa Pinzón se vio afectado. “La primera gran preocupación es que tanto en Chocontá como Villapinzón y Suesca se han generado suspensiones parciales del servicio de agua potable, pero ya con la Empresa de Servicios Públicos de Cundinamarca ya se está suministrando a través de carro tanques mientras se hacen reparaciones necesarias”.

Los habitantes del norte del departamento de Cundinamarca están atentos a indicaciones de los organismos de emergencias que a lo largo de la cuenca alta mantienen Puestos de Mando Unificados, monitorizando posibles crecientes.

Video: Aterradora venganza de una mujer por supuesto caso de infidelidad en Bogotá

Autoridades anuncian medidas para que el río Bogotá no afecte a la capital

La Corporación Autónoma Regional (CAR) de Cundinamarca determinó abrir las compuertas de Alicachín como una medida preventiva ante la crecida del río Bogotá, con lo que se pretende que las aguas del afluente capitalino sigan hacia el Salto del Tequendama sin afectar a los sectores por donde cruza su cause (Chía, Bogotá y Soacha).

De igual forma la CAR informó que trabajará de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB) para mantener un monitoreo constante del embalse San Rafael, que capta aguas del río Teusacá para tratarlos y abastecer complementariamente a Bogotá, y de ser necesario realizar un desembalse controlado de las aguas de San Rafael hacia el río Teusacá, disminuyendo las posibilidades de que se generen desbordamientos.

Sindicatos piden contratar más de 1300 personas al Acueducto de Bogotá

Finalmente la entidad reportó que las zonas anegadas cubrían 420 hectáreas: en Chocontá (150 hectáreas), Suesca (150) y Sesquilé (150).

MÁS DE BOGOTÁ ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo