La caída del petróleo y su influencia en la economía colombiana

Por Colprensa

No es un secreto para nadie que la economía global, y claro la de Latinoamérica, dependen en gran medida de lo que pasa con los precios del petróleo.

En la actualidad, y desde el segundo semestre de 2014, el crudo viene reportando una pérdida de más del 50% de su valor, caída que no se registraba desde el 2009.

Según el exministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, la baja del precio del petróleo ha incidido en la confluencia de varios factores, destacándose entre ellos la ralentización del crecimiento de la economía global, que ha llevado al Fondo Monetario Internacional (FMI) a revisar sus proyecciones y a relajar la demanda de crudo y la sobreoferta de más de 2 millones de barriles por día, así como la distensión en el conflictivo en Medio Oriente.

A su vez, comentó que a nivel mundial “tanto la OPEP como la Agencia Internacional de Energía (AIE) coinciden en sus previsiones para este año con respecto a la perspectiva del mercado petrolero. Y es que la Oped señaló que el pronóstico para este 2015 pasará de 1.19 millones de barriles/día a 1.12 millones, y la AIE redujo sus proyecciones de 230 mil millones de barriles/día a 93.3 millones”.

Caso Colombiano

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, aseguró que el impacto de la fuerte reducción de los precios del crudo, junto con la aprobada reforma tributaria para las empresas en el país hizo que la industria petrolera cerrara el 2014 con tres factores complejos que incidirán en este 2015.

“El primero es la caída vertiginosa en los precios, el segundo es el impacto de la reforma tributaria sobre la industria y el tercera es que operar en Colombia es costoso y aún se presentan muchos problemas”, señaló Lloreda en diálogo con COLPRENSA.

Factores que se escapan de varias de las decisiones internas del país, como lo es la baja del precio del petróleo y dos que sí son de carácter interno, como la reforma tributaria y el costo de operación, son índices que para este 2015 estarían afectando el régimen fiscal y la capacidad de operar.

Independiente del análisis que se haga sobre precios y el inexorable golpe de la tributaria aplicada a las industrias, este año será vital para que Colombia se focalice en analizar los pro y contras que para el país trae el bajonazo en esta baja del precio del crudo, que le restan rentabilidad al negocio petrolero y desestimulan las nuevas inversiones en esta industria. 

Si bien el panorama pinta negro para Colombia con la baja del precio del crudo, no todo está tan mal, ya que el presidente Juan Manuel Santos aseguró hace unas semanas que Colombia tiene cómo compensar el efecto en la economía de la caída de los precios.

“Para contrarrestarlo hay que inyectarle más plata a aquellas actividades que generan más empleo y más demanda. Una de ellas es la construcción, la otra es la infraestructura. Así es como vamos a compensar la baja de la demanda por la caída de los precios del petróleo y por las dificultades a nivel internacional”, señaló Santos.

Lea también:

El ‘golazo’ que evitaría la baja en los precios de combustibles

El petróleo de Texas abre con un descenso del 0,12 por ciento hasta los 48,73 dólares

Wall Street abre con descensos y el Dow Jones cede un 0,37 por ciento

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo