Fin de año: entre tradiciones y agüeros

Por Colprensa

Las costumbres para fin de año son variadas, muchas personas en el mundo suelen aferrarse a las supersticiones, a las tradiciones y a los agüeros.

EN COLOMBIA

En el país, además de ver gente comiendo 12 uvas para cumplir deseos, dándole la vuelta a la manzana con una maleta para viajar el próximo año o bañándose en champaña para atraer el dinero, existen costumbres propias de las regiones que en su mayoría tienen que ver con gastronomía.

En Armenia, la gente acostumbra reunirse con toda la familia y hacer un sancocho o una frijolada para la cena.

Los bumangueses, sacan sillas a la calle, se reúnen con sus familias y vecinos y en una mesa ponen comida para ir picando mientras llega la medianoche. Como plato fuerte para las 12, sirven gallina rellena, pavo relleno, pernil de cerdo ahumado y capón (muchacho relleno). En la mañana del 1 de enero, se desayuna con tamal, chocolate, pan y queso.

En medio de la calle se reúne toda la familia, los manizaleños sacrifican un marrano frente a todo el mundo y lo fritan, a ese plato típico de la fecha le llaman ‘marranada’ o ‘fritanga’. Además preparan postres como hojuelas, dulces de mora, breva y piña y beben aguardiente.

En el Tolima se prepara sancocho de gallina, lechona o cualquier plato típico de la región, como cena de nochevieja, también se come envuelto de plátano e insulso y se baila toda la noche, a las 12 se quema el año viejo y se hace un brindis augurando fortuna para todos en el año que llega. Al día siguiente se desayuna con tamal y en la tarde se hace paseo de olla al río y se prepara sancocho en leña.

El 31 en la mañana, los caleños van al río Pance y se bañan con jabón rey o ruda, como agüero para atraer la buena suerte; los que no pueden ir, se bañan en su casa con sal marina para sacar de su cuerpo las malas energías. En la mesa de las familias de Cali solo hay algo que no puede faltar: las hojaldras. Al siguiente día, las familias hacen el tradicional sancocho de gallina a orillas del río Pance.

AL REDEDOR DEL MUNDO

En Edimburgo (Escocia) se celebra el Hogmanay, una gran fiesta en donde se renuevan costumbres ancestrales y las calles se llenan de personas que aprecian el espectáculo, principalmente en la hermosa Royal Mile.

Los británicos celebran el ‘first footing’ que consiste en ser el primero que visita a los amigos y a la familia, tras la campaña que anuncia el nuevo año. La persona más puntual tendrá que llevar algún presente como: dinero o pan y así gozará de buena suerte durante todo el año y nunca le faltará el dinero y la comida.

En Japón se tocan 108 veces las campanas de los templos budistas, con el objetivo de que quienes las escuchen no caigan en la tentación de cometer los 108 pecados que son propios de los seres humanos desde la creación.

Además, en el país nipón es típico comer ‘toshikoshi-soba’ para que la fortuna de la familia sea extensa como esos largos fideos.

Las doce uvas es una de las tradiciones preferidas para el fin de año, que nació en España y ha sido adoptada por otros países. Según esta costumbre, la persona come una uva por cada mes del año y pide un deseo que se pueda cumplir en ese tiempo, lo que constituye un fuerte simbolismo para los creyentes.

En Estados Unidos se acostumbra dar un beso a las 12 de la noche, lo que augura 365 días de compañía el próximo año.

Los italianos comen un plato de lentejas como símbolo de riqueza y dinero, así que entre más se coman, más dinero llegará.

Romper la vajilla después de la cena de fin de año, es una tradición en Dinamarca que representa cariño y buenos presagios.

La ropa interior parece ser imprescindible para recibir el nuevo año. En algunos países se utiliza el color rojo para atraer el amor y el amarillo para adquirir riquezas. En Filipinas, vestirse con un estampado de puntos se asocia con las monedas, lo que atrae dinero y buena suerte.

Vea también:

5 planes para pasar fin de año

10 agüeros para fin de año

10 Protagonistas de la noticia en 2014

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo